5 años garantía transmisión CMATIC MB 900*96 10-16/6

Actualidad

Agroval, un nuevo proyecto de ‘plasticultura’ para el campo

Agroval, un nuevo proyecto de ‘plasticultura’ para el campo

Impulsado por Aimplas, Agroval dará una segunda vida a los subproductos agrícolas para darles un alto valor añadido para el campo.

La ‘plasticultura‘, o la reutilización de plásticos para la producción agrícola, es una práctica de economía circular y bioeconomía cada vez más extendida en la agricultura.

Y este es precisamente el objetivo de Agroval, un proyecto que convertirá restos hortofrutícolas, vegetales y residuos de films agrícolas en nuevas aplicaciones sostenibles para el campo.

Empresas como La Unión, Castillo de Canena, Troe, Picda, Plásticos Ferrando e Inserplasa se ha unido para llevar este proyecto a cabo, que cuenta con el apoyo de Aimplas, la Fundación Cajamar y la Universidad de Santiago de Compostela.

A partir de la valorización de subproductos agrícolas que actualmente se desechan, se obtendrán nuevos compuestos, combinando estos subproductos entre ellos y con materiales convencionales y biodegradables en suelo y condiciones de compostaje.

Estos nuevos compuestos sostenibles serán procesables por las tecnologías convencionales de transformación del plástico, como el prensado, la extrusión y la inyección, para fabricar productos que permitirán mantener e incluso mejorar las propiedades de los actuales.

En concreto, se emplearán residuos vegetales del sector del olivar para incorporarlos en material reciclado, incluyendo el obtenido a partir de film agrícola. Con estos nuevos compuestos, se obtendrán cajas para el transporte de frutas y hortalizas mediante la tecnología de inyección, tuberías de riego mediante extrusión y listones símil madera.

Utilizando matrices biodegradables se desarrollará un film agrícola acolchado biodegradable en suelo y piezas para la comercialización del aceite de oliva utilizando sus propios residuos vegetales. Los productos obtenidos serán funcionalizados con extractos naturales procedentes de residuos hortofrutícolas que les conferirán propiedades antifúngicas y/o antimicrobianas.

Todos estos productos serán una alternativa viable de acuerdo con la legislación medioambiental. Se validarán y se estudiará la gestión de su fin de vida incluyendo su interacción en el ecosistema vegetal y animal.

Este proyecto se encuentra enmarcado en la línea de financiación de Proyectos de Investigación y Desarrollo en Cooperación, subvencionado por el CDTI, apoyado por el Ministerio de Ciencia e Innovación y cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) 2021-2027.