Comunidad

Tritordeum, un cultivo sostenible alternativo, pero rentable

Tritordeum, un cultivo sostenible alternativo, pero rentable

Es un cereal híbrido “made in Spain” robusto y que si bien no aporta grandes rendimientos como el trigo harinero, asegura buenos precios. Agrasys, startup española que tiene los derechos exclusivos de explotación de tritordeum, proporciona la semilla a agricultores convencidos como Carlos Álvarez, en Buñuel (Navarra) y cierra con ellos contratos de compra. No tienen que aventurarse en la volatilidad de los mercados. Además, entra en la rotación de cultivos contemplados para recibir ayudas de la PAC. Su vertiente medioambiental es otro punto que suma: deja menor huella. Necesita menos agua, menos fertilizantes.

CÉSAR MARCOS. Redacción

El tritordeum se trata de un nuevo cereal, nacido de la combinación de trigo duro y una cebada silvestre, que ha sido proporcionado por Agrasys, startup española y spin off del CSIC, encargada de su desarrollo y su comercialización. Fue descubierto a finales de los años 70 por un grupo de científicos del Instituto de Agricultura Sostenible (IAS) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) de Córdoba.

Después de 30 años de investigación, la empresa Agrasys lo lanzó al mercado en abril de 2013. Todo un ejemplo de transferencia de tecnología.Tan solo cinco años en el mercado, ya se cultiva en Italia, Francia y España. Un buen puñado de agricultores se han lanzado a cultivarlo en convencional y ecológico. Esta última modalidad ha elegido Carlos Álvarez, agricultor navarro de Buñuel, para 6 hectáreas este año en una finca de 150 hectáreas de verduras y hortalizas, muy intensiva en mano de obra. “Llevo dos años sembrándolo bajo riego agrícola. Nadie lo hace en la zona. Trabajamos verduras y hortalizas en la finca La Noria. “El tritordeum viene muy bien en las rotaciones para limpiar de malas hierbas. Su paja también nos sirve para el ganado que tenemos. Es un cultivo secundario para nosotros, pero rentable”, declara.

Este agricultor resalta el formidable trato y las condiciones de trabajo que imperan en el acuerdo con Agrasys, que suministra la semilla, asesora en el manejo y acordamos con ellos unos buenos precios y sobre todo, seguros. “Son ágiles y muy eficientes”, afirma.

Pilar Barceló es directora general de Agrasys, la empresa que controla toda la cadena de valor del tritordeum. “Los agricultores quieren un cereal robusto, que le vaya bien como cultivo y que les compres la cosecha. No quieren oír hablar de la excesiva volatilidad de precios en los mercados internacionales”, comenta.

 

A nivel agronómico muy sencillo

“Es el segundo año que cultivamos tritordeum”, señala Carlos. Confió desde un principio en la capacidad de producción de su finca para sacarlo adelante. “Podía darse o no, pero se dio bien y fue el desencadenante para trabajar con Agrasys”, continúa.

El esquema agronómico de cultivo de tritordeum es muy escalable por los agricultores. Los requerimientos son iguales que un trigo duro. “Por muchos motivos. Primero, la rotación de cultivos es fundamental para luchas contras plagas y enfermedades. Viene muy bien, ya que evita la propagación de las malas hierbas”, asegura Pilar Barceló. Asegura, además, un menor uso de fungicidas, “incluso en ecológico, cuando ha llovido mucho, su limpieza frente a hongos es otro punto fuerte”, agrega.

Pilar Barceló resalta que tritordeum no destaca por altos rendimientos, “no es un caballo de carreras, sino un percherón”. En la finca navarra de Carlos, está entre 5.000-6.000 kg/ha, como segunda cosecha. “En riego, no es más exigente que en otros trigos. No hacemos ningún abonado específico para tritordeum. Hacemos un abonado con estiércol a comienzo de campaña de verdura y eso se hace todos los años. Al final, el abono no se captura por la planta ese mismo año, es a posteriori. La siembra de tritordeum es en diciembre, durante los primeros quince días de este mes”, explica Carlos. Como cultivo seguiremos apostando por el tritordeum y también por el trato exquisito con Agrasys”, refrenda Carlos. La idea es alcanzar en torno a unas 15 hectáreas cada año.

El tritordeum no puede competir con trigos de piensos en rendimientos, pero duplica su precio en origen. “Entra muy bien en la rotaciones y es un cultivo alternativo de cara a ellas y en especial, entra en las rotaciones permitidas para recibir la PAC”, manifiesta Pilar. En la parte del trillado, se está mejorando para desgranarse mejor, aunque no hay que pelarlo como la espelta”, describe.

