Fendt 300 Vario MB 900*96 9-22/MAYO

I+D+i

Última tecnología aplicada a las vendimiadoras

Última tecnología aplicada a las vendimiadoras

Las vendimiadoras han experimentado un cambio sustancial en los últimos años en dos ámbitos fundamentalmente: la unidad de potencia y la electrónica. La unidad de potencia ha evolucionado obligada por la entrada de la normativa de reducción de emisiones, desde motores con tecnología puramente mecánica a unidades de alta tecnología con gestión electrónica y sistemas EGR y SCR. Esto, unido a que la transmisión de potencia hasta las ruedas y elementos móviles de estas máquinas se realiza mediante sistemas hidráulicos, favorece que estos avanzados motores trabajen siempre próximos a sus puntos óptimos de funcionamiento y  hayan reducido su consumo considerablemente, con sistemas automáticos de gestión.

Constantino Valero. ETSI Agrónomos. UPM.

Por otro lado la electrónica ha irrumpido en estas máquinas de forma clara, de la mano de Isobus. Para no quedarse atrás (y dado que el motor ya tiene gestión electrónica integral) los fabricantes ofrecen como equipamiento estándar en sus máquinas medias y grandes terminales Isobus y joysticks con los que visualizar y operar todos los parámetros de la máquina.

Esto no sólo favorece al usuario, que ve incrementado el confort de manejo y las posibilidades de operación, sino que además permitirá a los fabricantes ir ofreciendo en el futuro nuevos desarrollos integrados en el bus, como sensores avanzados y sistemas automáticos.

Otro movimiento claro que se puede apreciar en el sector es la nueva posibilidad de adquirir maquinaria con dos tolvas, una o ninguna (con brazo de descarga) indistintamente del fabricante. Algo que era una antigua seña de identidad de cierto fabricante (máquinas sin tolva, con descarga lateral sobre remolque) frente a la competencia (máquinas con dos tolvas) ahora se ha convertido en opcional, casi a gusto del comprador. ¿Por qué? Por un lado al comprador le gusta poder elegir; por otro lado la agricultura de precisión ha hecho posible la gestión subparcelaria de la uva y, por tanto, la cosecha selectiva para la elaboración diferencial de caldos, para lo cual contar con diferentes posibilidades de recogida (descarga en varios remolques, o en tolvas diferentes) en imprescindible.

 

New Holland

La oferta que New Holland tiene actualmente consta de once modelos, incluyendo los específicos para olivar, todos ellos autopropulsados. La gama se divide en dos series, las que heredan el nombre de la marca Braud (dirigidas a un público que espera mayores prestaciones) y la gama VL (pensadas para fincas de hasta 120 ha, según el propio fabricante).

La serie Braud 9000L está compuesta por máquinas con dos tolvas de 3.200 litros, 14 sacudidores y potencias comprendidas entre 140 y 175 CV (cuadro I).

Cuadro I. Características principales de la serie 9000L y 9090X de Braud New Holland.

Braud serie 9000
9040L
9060L
9080L
9090L
9090X lateral
9090X dual
9090X olivar
9090X olivar lateral
Potencia ECE R120/ISO 14396 (kW/cv)
104/141
111/151
120/163
129/175
129/175
129/175
129/175
129/175
Número de sacudidores SDC (estánd.)
14
14
14
14
24
24
42
42
Número de cestas recolectoras
2 x 63
2 x 63
2 x 63
2 x 63
2 x 68
2 x 68
2 x 71
2 x 71
Tolvas de acero inoxidable (litros)
3.200
3.200
3.200
3.200
1600 + cinta lateral
3.200
4.000
2.000 + cinta lateral

Ello se consigue con los nuevos motores Common Rail de Fiat Powertrain Technologies, con versión de 4 ó 6 cilindros, turbo intercooler, Tier 3, y que ofrecen más potencia y par con un ahorro de combustible del 35% de media respecto a sus homólogas las máquinas VL, según ha sido certificado por UTAC, organismo francés especializado en pruebas de homologación.

Todos los motores de la serie 9000L han sido diseñados para funcionar con biodiésel al 100%. Una nueva transmisión hidrostática permite mejorar la tracción y el rendimiento en terrenos difíciles. El sistema antideslizante activa automáticamente la tracción de las ruedas para optimizar el rendimiento en las pendientes y en terrenos mojados.

