5 años garantía transmisión CMATIC MB 900*96 10-16/6

Actualidad

Ecoinsect produce abono y piensos a partir de insectos alimentados con excedentes de producción

Ecoinsect produce abono y piensos a partir de insectos alimentados con excedentes de producción

Ecoinsect tiene como objetivo desarrollar nuevas harinas funcionales proteicas y fertilizantes ecosostenibles a partir del crecimiento de un insecto -tenebrio molitor- sobre excedentes de producción del cultivo convencional y ecológico de la Costa Tropical.

El trabajo del Grupo Operativo Ecoinsect busca crear un sistema de bioeconomía circular en el sector agroalimentario, mejorar la productividad y aprovechar al máximo los recursos naturales.

El fin último de este proyecto es la aplicación de los nuevos productos como ingrediente alimentario o en agricultura ecológica, y la optimización de los procesos para reducir el impacto ambiental y mejorar la productividad y eficiencia en el uso de recursos naturales y energéticos de la industria agroalimentaria.

Para el desarrollo de este tipo de proyectos es necesaria la unión de diversos actores, tanto públicos como privados, de diferentes sectores, agricultores, industrias agroalimentarias, centros tecnológicos y centros de formación, asociados con el fin de promover la innovación agrícola. En concreto, bajo el paraguas de Ecoinsect se encuentran Cooperativas Agroalimentarias de Granada, el CIDAF (Centro de Investigación y Desarrollo del Alimento Funcional), Econatur, Grupo La Caña y Fidesol.

En concreto, Ecoinsect se viene desarrollando en dos anualidades, tiempo durante el cual las empresas y entidades participantes y colaboradoras han comenzado a investigar sobre el crecimiento del tenebrio molitor sobre diferentes residuos vegetales, para poder ser reutilizados como fertilizantes y abono, en forma de harina.

Los resultados de este estudio se darán a conocer al término del proyecto. Según explica Raquel del Pino, investigadora del CIDAF en Ecoinsect, “en este proyecto estamos obteniendo harinas con intención de emplearlas como piensos, donde tienen un gran potencial como alternativa a otro tipo de proteína, o para consumo humano, a través de barritas proteicas”.