Confia en Michelin MB 900*96 5-11/12

Comunidad

Las peras con DOP Rincón de Soto, un ejemplo de sostenibilidad ambiental

Las peras con DOP Rincón de Soto, un ejemplo de sostenibilidad ambiental

Las peras con Denominación de Origen Protegida (DOP) Rincón de Soto (La Rioja) son una referencia en el mercado español. También tienen una importancia en valor económico dentro del sector agroalimentario riojano. Esta marca reúne a 280 agricultores, cuyas explotaciones familiares se ubican en 28 municipios de Rioja Alta, Rioja Media y Rioja Baja (con fincas ubicadas en el Valle del Ebro). En una superficie total de 1.263 hectáreas, se producen de 20 a 25 millones de kilos, dependiendo de las condiciones de la campaña. Eduardo Pérez Malo y Sixto Cabezón, presidente y director técnico del Consejo Regulador (CR) de la DOP Rincón de Soto, respectivamente, explican cómo se alcanzan los estándares de calidad aplicando técnicas de producción integrada a este cultivo.

Elena Martín Seseña. Redacción.

“Los agricultores son nuestro pilar. Cultivan con primor. Nuestra agricultura tiene un enorme valor social: genera economía, fija población en nuestros pueblos, protege el medio ambiente y favorece la alimentación saludable de miles personas”, ha destacado Eduardo Pérez, presidente del Consejo Regulador (CR) de la DOP Peras de Rincón de Soto, felicitando, entre otras cosas, a los productores por su labor durante las últimas dos décadas. Y es que, las peras con Denominación de Origen Protegida Rincón de Soto (La Rioja) celebran 20 años de compromiso con la excelencia, el sabor y la calidad.

Esta pera tiene historia. Ya se cultivaba en campos riojanos hace más de cuatro siglos. Fue la primera fruta española que obtuvo el reconocimiento de DOP. En el año 2000, un grupo de agricultores visionarios se asociaron para impulsar la aprobación de este sello pionero autorizado en 2002.

“La constitución de la DOP fue el comienzo de una sólida alianza entre agricultores, cooperativas y empresas. Ha sido un camino de esfuerzo, emprendimiento y aprendizaje que ha aportado estabilidad y confianza. Nos sentimos orgullosos de esta fructífera trayectoria, lograda gracias al tesón de nuestros agricultores y todas las personas que forman esta gran familia”, ha afirmado Pérez Malo, que a su vez es agricultor de toda la vida.

Pérez Malo es propietario de 10 hectáreas de esta fruta dulce de pepita en fincas ubicadas en Rincón de Soto y otras localidades riojanas como Alfaro y Calahorra. En su producción destaca la variedad Conferencia, de la que obtiene 25.000 kilos por hectárea.

Esta pera se diferencia por su tamaño, por su forma más alargada y por una piel de color verde intenso. Principalmente, en la DOP se producen dos variedades: Blanquilla y Conferencia, aunque esta última es la más extendida y la que, por tanto, más les representa. Su piel es gruesa y posee unas manchas rugosas que son denominadas ‘russeting’, una oxidación natural y muy valorada en esta fruta, que se produce debido a las nieblas que hay en las zonas de cultivo del Valle del Ebro.

“La selección de las mejores variedades, el emplazamiento del cultivo del peral en las terrazas bajas de los ríos Ebro, Cidacos, Alhama, Iregua y Leza, unido a la climatología y el buen hacer de sus agricultores, caracterizan a esta pera”, han destacado desde la DOP Peras de Rincón de Soto.

 

Producción integrada de la pera con DOP Rincón de Soto

“Esta fruta es un auténtico ejemplo de sostenibilidad ambiental. Gracias al apoyo del Consejo Regulador (CR) y su equipo técnico, los productores alcanzan óptimos estándares aplicando técnicas naturales de producción integrada (60%), respetuosas con la salud de los consumidores y del planeta”, ha subrayado Sixto Cabezón, director técnico del CR de la DOP Rincón de Soto.

