Actualidad

Corteva Agriscience y Fademur presentan a las tres ganadoras del Programa TalentA

Corteva Agriscience y Fademur presentan a las tres ganadoras del Programa TalentA

El programa TalentA, puesto en marcha por Corteva Agriscience, compañía especializada en tecnología aplicada a semillas, protección de cultivos y agricultura digital, y la Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales en España (Fademur), ha recibido 55 solicitudes, de las que finalmente se han seleccionado tres proyectos: un ganador y dos finalistas.

La primera edición del Programa TalentA, una iniciativa pionera de capacitación y financiación para mujeres emprendedoras del entorno rural, ha finalizado con la entrega de premios a los tres proyectos de emprendimiento rural, en un acto enmarcado en el Día internacional de la Mujer. El acto tuvo lugar en Sevilla, y estuvo presidido por Manuel Melgarejo, presidente de Corteva para España y Portugal y de Teresa López, presidenta de Fademur, quienes entregaron los premios a la ganadora y las dos finalistas.

El jurado, formado por representantes expertos de ambas entidades, ha valorado diferentes criterios que van desde la innovación, la lucha contra la despoblación, el impacto y la sostenibilidad, el empoderamiento económico hasta la posibilidad de réplica del negocio.

Tres proyectos ganadores

El primer premio ha sido para Rosa González Chimeno, por su iniciativa Pastando con lobos, un proyecto que nace en Sanabria (Zamora), un área con la población de lobos más alta de España. Su modelo está centrado en la coexistencia de su rebaño de más de 1.000 ovejas en régimen sostenible con el lobo y la vida silvestre del territorio. Un proyecto que promueve el bienestar animal y la alimentación saludable del ganado en nuestro territorio.

Por otro lado, Alicia Benade Durán recogió uno de los dos premios finalistas, por su proyecto Trigo y Limpio, un proyecto que pretende volver a los orígenes y a la tradición en la fabricación del pan mediante la utilización de variedades autóctonas de trigo, el trigo Callobre gallego, y un procedimiento de molido en piedra para crear un pan sostenible elaborado con harina artesana y natural.

Y, por último, Ana María Acevedo García obtuvo otro de los premios finalistas por su proyecto Flor Galana, un proyecto centrado en el cultivo, proceso y comercialización de auténticas habas asturianas, que recientemente ha puesto en marcha un envase innovador “Fabafresh”, que alarga la vida de las alubias frescas para mantener su esencia y su conservación.

Las tres beneficiarias cuentan con acceso a la lanzadera de emprendedoras rurales Ruraltivity, de Fademur, que incluye programas de formación sobre diferentes áreas de negocio (ecommerce, uso de redes sociales, plan de negocio, técnicas comerciales, etc.) y asesoramiento empresarial continuo durante todo el año, así como una campaña de difusión y visibilidad entre asociadas, instituciones, medios de comunicación y redes sociales. Por su parte, la ganadora recibirá una dotación económica por valor de 5.000 € para impulsar su proyecto.

La iniciativa, presentada el pasado 15 de octubre, con motivo del Día Internacional de la Mujer Rural, por ambas entidades, pretende poner de relieve el papel que las mujeres rurales desempeñan en el sector y apoyarlas en el desarrollo de sus proyectos.

Manuel Melgarejo, presidente para Iberia de Corteva Agriscience, ha resaltado la importancia de apoyar y capacitar a las mujeres rurales para el desarrollo del mundo rural. “Las mujeres siguen encontrándose barreras en el sector agrario, por un lado, las que tienen que ver con la falta de acceso a formación, la falta de servicios básicos o el acceso a las nuevas tecnologías. En Corteva estamos firmemente comprometidos y creemos que la formación y el soporte económico son la clave para despegar. Nuestra labor será apoyarles en este proceso para que tengan ese impulso necesario para que sus proyectos puedan consolidarse”, ha explicado Melgarejo.

Por su parte, Teresa López, presidenta de Fademur, ha resaltado que “el Programa TalentA reconoce el esfuerzo que las mujeres realizan en su día a día, gracias al cual sobrevive el medio rural. Por ello, queremos facilitar que las mujeres rurales encuentren oportunidades y sean económicamente independientes y así contribuir a frenar el despoblamiento”.