 

Alcance de su expansión en campo

Rafael Costa es otro de los convencidos, pero también “soy responsable de I+D en Semillas Batlle. Trabajamos por segundo año consecutivo con Agrasys y tenemos 6 hectáreas de Tritordeum”, cuenta. Las hectáreas sembradas en 2017 son 720. España es el país que más cultiva (316 ha) seguido por el sur de Francia (280 ha) e Italia (125 ha). La recolección de grano en dos años pasó de 650 a 2500 toneladas. El 70% de la producción de tritodeum para este año es ecológica y proviene de agricultores locales con certificación. El número de harineras que trabajan con tritordeum ha pasado de 4 en 2014 a 19 en 2018. Últimas harineras incorporadas son de origen alemán, danés y holandés.

 

Rafael Costa

 

Vertiente medioambiental

 Carlos percibe los beneficios medioambientales de cultivar tritordeum. “Es otro de los puntos fuertes, sobre todo, su resistencia a los efectos del cambio climático, como la sequía y altas temperaturas”, indica.  “Necesito menos agua, ya que mi finca es regadío y menos fertilizantes.

Un equipo internacional liderado por investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) está estudiando cómo la exposición de los cereales, entre ellos, el tritordeum, a condiciones climáticas cambiantes (sequía, estrés térmico y alto CO2) afecta a su rendimiento, su calidad alimentaria, y la eficiencia de su uso de los recursos (nutrientes y de agua).

El estudio es un proyecto colaborativo multilateral (España, Japón, Alemania y Francia), llamado IRUEC, liderado por el Instituto de Agrobiotecnología de Navarra (centro mixto del CSIC, la Universidad Pública de Navarra y el Gobierno de Navarra).

 

 

“Para la agricultura europea y japonesa es estratégicamente importante cultivar variedades de trigo y arroz con un mayor potencial de rendimiento/calidad y una mejor adaptación a las limitaciones ambientales presentes y futuras”, indica Iker Aranjuelo, investigador principal del proyecto, del Instituto de Agrobiotecnología de Navarra. Si bien durante las últimas décadas se han dedicado grandes esfuerzos a aumentar el rendimiento de los cultivos, se ha prestado poca atención a la mejora de los parámetros de su calidad nutricional. “Este es un aspecto de gran preocupación porque durante la última década diversos estudios han demostrado que las condiciones ambientales, como la temperatura y el CO2 tienen impactos negativos sustanciales en los parámetros de calidad de los cultivos y en la seguridad alimentaria”, advierte Aranjuelo.

“Por ello, el objetivo principal del proyecto IRUEC consiste en identificar los factores agronómicos, fisiológicos y moleculares (genómica, proteómica, transcriptómica y metabolómica) que modulan el rendimiento, la calidad y la eficiencia de uso de los recursos de dos cultivos principales (trigo y arroz) y un nuevo cereal natural como el tritórdeum en un contexto ambiental cambiante”, detalla Aranjuelo. El resultado final será la selección (basada en modelos matemáticos) de genotipos y protocolos de manejo de cultivos que garanticen un alto rendimiento y calidad de grano dentro de un marco de alta eficiencia en el uso de los recursos.

 

Harina a partir de tritordeum

 

¿Cómo se creó?

  • El Tritordeum, primero de todo, no es un organismo modificado genéticamente.
  • Es un cruce natural, una práctica común desde los inicios de la agricultura entre dos especies diferentes: el Triticum (trigo) y el Hordeum (cebada).
  • Lo mismo ocurrió hace más de 10.000 años con el trigo harinero actual, el cual una hibridación de tres especies. Tritordeum fue creado por el hombre siguiendo los pasos de la madre naturaleza.
  • El triticale y el Tritordeum son dos ejemplos de hibridación generada por el hombre. El triticale se usa para alimentación animal fundamentalmente, mientras que Tritordeum es apto para alimentación humana.

 

Más que un cereal. Espiga de tritordeum

Más que un cereal. Espiga de tritordeum

 

Beneficios saludables

El tritordeum es más que un cereal. Puede ser una alternativa para aquellas personas han optado por disminuir la ingesta de gluten, porque alberga menor cantidad de proteínas del gluten vinculadas a enfermedades alimentarias que el trigo. El respaldo científico de esta afirmación se basa en un estudio conjunto del Hospital de León y la Universidad de Sevilla, que, abanderado por el IAS de Córdoba,  se ha publicado recientemente por Journal of the Science of Food and Agriculture.

 


Pan de tritordeum

 

(Visited 640 times, 1 visits today)