Tractores 700-Vario MB 900*96 3-9/10

Patrocinado

Expertos debaten sobre la gestión sostenible de los residuos agrarios

Expertos debaten sobre la gestión sostenible de los residuos agrarios

Extender la gestión sostenible a todos los residuos que se generan en la producción agroalimentaria es uno de los retos apuntados por expertos, agricultores y Administración en la jornada «Los residuos agrarios, una oportunidad ¿para quién?», organizado por Efeagro con la colaboración de Sigfito Agroenvases y que se ha celebrado hoy en Madrid.

En España, Sigfito es la entidad sin ánimo de lucro que se encarga de la recogida y tratamiento de los envases fitosanitarios desde hace trece años. Según sus propios datos, los agricultores españoles reciclaron 3.786 toneladas de envases fitosanitarios en 2014, una cifra que supone el 57% del total de los que se han puesto en el mercado. De los envases recogidos, un 94% -tanto de metal como o plástico– se recicla y el 6% restante se destina a la obtención de energía.

Durante su intervención en la jornada, Valentín Almansa, director general de Sanidad de la Producción Agraria del Ministerio de Agricultura, ha puesto el acento en la importancia de la gestión integrada de plagas, que conlleva un uso sostenible de productos fitosanitarios.

Almansa ha defendido que la Administración central con “las comunidades autónomas y las organizaciones de productores” han hecho “una apuesta decidida por esta gestión integral, en la que ya funciona el modelo de Sigfito». Y se ha mostrado convencido de que si el sector presenta un modelo para el resto de residuos que se generan en el campo “la Administración lo acompañará sin problema”, siempre y cuando “se tenga claro el modelo que se quiere instaurar”.

Los asistentes han podido concer el funcionamiento del modelo de gestión francés de la mano de Pierre de Lepinau, director general de Adivalor. Con este sistema, instaurado en 2001, además de envases, se retiran plásticos y pesticidas obsoletos, entre otros residuos. De Lepinau ha comentado que el sistema ha supuesto grandes cambios y ha sido “complicado” para los agricultores, pues en cada explotación hay hasta doce tipos de contenedores para que depositen sus residuos, por lo que “hay que ayudarles”.

A su juicio, el éxito de esta gestión radica, precisamente, en que se trata de un modelo voluntario, en el que todos los implicados -industria, productores y fabricantes- participan para alcanzar el mismo objetivo. En estos momemso Adilvalor recoge el 86% de los envases que se ponen en el mercado y se recicla entre el 93 y el 95% de las 60.000 toneladas de plástico que se recogen.

Por su parte, Eduardo Baamonde, director de Cooperativas Agro-Alimentarias, ha destacado que ya existen 1.500 puntos de recogida de envases Sigfito en las cooperativas españolas y ha insistido en la necesidad de que se trabaje “en el reciclaje integral de los residuos en las explotaciones agrarias, pues los problemas no se acaban con los fitosanitarios”.

En ese sentido, Aranzazu Bengoechea, de la consultora PWC España, ha abogado por la simplificación y la unificación de normas en este campo, pues mientras el caso de Sigfito ha sido “un éxito”, en el resto de residuos quedan más interrogantes y cuestiones normativas por resolver.