Ayudas y PDRs

Relevo generacional, creación de empleo, estímulo a la innovación y el cambio climático, las grandes prioridades del PDR catalán 2014-2020

Relevo generacional, creación de empleo, estímulo a la innovación y el cambio climático, las grandes prioridades del PDR catalán 2014-2020

“Cataluña ha alcanzado los objetivos de desarrollo del sector agroalimentario: se ha promovido la mejora de la competitividad del sector y el apoyo a las prácticas agrarias y silvícolas sostenibles”, así lo afirmó el pasado 21 de junio la consejera de Agricultura de la Generalitat de Cataluña, Meritxell Serret, tras el Comité de Seguimiento del Programa de Desarrollo Rural (PDR), que se reunió en Lleida para hacer balance del PDR Cataluña 2007-2013 y hacer el seguimiento del período 2014-2020.

La consejera destacó que “las principales prioridades del Programa de Desarrollo Rural han sido promover el relevo generacional de las explotaciones agrarias y la primera instalación de jóvenes agricultores, proyectos que, junto con la modernización de las explotaciones, han reunido buena parte de las ayudas de este PDR “.

El PDR de Cataluña 2007-2013 se cerró con una inversión de más de 943 millones de euros de fondos públicos, inversión que se multiplica, ya que la mayoría de gasto público va dirigida a medidas que apoyan inversiones, principalmente privadas. Así, en total, se ha generado una inversión de 1.332 millones de euros y la creación directa de 6.294 puestos de trabajo, los cuales ascienden a 13.651 en Cataluña si se cuenta también el empleo indirecto creado.

La Generalitat de Cataluña es la Administración que ha aportado más fondos, con 398.670.814 euros, lo que representa el 42,3% del total. La Unión Europea (Fondos Feader), con 313.957.685 euros, ha aportado el 33,3% y, finalmente, la Administración General del Estado, con 230.435.775 euros, un 24,4% del total.

Las ayudas se dirigieron a 4 ejes: mejora de la competitividad de explotaciones (489,49 M €);  mejora del medio ambiente y del entorno rural (361,21 M €); calidad de vida y diversificación de la economía rural (con 21,19 M €), programa Leader (69,70 M €).

En cuanto a la mejora de la competitividad del sector agroalimentario, se destinaron unos 152,5M€ a la modernización de explotaciones, de los que han sido beneficiarias un total de 4.886 explotaciones agrarias.

Se potenciaron las medidas dirigidas a dar salida de las producciones agrarias, con especial apoyo a la transformación de los productos y la orientación al mercado. En este sentido, se ha impulsado la participación de los productores en la cadena agroalimentaria, ya que el 48% de las industrias agroalimentarias que tuvieron ayuda son cooperativas y SAT (que agrupan un total de 13.265 productores).

Además, el PDR dio un claro apoyo a la calidad de los productos: el 81% de las etiquetas de calidad catalanas se ha beneficiado de las ayudas que compensan los costes de certificación; y también se ha ayudado a la promoción y difusión de estas etiquetas, generando una demanda de los consumidores y mejorando las posibilidades de venta.

Otro capítulo destacado son los 60 M € destinados a la instalación de jóvenes agricultores, unas ayudas de los que se beneficiaron 1.651 jóvenes, 423 de los cuales son mujeres. Esta medida permitió consolidar un total de 1.698 puestos de trabajo.

En cuanto a los proyectos que contemplan la ejecución de inversiones con mejoras ambientales, estos han supuesto entre el 20 y el 30% de las solicitudes y, principalmente, contribuyeron a optimizar tanto la eficiencia energética, como la hídrica y la gestión de residuos en explotaciones, industrias y otras empresas.