Cripthum MB 900*96 22-29/9

Actualidad

La fertilización en cobertera, esencial para optimizar rendimientos en el proyecto LIFE + Futuro Agrario

La fertilización en cobertera, esencial para optimizar rendimientos en el proyecto LIFE + Futuro Agrario

En el segundo año del proyecto LIFE + Futuro Agrario  en los regadíos del canal Algerri-Balaguer, las encuestas y el trabajo de asesoramiento efectuados a los agricultores de la zona permiten entrever, según el Departamento de Agricultura de la Generalitat de Cataluña, qué puntos de mejora se detectan en las explotaciones agrarias colaboradoras, entre los que destacan la dosis, el momento de aplicación, y la maquinaria utilizada para la fertilización de los cultivos.

El nitrógeno es uno de los nutrientes en el que se pone más atención y es, al mismo tiempo, uno de los elementos con los que hay más margen de mejora. Así, optimizar la fertilización nitrogenada debe ser uno de los objetivos prioritarios para tratar de reducir el 30% de los costes directos –que puede llegar a representar la fertilización en cultivos como el maíz en regadío– y pasa por aprovechar al máximo el nitrógeno que se aplica al cultivo.

Una de las tareas en las que existe un margen de mejora más grande, en cuanto a la eficiencia de la utilización del nitrógeno para los cultivos, es la fertilización en cobertera.

Combinación de abonos

Es todavía demasiado común encontrar fincas agrícolas en que toda la fertilización se aplica antes de la siembra de los cereales. Y a raíz de los datos recogidos en las encuestas de los agricultores que colaboran en el proyecto, se observa una tendencia de mejores rendimientos en maíz en aquellas parcelas en las que se combina abonos orgánicos antes de la siembra con abono mineral aplicado en cobertera.

Esta combinación entre abono orgánico y abono mineral es aún más interesante desde un punto de vista económico dado que la aplicación razonada de deyecciones ganaderas en fondo ayuda a reducir los gastos. Los ensayos experimentales en fertilización corroboran esta estrategia como la mejor alternativa para compaginar rendimientos, beneficio económico y medio ambiente.

Uno de los datos más preocupantes encuentros raíz de las encuestas y los asesoramientos durante el primer año de proyecto es que el 30% de las fincas no aplica el abono mediante el sistema de riego a pesar de disponer de sistemas por aspersión o pivot.

Aunque sin ningún fundamento, entre los motivos principales destaca el “presunto” deterioro de las tuberías debido al abono utilizado. Y hay que decir que invertir esta tendencia ayudaría a incrementar la eficiencia de la fertilización aplicado en un porcentaje importante.