Care/Trimble MB 900*96 18-30/11

Comunidad

El 96% de los agricultores quisieron renovar su contrato de producción con Bonduelle en 2018

El 96% de los agricultores quisieron renovar su contrato de producción con Bonduelle en 2018

Bonduelle es una empresa familiar que se fundó en 1853. Priorizando la innovación y la visión a largo plazo, el grupo está diversificando sus operaciones y su presencia geográfica. Sus hortalizas, que se cultivan en cerca de 130.000 hectáreas en todo el mundo, se venden en cien países bajo diferentes marcas y a través de diversos canales de distribución y tecnologías. Su experto agrónomo, Nuno Navalho, nos explica cómo la compañía selecciona las mejores áreas de cultivo y asesora a sus agricultores.

Bonduelle acaba de presentar su nuevo maíz “sin residuos de pesticidas”. Este sello significa, según explican desde la compañía, que no se ha detectado ninguna sustancia química activa de pesticida o que está en una cantidad tan mínima que ni siquiera es medible (0,01 mg/kg). Para que dicha garantía sea completamente transparente, Bonduelle, añaden, trabaja con laboratorios externos acreditados, que son los encargados de garantizar un maíz sin residuos cuantificables. “Para ello –aseguran–, se analizan más de 500 moléculas en el maíz“.
 

¿Toda la producción de maíz Bonduelle va a ser bajo este nuevo sello?

Efectivamente, en línea con nuestro compromiso de ofrecer productos más sostenibles, hemos decidido cambiar todo nuestro maíz convencional en España y Portugal al nuevo maíz “sin residuos de pesticidas”. Es el mismo sabor del maíz de siempre pero ahora ponemos en valor aquello por lo que llevamos abogando desde hace años, el desarrollo de una agricultura sostenible y respetuosa con el medio ambiente, acorde a las normas de la Gestión Integrada de Plagas. Por otro lado, en Bonduelle se sigue cultivando maíz ecológico, bajo la denominación maíz Bio.
 

¿Qué requisitos debe cumplir un agricultor para producir maíz para Bon­du­elle?¿Cómo los seleccionan?

Los requisitos que tenemos para el maíz son los mismos que en todos los demás cultivos en los que trabajamos. Se seleccionan los agricultores tras una visita a la explotación agrícola y a la parcela. Posteriormente se analiza la capacidad de producción, su histórico de cultivos (rotación), la localización de la parcela, el sistema de riego y la disponibilidad de agua, la presencia y presión de malas hierbas y los cultivos vecinos, entre otros factores.

Para el riego se prefiere el sistema de aspersión por pívot. Se pueden utilizar otros sistemas de riego según el área de producción, como la aspersión por cobertura.

Es importante mencionar también la obligatoriedad en el cumplimiento por parte de los productores de la Carta de abastecimiento Bonduelle. También existe un sistema de evaluación de los productores, algo que asegura el respeto del compromiso Bonduelle.

En el caso de agricultores que trabajan desde hace años con Bonduelle, tenemos un histórico de la explotación y siempre se elige la parcela que cumpla con los requisitos antes mencionados.
 

¿Cuáles son las fechas de siembra recomendadas en primera y segunda cosecha?

La siembra se realiza desde abril hasta junio, recogiendo la cosecha de julio a septiembre. La siembra depende de la planificación de la cosecha y de la capacidad de transformación de la fábrica, teniendo en cuenta los ciclos varietales. Siempre se hace lo necesario para garantizar la calidad del maíz en el momento de la recolección.
 

El agricultor que cultiva maíz dulce con Bonduelle, ¿suele repetir al año si­guien­te? ¿Lo puede hacer en la misma parcela o recomiendan una rotación?

Las parcelas cultivadas de maíz un año no se deben re­petir de maíz al siguiente. Se recomienda la rotación, que se hace con el objetivo de preservar el suelo, combatir plagas y enfermedades, disminuir las malas hierbas y en­riquecer el suelo. Además, se recomienda hacerlo con leguminosas (guisantes, judías, etc.) y/o cereales (trigo, cebada, etc.).
 

¿Cuáles son las condiciones del contrato entre el agricultor y Bonduelle sobre las prácticas del cultivo? ¿Cubre Bonduelle la semilla y recolección?

Siempre hemos tenido una relación muy estrecha con los agricultores. Trabajamos sobre un contrato anual, que se firma antes del inicio de la campaña, en el cual se especifican todas las obligaciones de las partes, entre ellas: el precio de venta, la cantidad contratada, las variedades a utilizar o las fechas de entrega del producto.

