Actualidad

La Universidad de La Rioja plantea reducciones en la demanda energética de la industria enológica

La Universidad de La Rioja plantea reducciones en la demanda energética de la industria enológica

Rubén Celorrio Lázaro, en su tesis doctoral Metodología de la demanda energética basada en medida y verificación, eficiencia energética y energías renovables. Aplicación a procesos en frío en la industria enológica, plantea reducciones del 30 al 50% en la demanda energética de la industria enológica.

La energía está presente en todas las actividades humanas y, por tanto, la necesidad de energía crece con el desarrollo de la humanidad. La coyuntura energética actual, con previsiones de incremento continuado de los precios, reduce la competitividad de las organizaciones e inestabiliza la economía de los países. Además, todo consumo innecesario supone un coste que no aporta valor al producto por el que el cliente no está dispuesto a pagar, reduciendo en consecuencia el beneficio de las organizaciones.

En su tesis doctoral, a cargo del Departamento de Ingeniería Mecánica de la Universidad de La Rioja, dirigida por Julio Blanco Fernández y Emilio Jiménez Macías, Rubén Celorrio desarrolla una metodología para la reducción de la demanda energética basada en medida y verificación, eficiencia energética y energías renovables. La acción conjunta desde la información real del propio proceso en los tres conceptos indicados permite maximizar los resultados conseguidos, optimizando globalmente el sistema energético, reduciendo el impacto económico y medioambiental en el mayor grado posible.

En concreto, plantea tres casos prácticos de aplicación de la metodología desarrollada aplicados a procesos de refrigeración en la industria enológica. Los procesos de refrigeración son los principales consumos energéticos en bodegas. Las aplicaciones prácticas se desarrollan sobre procesos de fermentación alcohólica, maceración prefermentativa en frío y estabilización por frío.

Los resultados de la investigación del doctor Celorrio plantean reducciones en la demanda energética del 30% «fácilmente conseguibles en muchas ocasiones sin grandes inversiones en equipamiento», aunque considerando el uso de las energías renovables, la eficiencia energética y una adecuada gestión energética activa a través de la medida y verificación de la instalación se consiguen reducciones de la demanda energética superiores al 50%.

(Visited 153 times, 1 visits today)