Actualidad

Ficosterra, la única empresa española elegida para participar en el programa que contribuirá a la agricultura del s. XXI

Ficosterra, la única empresa española elegida para participar en el programa que contribuirá a la agricultura del s. XXI

Ficosterra, empresa española de biotecnología marina, ha sido elegida por el Programa de Naciones Unidas para el Progreso y el Desarrollo como la única empresa de nuestro país que participará en el Ocean Innovation Challenge (OIC), cuyo objetivo es el impulso y complimiento del Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) número 14.

La empresa española ha sido elegida entre más de 600 candidaturas de todo el mundo para participar en este programa de investigación que pretende contribuir al diseño de la agricultura del siglo XXI.

El proyecto de Ficosterra se propone demostrar que el uso de bioestimulantes permite reducir la contaminación de las aguas, a la vez que aumenta hasta en un 15% de media la productividad de las cosechas.

Con el soporte de la Agencia Sueca de Cooperación para el Desarrollo Internacional (ASDI) y la Agencia Noruega para Cooperación al Desarrollo (Norad), un equipo multidisciplinar de ingenieros agrónomos y biólogos de Ficosterra iniciarán a lo largo de este verano unos ensayos con la Universidad Hassan II de Marruecos y el Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada, Baja California (Cicese), de México.

Las investigaciones se realizarán en laboratorio y campo enbrócoli, cultivo seleccionado para este diseño experimental.

Este ensayo también ofrece efectos positivos a los países de origen donde se realiza, Marruecos y México, al suponer un desarrollo puntero en el campo que puede generar nuevas oportunidades laborales a medio y largo plazo, además de permitir a los agricultores de estos países implementar las últimas tecnologías en el manejo de los cultivos.

El uso masivo de fertilizantes de origen mineral genera anualmente 13 millones de toneladas de fósforo y nitrógeno no asimilados por los cultivos que llegan desde los ríos a los mares y océanos contaminándolos, según la UNDP.