Agrialgae_Sup

Actualidad

El Ifapa participa en un proyecto europeo sobre salud de suelos agrícolas

El Ifapa participa en un proyecto europeo sobre salud de suelos agrícolas

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de Andalucía a través del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera de Andalucía (Ifapa) participa en el proyecto H2020 Best4Soil, en el que expertos en la materia de 20 países europeos promueven el conocimiento existente y disponible para su aplicación sobre las mejores prácticas de manejo de los suelos agrícolas, con el fin último de mantener, mejorar, o restablecer la salud del suelo agrícola en Europa.

A través de la página web del proyecto (www.best4soil.eu, disponible en 12 idiomas, y pronto en 22) cualquier interesado o preocupado por la salud y la supresividad del suelo (inmunidad a enfermedades) puede acceder al material divulgativo relacionado con la salud del suelo y las enfermedades edáficas que afectan a los cultivos herbáceos, hortícolas y abonos verdes, que durante más de un año ha preparado un equipo de expertos.

Este material incluye videos tutoriales, hojas divulgativas y una herramienta online (databases) sobre patógenos edáficos y su interacción con las plantas.

De esta forma, cualquier usuario puede participar de una manera directa en la web a través del apartado “Tu opinión importa”, donde puede aportar su opinión y valoración sobre los materiales y herramientas disponibles.

Además, dado que la misión de la red temática se focaliza en el intercambio de conocimientos, experiencias e inquietudes entre los distintos actores del sector agrícola (asesores, productores, investigadores, educadores, empresas etc.) preocupados por la salud y la supresividad del suelo, se puede realizar el registro en la web indicando sus intereses o inquietudes para así llegar a tejer una red temática sobre salud de suelos práctica que sea realmente útil.

Hasta septiembre de 2021 están previstas múltiples actividades divulgativas y formativas en los 20 países europeos participantes.

Estas actividades incluyen la realización de talleres, principalmente, sobre las mejores prácticas impulsadas y el empleo de las bases de datos, así como la creación de las denominadas “comunidades de práctica”, consistentes en grupos de personas interesadas que comparten conocimientos sobre un tema específico, existiendo la posibilidad de organizar talleres sobre el tema de interés de estas comunidades de práctica.