GreenEnergy’21 1-7/3 MB 900*96

Actualidad

Buscan soluciones sostenibles al problema fúngico del aguacate

Buscan soluciones sostenibles al problema fúngico del aguacate

El estudio “Desarrollo de mejoras en cultivo de aguacate afectado por hongos de las familias Botryosphaeriaceae a través del manejo del microbioma del suelo”, se ha centrado en el análisis de la microbiota del suelo y la colonización de microorganismos en el cultivo de aguacate y tiene el objetivo de aportar soluciones sostenibles al problema fúngico que presenta.

En España el cultivo del aguacate ha proliferado por toda la costa mediterránea y andaluza, especialmente en las zonas de Málaga y Granada. Sin embargo, desde 2007, se ha observado el deterioro de las copas de sus árboles a causa de un hongo aéreo perteneciente a la familia Boytrosphaeriaceae, que está afectando de forma preocupante a este cultivo.

El problema más importante que origina este hongo se produce en el momento de la implantación del árbol pues provoca una gran mortalidad en los ejemplares, lo que obliga a hacer replantaciones en los tres primeros años de cultivo.

Esta situación causa grandes pérdidas económicas y en casos severos puede secarse parcial, incluso totalmente, el árbol. Dado que el hongo aprovecha los momentos de mayor estrés para introducirse y propagarse por la planta.

Con el objetivo de buscar soluciones sostenibles a este problema mediante la valoración del proceso de colonización del árbol, nace el proyecto abordado conjuntamente por cuatro empresas: Fertinagro Biotech (empresa de nutrición vegetal referente nacional), S.A.T. TROPS (comercializadora de referencia en el cultivo de aguacate), Viveros Blanco (pionera en el cultivo del aguacate) y Savia Tropical (Servicios técnicos y consultoría), cuyos técnicos han formalizado esta colaboración, en la sede de S.A.T. TROPS, en Vélez Málaga.

Hay una serie de aspectos técnicos indispensable para minimizar dicho estrés y que el agricultor debería controlar y tener en cuenta para lograr éxito con este cultivo como son el portainjerto adecuado al suelo de la plantación (teniendo en cuenta su textura, ph, conductividad, etc.); la implantación de sistemas de control climático para amortiguar los efectos de las temperaturas extremas; el manejo hídrico de la parcela (para conseguir una correcta humectación del suelo y evitar así que se pudran las raíces) o el manejo agronómico de la parcela (adaptando las labores y el plan de fertilización según el momento fenológico del cultivo), entre otros.

No obstante, además de controlar todas estas técnicas, según han podido registrar los departamentos técnicos y de I+D+i de las empresas participantes en esta iniciativa, siguen siendo insuficientes para acabar con el ataque fúngico.

Por lo que, según Ángel Torres, director de Área Sur Oriental Fertinagro Biotech “mediante este proyecto que desarrollará nuestro equipo de I+D+i se van a estudiar otros factores como la parte microbiológica del ecosistema y la colonización por microorganismos protectores (sistema natural y efectivo de defensa de la planta) para dar así con la solución más adecuada al cultivo”.

 Objetivos del proyecto

Dada la gran diferencia que existe desde el punto de vista microbiológico y el físico-químico que presentan los suelos de evolución natural del aguacate frente a los suelos de nueva implantación, es muy relevante valorar si el árbol es capaz de realizar de forma adecuada y eficaz esa colonización.

Por ello, el primer objetivo del proyecto consistirá en valorar si existe una distribución microbiológica del suelo que reduzca el ataque, mediante el estudio metagenómico de muestras de diferentes suelos; y el segundo objetivo será observar la capacidad de colonización microbiológica de los diferentes árboles.

Según los resultados, se aplicarán unas soluciones u otras. Por ejemplo, si resulta que el problema es microbiológico, se desarrollarán productos orgánicos especiales de fondo que preparen el suelo.

Por el contrario, si se demuestra que el problema es de comunicación y colonización de la planta, se generarán bioestimulantes de aplicación en riego para potenciar la colonización por microorganismos autóctonos.