Cripthum MB 900*96 22-29/9

Actualidad

Un sistema pionero de calidad de la aceituna para aceite de oliva

Un sistema pionero de calidad de la aceituna para aceite de oliva

La Sociedad Cooperativa Andaluza (SCA) San Sebastián  cuenta con un nuevo sistema de control de calidad de la aceituna para el aceite de oliva virgen extra (Aove). Por ello, han tenido que reestructurar los procesos de producción e incluir modernas instalaciones para realizar la clasificación de calidades de aceituna, como un laboratorio o el panel de catas.

El pasado mes de noviembre, esta cooperativa andaluza presentó la campaña de producción, con la implantación de un nuevo sistema de control de calidad de la aceituna para el aceite de oliva. Según los datos de mercado, la tendencia actual de consumo nacional señala un excedente de producción, cuya salida será la exportación. Por este motivo, la calidad, sinónimo de diferenciación, seguridad y precio, son los valores sobre los que va a apostar la cooperativa a la hora de hacer frente a la gran competencia.

De este modo, el nuevo sistema se va a ofrecer a los más de 1.000 socios con los que cuenta San Sebastián SCA. El proceso de control de calidad comienza en el propio olivar, donde se pondrá a disposición del agricultor técnicos cualificados, que asesorarán para conseguir no sólo una aceituna de calidad, sino una gestión rentable de la explotación agrícola.

Al llegar a la cooperativa la aceituna cosechada, las diferentes partidas son analizadas (dos muestras por partida) en las instalaciones que dispone para tal fin, durante un proceso de selección de calidad. Por un lado, se analizan los parámetros físicos de las muestras (acidez, humedad, rendimiento e índice de peróxidos) en el moderno laboratorio de nueva construcción. Por el otro, en el panel de catas, expertos catadores de la DO Montes de Granada se encargan de realizar la clasificación organoléptica del material.De forma inmediata, se obtiene información relevante para determinar la calidad de cada partida.

Tras el análisis de los datos obtenidos, se realiza la división de las partidas de aceituna según su calidad, consiguiendo diferenciar el producto final. Este clasificación permitirá que los lotes de procesos como la molturación sean más homogéneos, dando mejores resultados en la producción de Aove.