Tractores 700-Vario MB 900*96 3-9/10

Herbáceos

Desarrollan un biorreactor que reduce un 80% el tiempo de manipulación de cultivos vegetales in vitro

Desarrollan un biorreactor que reduce un 80% el tiempo de manipulación de cultivos vegetales in vitro

El Instituto de Investigación y Tecnología Alimentarias (IRTA), concretamente en su laboratorio de cultivo de plantas in vitro del programa de Fruticultura, ha desarrollado un biorreactor diseñado para la propagación in vitro de plantas o para la producción de esquejes, que ha bautizado con el nombre de GreenTray (patente concedida a España ES2763637B2 y solicitada a los Estados Unidos y México).

El nuevo biorreactor reduce el nombre de operaciones necesarias, lo que permite reducir en un 80% el tiempo de manipulación del material vegetal y, por lo tanto, los costes, así como el riesgo de contaminación del material.

La propagación de plantas in vitro se utiliza en el sector de los árboles frutales a causa de la necesidad de una producción continua de plantas, el mantenimiento de un nivel sanitario elevado en las plantas producidas y para facilitar su transporte internacional.

Además, obtener plantas de buena calidad es un requisito para garantizar la aclimatación y el crecimiento en condiciones de invernadero. Uno de los principales escollos económicos en la producción de plantas in vitro son los costes laborales, que pueden representar hasta el 80% del coste de producción. Es por este motivo que la propagación in vitro de las plantas se hace principalmente en Asia o Sudamérica, por sus bajos costes laborales.

Los investigadores han destacado que el desarrollo de un módulo formado por varias unidades GreenTray, ayudará a su introducción en los nuevos laboratorios de cultivo in vitro de planta.

 

GreenTray, una solución para la investigación en invernaderos

GreenTray tiene un diseño simple, y está formado por un matraz de vidrio o plástico y una bandeja en material plástico que se acopla al matraz; un tubo de entrada y salida suministra el nutriente líquido. Gracias a este diseño, el material vegetal queda perfectamente anclado a la bandeja y proporciona seguridad durante su manipulación y sin necesidad de tocarlo.

La bandeja de plástico con el material vegetal se encuentra todo el rato dentro del matraz, y no se quita hasta que éste se manipula. Cuando se tiene que operar, se quita toda la bandeja entera, sin utilizar ni bisturí ni pinzas, y se trabaja con toda la bandeja a la vez.

De esta forma, la manipulación de los brotes se hace de forma conjunta y no uno a uno como en los otros sistemas, lo que supone un enorme ahorro de tiempo y de economía de producción.

«La mano de obra supone el 80% del coste de la propagación, y GreenTray permite hacer en cinco minutos el trabajo que se hace normalmente en media hora», ha comentado Ramon Dolcet, investigador del IRTA del programa de Fruticultura, añadiendo que «quitar las plántulas todas a la vez, poder girarlas sin que se caigan y trabajarlas todas de una vez son las principales ventajas del sistema.

Se pueden hacer módulos móviles con 21 GreenTray por unidad, que se pueden poner en habitaciones climatizadas, y solo quitarlos cuando sea necesario manipularlos. En conjunto, un módulo móvil de este tipo puede mantener unos 4.000 brotes de portainjerto de melocotonero.

Un conjunto modular de varias unidades GreenTray reducirá la superficie de las cámaras de crecimiento necesarias y facilitará el movimiento de los matraces des de las cámaras de cultivo hasta las cámaras de campana de flujo estéril. GreenTray es un diseño que se puede desplazar mecánicamente y que permite orientar el material vegetal a cortar con una hoja o haz láser.