Care/Trimble MB 900*96 18-30/11

Actualidad

El Grupo Operativo Anpstand impulsará la rentabilidad del sector porcino

El Grupo Operativo Anpstand impulsará la rentabilidad del sector porcino

Los trabajos que se se van a llevar a cabo contemplan ensayos, protocolos y manuales de actuación encaminados a garantizar las óptimas condiciones de los animales para inseminación.

Para lograrlo, se creará un estándar de calidad seminal para todos los centros de inseminación de porcino de España, en el que además se especificarán las características mínimas que deben cumplir las dosis elaboradas. Estos trabajos finalizarán en junio de 2021, según ha explicado Llorente.

“El trabajo que están abordando criadores de porcino selecto, centros de inseminación e investigadores, bajo el Grupo Operativo Anpstand, impactará de forma directa en la rentabilidad del sector porcino español, gracias a que su principal objetivo es, a través de la innovación, mejorar en todas sus áreas para ganar en competitividad en inseminación artificial”, así lo ha afirmado la directora técnica de la Asociación Nacional de Porcino Selecto (ANPS), Adoración Llorente.

En total, son diez protocolos que exigen a los centros de inseminación acogidos a dicho estándar, el cumplimiento de una serie de requisitos tanto en instalaciones; manejo de los animales, bioseguridad, bienestar animal y sanidad e higiene, como en los procesos de trabajo; recogida de semen, procesado del eyaculado y conservación y distribución de dosis, el control de calidad y la trazabilidad de los datos; y medio ambiente.

Beneficios para el sector y el conjunto de la sociedad

La inseminación artificial, según ha destacado Llorente, tiene claras ventajas, como un intenso control sanitario, una rápida difusión del progreso genético o una disminución de los costos económicos de las granjas. Por su parte, los ganaderos españoles de porcino mejorarán su productividad y, por tanto, su rentabilidad.

También, la directora de la ANPS ha afirmado que esto incide de forma directa en la creación de empleo de calidad en zonas rurales, donde se encuentran de forma mayoritaria las granjas de porcino y los centros de inseminación. Además, el consumidor, se beneficiará de productos de mayor calidad, gracias a todas estas mejoras que se abordan desde las propias explotaciones.