VN2080

New Holland también se sube al carro de las vendimiadoras con cabina centrada, con la serie VN2080.

El Sistema de Gestión Inteligente (IMS), desarrollado por Braud en Coëx, ganó la medalla de plata en Sitevi 2009. Este dispositivo indica constantemente la potencia requerida del motor. Con poca carga, o al final de una besana, cuando el operador apaga los sacudidores y ventiladores, el IMS modifica el régimen del motor para adaptarse a la demanda, sin que ello afecte al rendimiento, lo que ahorra combustible sin intervención del operador.

La nueva bomba hidrostática de control electrónico y el sistema IMS funcionan conjuntamente con el radar de velocidad de avance real, permitiendo al operador establecer y mantener una velocidad constante de recolección. El sistema se ajusta a los cambios del terreno o a la carga impuesta por la vegetación de la viña.

El nuevo sistema CDHA de seguimiento de la espaldera controla el cabezal recolector, haciendo que éste siga la viña tanto de forma lateral como vertical. Una vez que el operador establece la altura deseada del cabezal de recolección, ésta se mantiene de forma automática. Unos sensores evitan que el cabezal entre en contacto con el suelo en los terrenos más accidentados. La máquina es capaz de actuar automáticamente sobre las ruedas de un lado para compensar inclinaciones laterales, lo que permite cosechar en laderas pronunciadas con líneas de vid siguiendo las cotas de nivel.

cabina

La nueva cabina ha sido mejorada sustancialmente, e incorpora la pantalla IntelliView III.

La cabina ha sido mejorada en varios aspectos. Está presurizada, para evitar la entrada de aire y polvo. La nueva columna de dirección es más estrecha, de casi la mitad de tamaño que la generación anterior, lo que favorece la visibilidad. Los retrovisores eléctricos de nuevo diseño incluyen dos espejos adicionales gran angular para ofrecer mejor visibilidad. El espejo derecho está montado en un brazo de plegado automático. De este modo se retrae en caso de impacto, volviendo posteriormente a la posición preestablecida. Las nuevas luces de trabajo dobles sobre la cabina y dos faros Led adicionales en la parte delantera y trasera del cabezal recolector aportan buena iluminación cuando hay poca luz. Es posible disponer de un kit extra de faros Led si se realizan trabajos nocturnos intensivos.

Un aspecto importante en la maquinaria de todo tipo es el mantenimiento. En las Braud 9000L el engrase está centralizado en un único punto, y es posible disponer de engrase automático. También es posible incorporar un sistema de lavado semiautomático, que reduce el tiempo de lavado y recorta el consumo de agua hasta en un 30%.

En cuanto a nuevas tecnologías, la serie 9000L incorpora el sistema Isobus y está preparada para conectar monitores como el IntelliView III u otros compatibles. Con el guiado mediante GPS de New Holland se puede incluir el Sistema de Seguimiento de Hileras (RTS), que registra automáticamente las hileras trabajadas. Éstas se muestran en la pantalla del monitor IntelliView, haciendo que el operador pueda ver rápidamente qué hileras quedan por recolectar. Los datos de trabajo se pueden almacenar en una memoria USB para poder facilitar su trazabilidad. Los aperos opcionales que podemos conectar (podadores, pulverizadores, deshojadoras, etc.) sustituyendo al cabezal recolector) también pueden conectarse a la línea Isobus y visualizarse en el mismo monitor.

Braud 9090X Dual

La vendimiadora Braud 9090X Dual de New Holland puede configurarse con tolva y brazo de descarga, opción que vuelve a considerarse por algunos productores para recogida selectiva

La gama 9000 para vid se completa con los modelos especiales 9090X, que ofrecen la posibilidad de trabajar con un remolque en paralelo (descarga lateral + depósito de 1.200 litros) o bien dos tolvas con una configuración dual que adapta la máquina tanto a viñedo como a olivar en seto.

Si necesitamos máquinas dedicadas en exclusiva a olivar, los modelos 9090X Olivar equipan tolvas más grandes, de 2.000 litros en cada lado y también se ofrece la posibilidad de sustituir una tolva por una cinta transportadora para descarga lateral a remolque.

Para menores necesidades de recolección (fincas más pequeñas, mayor tiempo disponible) podemos acudir a la serie Braud VL de New Holland. Se trata de máquinas con motores FPT Industrial NEF de 4 cilindros, turbo intercooler, que cumplen la normativa Tier 3 y proporcionan 128 CV (cuadro II).

