Agrialgae_Sup

Comunidad

Pasto Siambasa, un forraje de origen tailandés con futuro en España

Pasto Siambasa, un forraje de origen tailandés con futuro en España

“Es un forraje plurianual de 1,65 cm de alto, hojas largas, poco tallo, alta producción y calidad, con una impresionante tabla nutritiva en proteína y fibra”. Son palabras de David Martín, un joven agricultor que empezó hace unos años a trabajar en Sevilla con pasto Siambasa. En este cultivo de origen tailandés se han fijado ahora algunos agricultores de Lleida, la provincia con más tradición forrajera en España, donde a finales de abril se sembrarán las primeras 10 hectáreas.

Rosa Matas. Periodista.

Vicenç Pascual y Robert Jaimejuan son dos agricultores de Tèrmens y Alcarràs, dos pueblos de Lleida en los que se sembrarán las primeras parcelas de pasto Siambasa en Cataluña, un nuevo forraje que les permitirá recoger entre 20 y 25 toneladas de materia seca por hectárea.

“Somos agricultores y ganaderos. Como en todos los negocios intentas buscar un producto bueno, bonito y barato y buscando información encontramos el pasto Siambasa que un agricultor de Sevilla había importado de Estados Unidos, lo había sembrado en Andalucía y estaba obteniendo muy buenos resultados tanto en producción, como en reducción de costes y tanto para pastoreo como para recolección”. Así explica Vicenç Pascual sus razones para ser uno de los pioneros en Lleida del nuevo cultivo. Sembrará 2 hectáreas en Tèrmens.

Robert Jaimejuan, de Alcarràs (FILEminimizer)

Robert Jaimejuan sembrará pasto Siambasa este año en Alcarrás.

Le ha convencido que sea un forraje con una producción importante, un nivel de proteína alto, con mucha digestibilidad, que permite el pastoreo, su empacado e incluso el ensilado.

“Tiene una vida de cinco o seis años y producciones importantes”, asegura el productor de Tèrmens para quien también es importante su fácil manejo. “Es muy resistente a plagas y enfermedades, lo que conlleva una importante reducción de costes, y mucha mayor tranquilidad. Necesita abono, agua y poco más”. “Para nosotros puede ser rentable aunque aquí sea un cultivo anual, el invierno en Lleida es duro y no tiene nada que ver con Andalucía”, añade.

Su compañero del sindicato Joves Agricultors i Ramaderes de Cataluña, Robert Jaimejuan lo sembrará también en su pueblo, Alcarràs. “Tiene buena pinta. Es un cultivo que tiene fácil recogida, se puede trabajar también por la tarde, con una producción más alta que la alfalfa y mayor contenido en proteína. Veremos cómo se adapta a la climatología de Lleida”, expone Jaimejuan.

 

Todo ventajas

La semilla cuesta alrededor de 24 euros/kg y la dosis de siembra es de 10 a 12 kg/ha. Comparándolo con la alfalfa, en la que se siembran entre 30 y 35 kg/ha a un precio de 6 euros/kg, el coste por hectárea sembrada es muy similar.

David Martín está muy ilusionado con las primeras siembras en Lleida de pasto Siambasa, del que además de sus contenidos en proteína, energía y fibra, destaca su alta digestibilidad y la elevada demanda para consumo animal. “Se emplea en todo tipo de ganado y está dando excelentes resultados en animales de leche y engorde”, afirma.

final (FILEminimizer)

La producción se sitúa entre 20 y 25 toneladas de materia seca por hectárea y año.

“Es un cultivo en el que se consiguen entre tres y cuatro cortes anuales, dependiendo de la climatología, con una media de 6.000 kg por corte con lo que producimos en torno a 24 toneladas de materia seca por hectárea y año”, apunta Martín.

En el caso de Lleida, Martín precisa que inicialmente se plantea como un cultivo anual de junio a octubre, con tres o seis cortes, con una previsión de producción de 20 toneladas de materia seca por hectárea al año.

En relación a su comercialización, David Martín considera que se puede vender a buen precio por la alta calidad que tiene. “Aúna todo lo necesario para el desarrollo de un animal: proteína, energía, fibra y digestibilidad, los valores de precios dependen de la zona, nosotros valoramos que sobre 14 o 15 céntimos por kilo para el ganadero”, recalca.

 

Una alternativa al cereal para alimentación animal

Lleva cinco años comercializando la semilla, además del forraje a gran escala desde hace tres años a través de su empresa Efecto Soluciones. La empresa terminó el año pasado con 700 hectáreas, una superficie que está disminuyendo debido a que los agricultores empiezan a sembrar sus propias parcelas. “Afortunadamente tras mucho esfuerzo y mucho trabajo estamos consiguiendo que se vaya estableciendo el cultivo, los agricultores empiezan a elegirlo y los ganaderos ya lo demandan. Esto es lo más bonito de este trabajo, haber introducido un cultivo para un agricultor y un forraje para un ganadero”, cuenta. Martín está llegando a acuerdos con agricultores para facilitarles la semilla y comprarles el forraje.

David Martin con David Torres (FILEminimizer)

David Martín, de Efecto Soluciones, junto a David Torres, agricultor que tiene sembrado pasto Siambasa.

Ganadero de toda la vida, viendo los altos precios que tenían los cereales en su día y la dificultad que tenía para alimentar su ganado, intentó investigar, viajar y contactar con centros de investigación buscando alternativas orientadas a mayores rendimientos en campo para garantizar un cierto ahorro en la alimentación animal. Además, David Martín tiene interiorizado el informe de la FAO que afirma que en el año 2050 la población mundial superará los 9.000 millones de habitantes, por lo que la alimentación animal tendrá que orientarse a forrajes de calidad.

Efecto Soluciones contactó con la empresa americana que produce la semilla en Tailandia, Grupo Papalotla, a la que ahora representa en los países del Mediterráneo. Asimismo, Efecto Soluciones sigue trabajando en la búsqueda de nuevas alternativas orientadas a reducir costes y a conseguir mayores rendimientos en un momento en el que la Política Agraria Común obliga a la rotación de cultivos. “Hemos introducido estos cultivos de regadío y el año que viene, tras varios años de ensayos, presentaremos varias novedades para secano, siempre con la misma intención de generar alternativas que vayan dirigidas a aumentar la rentabilidad del agricultor y ganadero”. Asegura que el año que viene lanzarán dos o tres cultivos interesantes.

La mayor parte de las hectáreas de pasto Siambasa sembradas ahora están en Andalucía, en el área de influencia de Efecto Soluciones. Empieza a extenderse a Extremadura y Cataluña.

Lleida, una provincia muy importante para la producción de forraje se ha convertido ahora en una zona muy interesante para la empresa. “Tenemos muchas esperanzas depositadas en establecernos con fuerza en Lleida”, afirma David Martín. Él estará presente en las primeras siembras que se harán en tierras leridanas durante la segunda quincena de abril.