5 años garantía transmisión CMATIC MB 900*96 10-16/6

Actualidad

La estación experimental IHSM La Mayora cultiva cacao por primera vez en Europa

La estación experimental IHSM La Mayora cultiva cacao por primera vez en Europa

Por primera vez en la historia, un equipo de investigadores españoles del CSIC ha conseguido llevar a buen término una cosecha de cacao en suelo europeo.

Se cree que el origen del cacao radica en la cuenca alta del Amazonas ecuatoriano, donde se consumía ya hace más de 5.000 años en las culturas maya y azteca, y fueron los conquistadores españoles los que lo introdujeron en Europa.

También españoles son los protagonistas de una nueva conquista: el cultivo, por primera vez en la historia de la humanidad, de una planta de cacao en suelo europeo. Un hito que ha conseguido un equipo de investigadores del CSIC a cuyo frente se encuentra Iñaki Hormaza, del departamento de Fruticultura Subtropical.

El Instituto de Hortofruticultura Subtropical y Mediterránea La Mayora (IHSM), en Málaga, ha visto cómo se desarrollaban 80 plantas de cuatro variedades distintas de cacao. Se trata de un árbol que tiene requerimientos de climas tropicales con alta necesidad de humedad y calor, lo que, según el investigador del CSIC “hace que sea muy difícil su cultivo y producción fuera de las zonas tropicales”.

 

Los retos del proyecto

Son dos los problemas fundamentales a los que se han enfrentado los investigadores, que están intentando explorar las posibilidades de producir mazorcas de cacao en España en un ambiente protegido.

El primero de ellos es la naturaleza tropical del árbol del cacao que hace que las plantas presenten problemas cuando las temperaturas descienden por debajo de los 15°C; el segundo es que el cacao es una especie entomófila y, por tanto, hay que estudiar qué tipo de insectos nativos de Europa se pueden adaptar a polinizar las diminutas flores de este cultivo.

“Para intentar resolver el problema de las bajas temperaturas invernales, estamos ensayando diferentes materiales procedentes de semillas en un invernadero multitúnel sin calefacción y en un invernadero de vidrio con calefacción suministrada por paneles solares térmicos -explica Hormaza-. Hasta el momento, en ambos casos, las plantas han sobrevivido el primer invierno y varias de ellas han florecido adecuadamente”.

En cuanto a la polinización, en La Mayora se ha recurrido a una polinización manual. “La flor del cacao es muy pequeña, hermafrodita y con una vida muy corta, por lo que la tarea de polinización es muy delicada -explica el investigador-. Los primeros resultados indican que se puede obtener fecundación y desarrollo del fruto y actualmente estamos esperando a que los frutos alcancen su madurez comercial para poder evaluar su calidad gustativa y productividad”.

Según Hormaza, “quedan todavía varios años para que podamos disfrutar de un chocolate con semillas de cacao producidas en España”, pero este investigador se muestra optimista, ya que son muchos los cultivos tropicales, como el mango, la pitaya, el litchi o el aguacate, los que se han adaptado y se cultivan en zonas como las Islas Canarias o el litoral Mediterráneo Andaluz.