Cuadro II. Características principales de la serie VL de New Holland.

 
VL5060 Plus
VL5080 Plus
VL5090 Plus
Potencia ECE R120/ISO 14396 (kW/CV)
94/128
94/128
94/128
Número de sacudidores SDC (estánd.)
12
14
14
Número de cestas recolectoras
2 x 54
2 x 54
2 x 54
Tolvas de acero inoxidable (litros est./opcional)
1800/2360
1800/2360
1800/2360

En cuanto al sistema de desprendimiento de la uva, el cabezal recolector monta 12 ó 14 sacudidores y la cabina son similares a los modelos mayores, si bien no equipan el sistema Isobus, teniendo un monitor Eltec y un conjunto de botones y testigos eléctricos para accionar y regular las funciones de la vendimiadora. En esta serie las tolvas cubican 2.360 litros (sumando ambos lados).

Las máquinas están provistas de una cámara de vídeo y es posible instalar otra más para mejorar la visibilidad. Las imágenes se muestran en un monitor a color especial ubicado en la cabina.

 

Gregoire

Por su parte el fabricante francés ofrece un abanico muy amplio, ya que incluye modelos autopropulsados y también arrastrados, y divide su oferta en nueve gamas, desde la G1 hasta las grandes G9.

Comenzando por la G9, nos encontramos lógicamente la máquina más capaz y potente de este fabricante, y también la que más tecnologías interesantes incorpora.

G3

Gregoire apuesta con fuerza en el mercado de las vendimiadoras arrastradas con el modelo G3, de gran maniobrabilidad

La serie G6 monta un motor Deutz de 4 cilindros que aporta 115 CV, mientras que las mayores G7, G8 y G9 trabajan con motores de 144 CV (4 cilindros) y 167 CV (6 cilindros).

Adicionalmente, se ofrecen los modelos de más capacidad con un equipamiento especial “Elite” que incluye un motor de mayores prestaciones: 4 cilindros de 156 CV para las G7 y 6 cilindros que otorga 175 CV para las G8 y G9. En ambos casos el motorista Deutz ha hecho un esfuerzo por reducir emisiones y consumos aplicando la norma Tier 4i y tecnologías como la recirculación de gases de escape (EGR) y el filtro de partículas diésel (DPF) (cuadro III).

 

Cuadro III. Características principales de la serie G9, G8, G7 y G6 de Gregoire.

 

 
G9.320 sólo brazo
G9.320
G8.270
G8.260
G8.260 brazo + tolva
G7.240
G7.210
G6.200
G6.210
Potencia (CV)
167
167
167
167
167
144
144
115
100
Nº de sacudidores
20
20
14
14
14
14
14
14
14
Nº de escamas recolectoras
2 x 21
2 x 21
2 x 22
2 x 22
2 x 22
2 x 20
2 x 21
2 x 24
2 x 17
Tolvas de acero inoxidable (litros, est./opcional)
3400
3000
2800/3200
1400
2400/2800
2400/2800
2000
2000/2400

 

Lo primero que llama la atención en los modelos ofrecidos en toda la gama Gregoire es la mayor presencia de máquinas con cinta transportadora de descarga lateral, hacia un remolque que discurra en paralelo. Esto es sin duda seña de identidad de la casa, que apostó por este sistema de recolección desde un principio. Sin embargo como decimos la oferta es amplia y todos los modelos “de brazo” tienen su gemelo con dos tolvas de acopio.

palanca de mandos

En las series G1, G2 y G3 se puede manejar la vendimiadora arrastrada mediante la consola y la palanca de mandos en el tractor.

Otra seña característica de la marca es la disposición de la cabina en una situación central con respecto al bastidor, lo cual es preferido por algunos operarios para disfrutar de una visión completamente cenital de la línea de viñedo que estamos recolectando.

En lo referente a las innovaciones y automatismos que pueden incorporar estas máquinas, el fabricante ha desarrollado todo un diccionario de acrónimos para designarlas. Por ejemplo: Ecodrive es la denominación con la que se designa al sistema automático de reducción de revoluciones del motor cuando no se necesita tanta potencia (cabeceras, giros, baja densidad foliar) lo cual permite reducir el consumo y las vibraciones. Autospeed permite fijar una velocidad de crucero durante el trabajo, que será mantenida gracias a sensores a bordo. De forma análoga, durante el transporte en carretera la función Autodrive se maneja de forma simple con la palanca multifunción y gestiona la velocidad de transporte acomodando el régimen de giro y la transmisión hidráulica a los valores óptimos en cada caso.

