Webinar olivar 22/abril MB 900*96

Actualidad

Lechugas un 20% más grandes obtenidas con bioponía

Lechugas un 20% más grandes obtenidas con bioponía

La bioponía es un sistema que combina la hidroponía con fertilizantes orgánicos en lugar de minerales y que entre otras ventajas contribuye a reducir la huella de carbono. Con este sistema, el centro tecnológico Neiker ha logrado producir lechugas un 20% más grandes que las obtenidas mediante el cultivo hidropónico.

La investigación, que ha durado dos años, se ha realizado en colaboración con dos empresas productoras de fertilizantes orgánicos y de bioestimulantes implantadas en Euskadi: Biobizz y AvanzaBio.

Con la bioponía se sustituyen los fertilizantes minerales por orgánicos, reduciendo así la emisión de CO2 a la atmósfera. Según Patrick Riga, jefe de proyecto e investigador principal del departamento de Producción y Protección Vegetal de Neiker, “desarrollar abonos inorgánicos implica un gran impacto en la huella de carbono. Al elaborar 1 kg de nitrato cálcico, un fertilizante muy común, se liberan 3,85 kg de dióxido de carbono a la atmósfera”.

Este sistema es más respetuoso con el medio ambiente ya que libera nutrientes orgánicos y genera una solución rica en bacterias, levaduras y hongos, microorganismos que favorecen el crecimiento de las plantas.

Para elegir la combinación de nutrientes adecuada, Neiker ha realizado durante dos años varios ensayos en sus invernaderos con plantas de lechuga de tipo batavia y de acelga tipo amarilla en un sistema de cultivo sin suelo en el que las raíces han crecido en un sustrato orgánico a base de fibra de coco regado con una solución de abonos orgánicos y bioestimulantes mediante goteros.

Los resultados de los ensayos han demostrado un aumento de tamaño de los vegetales cultivados. “Tanto las lechugas como las acelgas producidas en un sistema biopónico son más grandes comparadas con las que se cultivan en uno hidropónico con abonos inorgánicos, un 20% más para las lechugas y un 13% más para las acelgas”, asegura Riga.

A partir de los resultados obtenidos, y de cara a fomentar el sistema biopónico en el sector, Neiker va a realizar ensayos con otros cultivos como el tomate o el pimiento. El centro tecnológico asesorará y acompañará durante todo el proceso a los agricultores interesados en probar este nuevo método.