Actualidad

Gocitrus identificará a un 25% de las variedades de mandarinas

Gocitrus identificará a un 25% de las variedades de mandarinas

El proyecto, que está previsto que finalice en 2021, trabaja en una aplicación móvil que se podrá descargar desde cualquier dispositivo, que contendrá y procesará todos los datos agronómicos y algunos comerciales, necesarios para asistir al agricultor e identificarla mejor opción varietal y su mejor combinación con un determinado portainjerto (las tres o cuatro mejores combinaciones, se entiende).

La diferenciación entre una determinada mandarina o naranja y otra de su mismo grupo es aún un problema que lastra el desarrollo de la industria obtentora española, la dedicada a la investigación y la explotación de nuevas variedades más adaptadas, más rentables para el citricultor.

Este grupo operativo que integra a las principales entidades españolas dedicadas al desarrollo de variedades, centros de investigación y grandes exportadores, resolverá este problema aplicando nuevas técnicas de identificación varietal basadas en la genómica, que son baratas, rápidas de ejecutar y fiables al 100%.

En la actualidad, Gocitrus dispone de una base de datos genómicos que abarcará, a finales de este año, a un tercio de las variedades comerciales de cítricos existentes (se han secuenciado ya 83 variedades, otras 24 están en proceso, de un total de 324 registradas).

Con este material, el proyecto obtendrá a mediados de 2021 marcadores moleculares para identificar sin riesgo a error al 25% de las variedades comerciales existentes en el grupo de mandarinas y al 10% de las de naranjas, lo que incluirá la mayoría de las protegidas y comercialmente más demandadas.

Manuel Talón, investigador jefe del proyecto

Manuel Talón, investigador jefe del proyecto

“La investigación básica desarrollada en Citruseq-Citrusgenn nos va a permitir ahora crear herramientas claves para impulsar al sector español de la obtención citrícola, de manera diferencial con respecto al resto del mundo, que no tiene esta tecnología, y poder abordar una revolución varietal inteligente en beneficio del citricultor y del sector exportador español”, explicó el investigador jefe del proyecto y director del Centro de Genómica del Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (IVIA), Manuel Talón.

La doctora en biotecnología, actual técnica de Producción y Desarrollo de Anecoop, Victoria Ibáñez, ha aclarado que los marcadores moleculares (que no son más que la localización de un fragmento del ADN de la variedad que le es propio y exclusivo) se ha implementado ya y llevado a la práctica con éxito en el caso de la mandarina Tango (registrada en la UE como Tang Gold), que explota la empresa Eurosemillas, que también forma parte de Gocitrus.

En virtud de esta identificación inequívoca, como en el caso citado, se puede construir todo un sistema de certificación varietal que, no sólo permite distinguir a esta variedad de cualquier otra para así evitar el fraude varietal, sino que garantiza la trazabilidad del fruto del campo a la mesa.

Ibáñez ha explicado, además, que esta tecnología es asequible, aplicable a cualquier especie vegetal y las muestras para verificar el marcador se pueden extraer en cualquier momento del desarrollo de la planta (plántula, árbol).

Victoria Ibáñez, de Anecoop

Victoria Ibáñez, de Anecoop

Además, se ha aventurado a concretar más datos: “el tiempo requerido para la obtención de tal marcador se situaría en sólo cinco o seis meses; el coste podría situarse entre 10.000 y 25.000 euros por variedad y, una vez logrado, los resultados de los análisis para comprobar la autenticidad del cítrico en cuestión sólo le costarían a un particular (mucho menos a una empresa que los realice a gran escala para certificar la variedad que explota) entre 50 y 100 euros”.

El científico Manuel Talón ha afirmado que con este proyecto no solo se obtendrán unos marcadores, sino que se podrá sentar las bases para la creación de un servicio de identificación varietal,  que perfectamente se podría ubicar en el IVIA (Moncada, Valencia), que es donde están los técnicos que lo han desarrollado.

En cuanto a las funcionalidades de la aplicación móvil, serán varias:

  • Procesará la información de una importante pluralidad de fuentes y se irá actualizando cada campaña.
  • Contendrá la información de las fichas varietales del IVIA y el calendario de recolección que las agrupa según se trate de ultraprecoces, precoces, de media estación, tardías y ultratardías.
  • Integrará igualmente los datos climáticos medios de los últimos años de la estación más cercana y permitirá al interesado matizar si, por su experiencia, la parcela es especialmente propensa a heladas.
  • Lanzará, en su caso, una alerta al usuario si por la ubicación de su terreno hubiera presencia próxima de variedades de mandarino híbridas que pudieran propiciar la polinización cruzada y la presencia de semillas en el fruto.
  • Asistirá al usuario en la elección del patrón que mejor se adapte a las condiciones climáticas de la parcela, las características de la tierra (salinidad del agua, caliza, estrés hídrico) o propondrá alternativas actualizadas si es necesario buscar patrones que sean resistentes o tolerantes a determinados virus -como la tristeza-o enfermedades fúngicas.

Incluso, se estudia integrar datos comerciales, como el histórico de cotizaciones de la Lonja de los Cítricos o un listado de viveros certificados donde adquirir el material seleccionado.