Visiocenter

La cabina central, tradicional en Gregoire, ha sido renovada en las series G7, G8 y G9, y bautizada como Visiocenter.

El cabezal recolector está dotado de la tecnología Softfloat (suspensión pendular y montaje sobre silentblocks) que lo hacen especialmente suave hacia las vides. Además el cabezal se autobloquea durante transporte para evitar vibraciones y posibles daños. Se ofrecen dos versiones de cabezal, una para vid y otra para olivo. La anchura del canal de vibración es variable mediante el sistema Variwidth+ que permite mover los dos postes verticales (a ambos lados de la entrada del cabezal) de manera paralela. Todo se puede monitorizar desde cabina.
Respecto a ésta última, la nueva cabina de Gregoire se ha denominado Visiocenter. Se trata de un habitáculo centrado en la máquina, suficientemente amplio y poco recargado. Los retrovisores ahora se ajustan eléctricamente y se ha mejorado la insonorización en general.

Destaca en la cabina la doble pantalla táctil Viewmaster, con tecnología Isobus en la que se muestran todas las funciones del motor y de la máquina en general de forma eficaz. Para regular los ajustes, además de la propia pantalla se dispone de otros dos elementos. En primer lugar una palanca multifunción (Multidrive) mejorada, con la que ahora se pueden controlar más funciones. Además existe otra caja con botones e indicadores (niveles, posiciones, revoluciones, apertura de cabezal, etc.) llamada Mastercontrol con la que resulta fácil regular muchos de los parámetros de la máquina.

Viewmaster

Gregoire equipa sus máquinas más grandes con la doble pantalla táctil Viewmaster

Por su parte, las máquinas arrastradas de Gregoire (serie G1, G2 y G3, cuatro modelos) están orientadas a fincas pequeñas y destacan por su simplicidad de uso y maniobrabilidad. Incorporan tolvas de entre 700 litros x2, hasta 1.350 litros x2 como opción. El cabezal de recolección es similar (Variwidth de 14 sacudidores) y los controles están centralizados en una consola con palanca multifunción que se monta en la cabina del tractor.

Al igual que ocurre con New Holland, Gregoire hace énfasis en ofrecer muchas de las máquinas de su gama como tractores polivalentes, desmontando el cabezal recolector y montando en su lugar maquinaria desarrollada en colaboración con otros fabricantes para realizar pulverización, prepoda, poda, deshojado, etc. En espacial Gregoire ofrece sus cosechadoras de gama media (G4 y G5) como una buena alternativa para el viticultor que quiere hacer uso de la vendimiadora todo el año en otras tareas diferentes a la cosecha, aprovechando su excelente adaptación al cultivo.

 

Alma

foto 11b (FILEminimizer)

Modelo autopropulsado A130 de la marca Alma

Otro fabricante de cosechadoras para uva/aceituna es el francés Alma. Tradicionalmente se le conocía más por sus máquinas arrastradas, muy apreciadas en algunas zonas; sin embargo desde hace pocos años se ha lanzado a ofrecer una pequeña gama de equipos autopropulsados, con un perfil bajo (cabina situada a un lado, muy cerca de las ruedas). Su oferta actual está constituida por tres máquinas remolcadas (Selecta 3, Selecta 2 y Selecta Óptima, la más pequeña) y otros tres modelos autopropulsados: A90, A130 y A170 (cuadro IV).

 

Cuadro IV. Características principales de la serie A de Alma

 
A90s
A130
A170
Potencia (CV)
100
126
175
Nº de sacudidores VCR (estánd.)
10
10
10
Nº de escamas recolectoras
2 x 48
2 x 52
2 x 52
Tolvas de acero inoxidable (litros)
2800
3800
3800

 

Los motores de estas últimas son Iveco, de 4 ó 6 cilindros que ofrecen potencias entre 100 y 175 CV. Se trata de máquinas robustas, de concepción sencilla pero trato suave a la planta, que serán apreciadas sin duda por muchos agricultores locales. n