Como ya he comentado, cada agricultor que produce hortalizas para Bonduelle firma la Carta de abastecimiento Bonduelle, nuestro documento de referencia que garantiza el cumplimiento de las especificaciones de cada hortaliza y la utilización de técnicas agrícolas respetuosas del medio ambiente.

La aplicación de esta carta, acompañada de un plan de vigilancia global, garantiza la conformidad sanitaria de los productos obtenidos. Esta carta se organiza en ocho etapas definidas según la lógica de producción y de abastecimiento del producto:

  • La elección de la parcela. Se busca un suelo sin trazas de tratamientos precedentes, se analizan los recursos de agua y también la calidad de la misma.
  • La elección de la semilla, primando la calidad gustativa de los productos obtenidos.
  • La implantación del cultivo, dando especial importancia a la preparación del suelo.
  • La gestión del cultivo. Se hace una gestión razonable en el uso de productos fitosanitarios, primando el desherbado mecánico para limitar el uso de herbicidas.
  • La fertilización mineral y orgánica. Se establece un plan de abonado orgánico y de aportes de abonos minerales.
  • La irrigación. Se analiza la gestión de los recursos de agua, tanto en calidad como en cantidad.
  • La cosecha. Se requiere la aprobación de la parcela antes de la cosecha, la gestión de la cosecha y el lavado de las hortalizas.
  • La logística de abastecimiento desde el campo hasta la fábrica: material, almacenamiento y trazabilidad.

En las normas de calidad se limitan ciertas prácticas del cultivo para alcanzar nuestro objetivo: un maíz sin residuos de pesticidas.
 

¿Se fija un precio de venta en el contrato? ¿De qué depende?

El precio de venta se acuerda en el contrato antes de iniciar la campaña. El precio es resultado de un conjunto de factores, como los costes de producción, los precios de mercado y la rentabilidad del cultivo.
 

¿Cuentan con técnicos de campo para asesorar in situ al agricultor en materia de abonado, riego, plagas y malas hierbas? ¿Con qué frecuencia visitan las parcelas?

Nuestra relación con los agricultores va más allá de una relación contractual. Desde la elección de la parcela de producción hasta que el producto entra en la fábrica, nuestros equipos agrícolas monitorizan todo el proceso y acompañan a los agricultores a lo largo de la campaña con el objetivo de alcanzar el mejor producto con el mayor respeto por el medio ambiente. Nuestros equipos técnicos asesoran todo el proceso productivo, garantizando los productos que transformamos. Intentamos que se visiten las parcelas cada semana o siempre que haya solicitud por parte del agricultor. Este es un modelo único del que estamos muy orgullosos.
 

¿Cómo se determina el momento de la recolección? ¿Cómo valoran el nivel de satisfacción de los agricultores que trabajan con Bonduelle en esta tarea?

El momento de la cosecha se determina tras la recogida de muestras de las parcelas y su análisis de madurez en fábrica. Según la evaluación de la maduración del grano se determina la fecha de la recolección. La producción media está sobre las 20 toneladas por hectárea.

Pensamos que el mejor indicador de satisfacción que tenemos es la tasa de renovación de contratos. Como ejemplo en 2018, el 96% de los agricultores quisieron renovar el contrato de producción con nosotros. Nuestra tasa de fidelidad está por encima del 80% y con muchos de los agricultores llevamos trabajando más de veinte años. Intentamos preservar una relación a largo plazo.
 

¿Disponen de algún sistema de alerta para anticipar los problemas que puedan tener de cultivo?

Se utilizan varios sistemas. Además de las visitas y de la observación directa del cultivo, utilizamos los registros climáticos de cada zona, las trampas para monitorizar los vuelos de los insectos y decidir el nivel económico de ataque, los análisis de suelo y el histórico de la parcela.

Se utilizan sondas de humedad en el suelo que permiten conocer la disponibilidad de agua y la necesidad de riego. Se analizan las hojas para evaluar la necesidad de nutrientes en las plantas.

Estamos también utilizando drones para tener el mapeo de la parcela posibilitando decidir mejor sobre las intervenciones en el cultivo (necesidad de fertilización, tratamientos fitosanitarios, riego, etc.).
 

¿Cuáles son las ventajas de firmar un contrato con Bonduelle frente a otras empresas productoras de maíz dulce?

En una frase, diría: la producción de vegetales saludables respetando el medio ambiente.

Además añado el asesoramiento por parte de los técnicos agrícolas y la certeza de un partenariado serio y a largo plazo. Este es el compromiso que el grupo Bon­duelle siempre ha tenido con el sector agrícola.