En este sentido, según ha explicado Pérez Malo, en sus fincas, para combatir las plagas utiliza control biológico, mediante el método de la confusión sexual y la ayuda de antocóridos, que actúan como depredadores naturales. Por otra parte, las enfermedades, intentan evitarlas con tratamientos fitosanitarios preventivos.

Además, según explica el agricultor y presidente del CR de la DOP, generalmente, suelen emplear el riego a manta, ya que en zonas como la que están ubicadas sus parcelas, el agua sobrante puede volver al río Ebro, y no desperdiciarse. No obstante, también hay zonas dentro de la DOP que tienen instalado el riego a presión.

Sin perder la esencia ni la tradición de la zona, la DOP Peras de Rincón de Soto ha introducido avances e innovación en su forma de producir para seguir siendo cada vez más sostenibles. “Nosotros somos los primeros interesados en no agotar nuestro suelo, no agotar nuestro entorno, porque, fundamentalmente, vivimos en él. Por eso, somos tremendamente respetuosos con el medio ambiente. De hecho, esta es la base de nuestra agricultura. Queremos que nuestro producto sea lo más sostenible posible”, ha apuntado Sixto.

Aunque no pueden incorporar “lo último” en herramientas tecnológicas, los agricultores de la DOP ya cuentan con algunos avances agronómicos relevantes como, por ejemplo, la monitorización de parcelas basándose en estaciones propias, herramientas digitales básicas y otros avances como el relacionado con la medición del índice del almidón.

 

Proyectos de desarrollo 

La DOP Peras de Rincón de Soto siempre ha trabajado en el desarrollo y la mejora de prácticas de cultivo para mantenerse a la vanguardia del sector. Para ello, ha participado y sigue haciéndolo en proyectos importantes como en la iniciativa PhageFire, que busca soluciones sostenibles para el control de plagas.

Este proyecto está financiado por la Comisión Europea (CE) dentro del marco de trabajo Horizonte 2020, con un presupuesto de 2,97 millones de euros. En él participa un equipo multidisciplinar formado por La Universidad de Ciencias Aplicadas de Zurich ZHAW de Suiza, la empresa Enviroinvest de Hungría, Kimitec de biotecnología de Almería y la propia DOP.

Su objetivo final es buscar una solución eficaz contra el fuego bacteriano y que la solución propuesta, sea un cóctel de bacteriófagos específicos contra Erwinia amylovora. Los bacteriófagos son virus que exclusivamente depredan bacterias, son inocuos para animales, humanos y medioambiente y tienen gran especificidad.

La DOP Peras de Rincón de Soto también forma parte de otra investigación que busca la reducción y el uso eficiente de tratamientos fitosanitarios para la mancha negra del peral, mediante la mejora de la precisión de cálculo del modelo “BSPCast” con sensores de humectación en parcelas concretas (proyecto Humecfo).

Asimismo, ante el incremento en la incidencia de corazón pardo en La Rioja en los últimos años en cultivos de fruta de pepita, la DOP participa en un grupo operativo que se encarga de profundizar en el estudio de esta alteración, y en cómo optimizar sistemas para su control. Además, en la actualidad, está pendiente de un proyecto relacionado con el estudio de la cantidad de CO2 que absorben sus perales por hectárea.

De esta forma, la DOP Peras de Rincón de Soto garantiza a sus consumidores piezas con imponentes calibres y dulzor entre 13º y 19º Brix, profundo aroma, abundantes propiedades nutricionales -ricas en vitaminas, calcio y fibra- y larga capacidad de conservación.

Este año, gracias a la confianza de sus consumidores, las peras de la DOP Peras de Rincón de Soto han sido galardonadas con el Premio al “Sabor del Año 2022”. Esta distinción reconoce su calidad gustativa y calidad diferencial. Ideales para tomar en fresco, sorprende su versatilidad para adaptarse del recetario tradicional a la cocina más creativa.