Comunidad

Calculando la huella hídrica para preservar el entorno

Calculando la huella hídrica para preservar el entorno

Verdcamp Fruits apuesta por los cálculos de huella hídrica y de huella de carbono en sus cultivos. Por ejemplo en su cultivo más representativo como la producción de sandía Fashion calcula el volumen de agua empleado y su impacto con el objetivo de reducir un 30% su consumo y un 30% el de fertilizantes, y lo realiza de forma pionera en Europa. Pero también el cálculo se extiende a la huella de carbono. Estos cómputos se verifican en 10 cultivos hortofrutícolas, botón de muestra de una notoriedad que han puesto a esta empresa familiar en el mapa de la innovación en este ámbito, que se refleja en el interés de las cadenas de distribución internacionales por sus productos.

 CÉSAR MARCOS. Periodista agroalimentario

IMG_9798Es una empresa familiar sensible por la sostenibilidad medioambiental. “En un entorno turístico como es la costa de Tarragona, mantenemos la huella verde con la producción agrícola”, sostiene Ernest Mas, responsable técnico de cultivos en Verdcamp Fruits. Son 300 hectáreas, la mayoría en producción integrada y unas 70 en ecológico, en Cambrils, de una empresa familiar pionera en Europa en realizar el cálculo y verificación de su huella hídrica y de carbono en el cultivo de sandía Fashion, acorde a las metodologías internacionales más reconocidas (Water Footprint Network, PAS 2050).

La huella hídrica y de carbono se realizan en Verdcamp Fruits en cultivos como la sandia Fashion (pioneros en Europa), calçot (primeros en el mundo), kale, bimi, hinojo, escarola, alcachofa y calabaza (primeros en Europa), además de calabacín y coliflor. Asimismo se efectúan utilizando eFoodPrint Environment, un software que proporciona los indicadores para justificar el cumplimiento de diferentes normativas de calidad internacional.

“Es innovador decir que trabajamos sobre la verificación del cálculo de huella hídrica para llegar ahorrar agua y fertilizantes”, señala Mas. Las miras están puestas en lograr la reducción de un 30% en el consumo de agua y de un 30% en fertilizantes en Sandía Fashion. Verdcamp Fruits está revolucionando el cultivo de la sandía. Pertenece a las 17 empresas agrícolas que la cultivan en España y la única en Cataluña. “Al ser un cultivo de verano el consumo de estos insumos es importante, por lo que nos hemos iniciado en el cálculo y la verificación de su huella hídrica”, añade.

¿Qué conlleva la huella hídrica?

IMG_1719La huella hídrica no es más que un indicador que mide el volumen de agua usado para para producir, pero tomando en cuenta el volumen de agua consumido de forma natural (verde) , extraído (azul) y si fuera el caso contaminado (gris) para realizar la propia producción.

Para obtenerla, se combina la huella hídrica verde o fracción de huella que procede directamente del agua de lluvia y que se almacena en el suelo en capas superficiales al alcance de las plantas. Por otro lado, se tiene en cuante la huella azul o el agua que procede o se capta de fuentes naturales o artificiales mediante instalaciones operadas por el hombre. Y por último, la huella gris se refiere al volumen de agua contaminada en los procesos.

E10F49FF-41E3-4F6C-B223-83E648CBAE6AErnest muestra cómo se mide la huella hídrica en la práctica. “Empezamos el año pasado a usar sensores un poco especiales”. Extrae del suelo un tubo cilíndrico de 60 cm, con apariencia de sensores de humedad. Cada 10 cm nos proporciona humedad, conductividad y temperatura del suelo. Se eligió usar estas herramientas en vez de tensiómetros, que no tienen una lectura constante. Los sensores que emplea Verdcampfruits da una lectura cada 7 minutos y los datos se envían mediante GPRS o vía on line. Los valores se plasman en unas gráficas que generan tendencias.

 

Más que un número

grafics regsAl final la huella hídrica es un número, “que calculamos y verficamos”, es decir,  unos litros consumidos por kilos de producto, “pero ese número cobra importancia al plantearse cómo rebajarlo para prepararnos en un escenario de futuro ante la escasez de recursos hídricos. Estamos seguros que nos hará más competitivos”, sentencia el responsable técnico de Verdcamp Frutis.

La huella de carbono mide el impacto sobre el calentamiento global provocado por la emisión de Gases de Efecto Invernadero (GEI). “Con ello te vas dando cuenta qué insumos tienen mayor o menor relevancia en estos términos y lo mides con los inputs que necesitas desde su fabricación y empleo en el campo“, indica Mas, quien insiste en que estas huellas están verificados como muy pocos porductores agrícolas lo hacen. Los que dejan más huella de carbono son fertilizantes y gasoil, y por ejemplo con muy poco impacto, están los plásticos que a veces se emplean en el cultivo“, cuenta.

IMG_0025Las cadenas de distribución intenacionales se hacen eco de la sostenibilidad de las producciones hortoifrutícolas de Verdcamp Fruits, que por término medio exporta el 50% de lo que cosecha. “Cada vez cogemos más peso de cara al exterior“, enaborla Ernest Mas. De escarola, el 80% se exporta, en sandía el 50% y en calabacín o calabaza  en cambio el 80% ,va al mercado nacional.  “Nuestro compromiso no solo pasa por calcular y verificar sus huellas, sino también por introducir soluciones agronómicas y herramientas de agricultura de precisión”, concluye. El objetivo es reducir estas huellas hasta optimizar el proceso al máximo. Verdcamps Fruits va por el mejor camino.

 

 

(Visited 365 times, 1 visits today)