Confia en Michelin MB 900*96 5-11/12

Actualidad

Nueva aplicación que analiza la aceituna a su llegada a la almazara

Nueva aplicación que analiza la aceituna a su llegada a la almazara

Esta tecnología permite determinar rápidamente y con precisión la humedad y la cantidad de aceite en las aceitunas enteras.

Este instrumento de espectroscopía en el infrarrojo cercano (NIR por sus singlas en inglés) permite analizar en tan solo segundos y con gran precisión la grasa y la humedad presentes en las aceitunas, ya sea enteras o a partir de una pasta.

“Es una solución que puede tener un gran impacto en el mercado oleícola, concretamente en las almazaras, pues permite el análisis intacto de la aceituna en su recepción con el fin de conocer rápidamente su rendimiento industrial. Este proceso de análisis inmediato elimina la necesidad de crear la muestra, actividad que suele ser tediosa y costosa, permitiendo tanto al agricultor como al productor evaluar la calidad de la materia prima y su justo precio al momento de su llegada a la almazara”, ha comentado Attilio Focarete, director general de Perkin Elmer para Italia, España y Portugal, empresa que ha desarrollado esta herramienta.

Para el sector oleícola es clave poder determinar de forma rápida y precisa la humedad, la grasa total y el rendimiento industrial de las aceitunas en el momento en el que se reciben en las almazaras, ya que estos parámetros definen la cantidad de aceite que puede extraerse del fruto.

Además, la acidez de la aceituna afecta a la calidad del aceite de oliva que luego se produce con ella y es un indicador para determinar si estos frutos han sido recogidos de los árboles o del suelo.

Hasta ahora, para analizar el rendimiento de las aceitunas, era necesario realizar una preparación consistente en molturar el fruto, tomar una muestra de la pasta resultante y analizarla en el laboratorio por vía húmeda; un proceso que requiere más tiempo, dinero y esfuerzo que el análisis de la aceituna entera y que, además, conlleva un mayor impacto medioambiental por el uso de diferentes reactivos químicos.

La tecnología de NIR es una óptima aliada para el análisis de productos agroalimentarios. Al contrario de los métodos tradicionales, no requiere de preparación de la muestra ni el uso de químicos o consumibles, pues analiza el producto de forma directa y en menos de 10 segundos.

Se trata de un método más rápido, económico y sostenible. Además, esta nueva aplicación presente en el instrumento DA 7250 permite determinar rápidamente y con precisión el aceite y la humedad en el orujo de oliva (subproducto resultante del proceso, formado por pulpa, piel y hueso), optimizando la extracción y reteniendo el máximo de aceite de alto valor como sea posible.

España ocupa el primer lugar a nivel mundial en superficie y producción de aceite de oliva. El país produce el 45% del aceite de oliva del mundo y el 60% del de la Unión Europea (UE), siendo además el exportador número uno de este producto, lo que demuestra la importancia que herramientas como el DA 7250 pueden tener en el sector y la economía.