Agrialgae_Sup

Comunidad

Un paso más en la digitalización de la ganadería extensiva

Un paso más en la digitalización de la ganadería extensiva

Tener su propia explotación de ganado extensivo ha permitido a Digitanimal descubrir los problemas de gestión de animales y bienestar que se presentan en el día a día. Carlos Callejero es CEO de esta empresa y, junto a un equipo de profesionales, lleva cuatro años trabajando con el objetivo de ofrecer soluciones a los ganaderos y que su empresa sea referente mundial en la monitorización de animales.

Elena Martín. Redacción

Digitanimal una empresa que proporciona servicios para el cuidado, el control y la monitorización de animales. Surge en 2015, gracias a la experiencia de otro de sus socios fundadores, Rubén Blanco, propietario de una explotación de ganado extensivo en Ávila. Compañía satélite de SensoWavey, es la primera en el mundo en ofrecer servicios de este tipo a través de Sigfox, la red específica para el Internet de las cosas (IoT).

En este contexto y gracias a un análisis sobre soluciones tecnológicas para el control y monitorización de ganado, los socios fundadores del proyecto comprobaron que apenas existen este tipo de servicios y productos en el mercado. “Nos pareció buena idea ayudar a la ganadería en su transformación digital, ya que el sistema proporciona mejoras considerables en la gestión del ganado, además, contribuye al bienestar animal”, destaca Carlos, CEO de Digitanimal y doctor en Física por la Universidad de Reading, Londres.

Este proyecto arrancó con la financiación íntegra de los fundadores y, posteriormente, le fue concedida una participación al programa Instrumento Pyme de la iniciativa Horizonte 2020, una vía para ayudar a pymes europeas en su crecimiento e internacionalización.

 

Dispositivos de monitorización

Su tecnología se basa en dispositivos que porta el animal, a través de los que se recogen y emiten datos acerca de su comportamiento. Esta información que se genera en una aplicación digital y que puede consultarse desde el móvil o el ordenador, contrastada con el conocimiento de los hábitos del animal, muestra cualquier anomalía o cuestión destacable en la salud y el bienestar.

Además, en ésta app, el ganadero puede saber la localización exacta del animal en cada momento, sin necesidad de desplazamientos, reduciéndose así el consumo de tiempo y combustible. También detecta variaciones de temperatura, momentos del celo o del parto, y si padece alguna enfermedad. Todo ello, con el objetivo de mejorar el rendimiento por animal, reducir el empleo de medicamentos veterinarios y proteger el resto de cabaña.

Digitanimal también informa de si un animal ha sido o está siendo atacado por un lobo e, incluso, de si está fuera de su recinto habitual. En definitiva, este sistema mejora las condiciones laborales de la producción en extensivo, ya que reduce la carga de trabajo, traduciéndose en una mejora de la conciliación de la vida laboral y familiar, y el acceso de jóvenes a este sector.

Es muy eficaz en caso de peligros como incendios, inundaciones o nevadas. “Nos han reportado historias muy curiosas sobre este tipo de situaciones en las que la tecnología y los dispositivos han sido de gran ayuda, han contribuido a salvar a los animales y a que el ganadero esté más tranquilo”, destaca Carlos.

 

La evolución de Digitanimal

En cuatro años, Digitanimal cuenta ya con más de 1.300 clientes en 37 países de Europa, América, África y Oceanía, lo que se traduce en más de 6.000 animales monitorizados utilizando sus dispositivos y su aplicación. “Las posibilidades de crecimiento son muy buenas, ya que la gestión de extensivo es muy amplia en muchos países donde este tipo de explotaciones son abundantes y con grandes cabañas ganaderas”, afirma el CEO.

También existen muchas posibilidades en explotaciones de intensivo, porque la utilización de tecnología también mejora y facilita mucho la gestión. “Los ganaderos que ya lo utilizan están muy contentos. Estamos teniendo una respuesta bastante positiva, máxime cuando se trata de una tecnología que podría parecer complicada. Los beneficios que reporta motivan al ganadero a conocer este sistema”, apunta Carlos.

La tecnología de Digitanimal también sirve para para la monitorización de engorde de animales mediante sensorización de infraestructuras básicas como básculas, comederos y bebederos. “Ayudamos también en la gestión diaria del ganadero mediante la digitalización de registros como las revisiones de salud, comida, altas/bajas, traspasos, parcelas…”, apunta el CEO, y añade “creemos que esto también contribuye de manera significativa al bienestar animal, ya que todos los datos que se recogen con sensores son objetivos y captan al instante cualquier variación en el estado de salud y en los hábitos del animal”. Asimismo, Carlos explica que la gestión basada en este tipo de aplicaciones es mucho más sostenible que la tradicional ya que se reduce el consumo de agua, pienso, etc. a lo estrictamente necesario, mientras que el animal reúne unas condiciones óptimas. “Todo está mejor medido y controlado y, por tanto, mejor gestionado”, explica Carlos.

 

Investigación y desarrollo

Digitanimal ha conseguido, por ejemplo, que el Gobierno de Navarra autorice la instalación de una antena de Internet de las cosas (IoT) en la Sierra de Urbasa, con la que se proporcionará este tipo de cobertura (que no es la de telefonía móvil) a una zona de casi 15.000 hectáreas (150 km2), que anteriormente estaba incomunicada.

De esta manera, es posible monitorizar el ganado y evitar su extravío en esta zona, así como determinar el estado de salud del animal para garantizar su bienestar. También se ha contribuido a reducir la brecha digital de esta comarca, con la instalación de la antena. Y es que, la despoblación rural y la falta de cobertura están directamente relacionadas, por lo que esta tecnología contribuye a mitigar este problema y a hacer que el trabajo de las nuevas generaciones sea posible y llevadero.

En la línea de los proyectos de investigación, la empresa colabora con la Escuela Técnica Superior Ingenieros Agrónomos (ETSIAM) de la Universidad de Córdoba (UCO), así como con la Universidad Carlos III o la Rey Juan Carlos. Además, están desarrollando dos grupos operativos: uno con Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA), para la detección de ataques de lobo; y otro con la Federación Española de Asociaciones de Ganado Selecto (FEAGAS), para la mejora tecnológica en la producción de ganado bovino extensivo en España.

Por otra parte, Digitanimal está decidida a generar nuevos servicios innovadores en la cadena agroalimentaria, como por ejemplo, mejorar la trazabilidad mediante el uso de IoT y blockchain gracias al apoyo del Proyecto Cattlechain de FTI (H2020) (www.cattlechain.eu).

“En colaboración con otros socios europeos, estamos trabajando en tecnología blockchain para trazabilidad, en la que las condiciones y tipo de ganado, su procedencia, su cría y alimentación están documentadas con absoluta precisión, lo que genera también eficiencias en la auditoría inspección y controles oficiales externos. En última instancia permite al consumidor conocer la procedencia de los alimentos lo que incrementa su confianza. En definitiva, acerca el sector agrario al cliente final”, explica el CEO de la empresa.

Estos proyectos de investigación en los que están inmersos suponen un hito para transformar la forma de gestionar cabañas de animales, según apunta Carlos. Y es que, su objetivo principal es ayudar a los profesionales de este sector.