Actualidad

El regadío y su modernización, claves para el desarrollo de la agricultura española

El regadío y su modernización, claves para el desarrollo de la agricultura española

El Consejo de Colegios Oficiales de Ingenieros Agrícolas reunió el pasado miércoles 21 de junio en Madrid a numerosos expertos en agricultura de regadío y materia hídrica, en la jornada ‘Sostenibilidad en los usos agrícolas del agua’, celebrada en el Mapama. Una de las conclusiones extraías fue la de seguir apostando por la modernización del regadío para una mayor eficiencia hídrica.

La jornada fue inaugurada por Javier Lorén, presidente del Consejo de Colegios Oficiales de Ingenieros Agrícolas, y Esperanza Orellana, directora general de Desarrollo Rural y Política Forestal del Mapama. Durante su ponencia, Javier Lorén destacó que la importancia de la agricultura de regadío por ser un sector estratégico en nuestro país y, parafraseando al ex ministro Lamo de Espinosa, aseguró que “la agricultura española será de regadío o no será”.

Por su parte, Orellana hizo hincapié en la importancia de la innovación y la formación de los técnicos para mejorar la gestión del agua, así como en el esfuerzo realizado en los últimos años en materia de modernización del riego para conseguir una agricultura más productiva y sostenible. “La agricultura tal y como la conocemos nos puede existir sin el regadío, y este debe ser defendido sin titubeos”, apuntó Orellana, que, en relación a la formación, señaló que “de nada sirve disponer de nuevas tecnologías si los agricultores no están formados para usarlas en el campo”. Esperanza Orellana anunció además que tras el verano podrá presentarse un borrador de la Estrategia Nacional de Regadío, que buscará adaptar la agricultura de regadío a los nuevos desafíos del cambio climático, con especial atención a la mejora de las eficiencias energética e hídrica.

 

La necesidad de un Pacto de Estado del Agua

El ex ministro Jaime Lamo de Espinosa destacó la importancia de un Pacto de Estado del Agua.

El ex ministro Jaime Lamo de Espinosa destacó la importancia de un Pacto de Estado del Agua.

Precisamente, el citado Jaime Lamo de Espinosa fue el responsable de una interesante ponencia bajo el título “Los nuevos paradigmas del agua”. El que fuera ministro de Agricultura entre 1978 y1981 y actual catedrático emérito de la Universidad Politécnica de Madrid, afirmó que en el regadío “está el éxito de la carrera de los alimentos frente a la demanda de una población creciente”. Tras un repaso por la situación mundial –más necesidades de alimentos, menos superficie agrícola utilizada y menor disponibilidad de agua azul, entre otros aspectos- y las consecuencias derivadas  a los que la sociedad se enfrenta –menos ha/habitante y menos m3/habitante- pasó a comentar la situación en nuestro país. En este sentido, Lamo de Espinosa señaló la necesidad de un Pacto de Estado del Agua “que deje al margen cuestiones políticas o territoriales para enfocarse en las necesidades de todos los ciudadanos mediante la interconexión de cuencas”; e incidió en la importancia de aumentar la inversión en infraestructuras.

Joaquín Rodríguez Chaparro, director general de la Sociedad Estatal de Infraestructuras Agrarias (Seiasa), centró su ponencia en datos que ayudaron a contextualizar la situación actual del regadío en España y de su modernización, y destacó el papel de las comunidades de regantes en esta materia. Rodríguez comentó que la inversión total destinada entre 2000 y 2016 a la modernización del regadío se situó en los 1.910 millones de euros. Esta inversión ha hecho posible que la producción agraria en este periodo haya pasado del 56% a 67% sobre la total, y en consecuencia, la exportación hortofrutícola española ha llegado a los 12,8 millones de toneladas. En este contexto y en paralelo, el volumen de agua utilizado en agricultura se ha reducido en un 15% en solo 10 años.

La jornada incluyó otras dos ponencias a cargo de Alejandro Pérez Pastor, vicerrector de Innovación y Empresa de la Universidad Politécnica de Cartagena, y José Luis Moreu, catedrático de Derecho de la Universidad de Zaragoza. El primero de ellos presentó el proyecto Life+ Irriman. Con un presupuesto de cerca de 1,8 millones de euros, este proyecto persigue alcanzar un ahorro de hasta el 30% en distintos cultivos tanto del consumo de agua como de energía, dos de las principales preocupaciones que, como apuntó Pérez Pastor, afectan a las comunidades de regantes. Por su parte, José Luis Moreu, catedrático de Derecho de la Universidad de Zaragoza, ha analizado la difícil distinción que existe entre las aguas privadas y públicas, así como sus consecuencias, una materia directamente ligada a la legislación y que ha sufrido el vaivén de las decisiones políticas, según su opinión, no siempre acertadas.

 

Mesa redonda sobre el regadío y su modernización

La mesa redonda, moderada por la periodista Lourdes Zuriaga, abordó diferentes aspectos relacionados con la modernización del regadío.

La mesa redonda, moderada por la periodista Lourdes Zuriaga, abordó diferentes aspectos relacionados con la modernización del regadío.

La jornada contó con una mesa redonda, moderada por Lourdes Zuriaga, presidenta de la Asociación de Periodistas Agroalimentarios de España (Apae), en la que han participado Manuel Navarro, subdirector general adjunto de Regadíos y Economía del Agua, del Mapama; Andrés del Campo, presidente de Fenacore, Luis Tirado, delegado territorial de SEO/BirdLife en Aragón; Leonor Rodríguez Sinobas, profesora de la ETSI Agronómica, Alimentación y Biosistemas de la Universidad Politécnica de Madrid; y Salvador García Todolí, director gerente de Igeval.

Manuel Navarro ha apuntado que es necesaria una revolución verde, con el desarrollo de nuevos cultivos que sean más eficientes con el agua, que en cualquier caso seguirá siendo necesaria para intensificar la producción. Por su parte, Andrés del Campo, de Fenacore, ha querido destacar cómo en materia de agua, la contaminación política es peor que la contaminación difusa, porque complica los procesos, enturbia las relaciones entre autonomías y no tiene en cuenta el interés común. Luis Tirado, de SEO/BirdLife Aragón, ha incidido en que la modernización de regadíos sujeta a la población y la población a su vez favorece la biodiversidad. Leonor Rodríguez Sinobas, por su parte, ha incidido en que la modernización será realmente útil si se apoya en datos climáticos fiables y se ajusta a cada cultivo y territorio. Por último, Salvador García, gerente de Igeval, ha hablado de su visión como técnico y en la creatividad que es necesaria aplicar en cada proyecto de modernización de regadío, al igual que para la búsqueda de financiación.