Agricultura Moderna MB 900*96 1-14/8

Actualidad

El cultivo intercalado de melón y caupí mejora los nutrientes del suelo

El cultivo intercalado de melón y caupí mejora los nutrientes del suelo

Un equipo del proyecto europeo Diverfarming ha analizado los nutrientes y los cambios de la comunidad microbiana del suelo en el primer año de un cultivo asociado de melón y caupí con reducción de fertilizantes. Todo ello para hacer frente a la problemática de degradación de suelos y aguas por el uso excesivo de fitosanitarios y fertilizantes del cultivo intensivo del melón. 

Investigadores del CEBAS – CSIC, la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) y la Universidad de Murcia han analizado los nutrientes del suelo, sus propiedades fisicoquímicas, las actividades enzimáticas y la comunidad microbiana del suelo (mediante secuenciación de alto rendimiento) de un cultivo asociado de caupí y melón con manejo ecológico, diferentes patrones de cultivo y un 30% menos de fertilización de lo habitual en monocultivos.

Los resultados han mostrado un aumento significativo de los niveles de nitrógeno total, fósforo disponible y carbono orgánico total, además del rendimiento del melón, en el primer año de asociación, independientemente de los patrones de asociación seguidos.

Con esta combinación de cultivos, cuyas consecuencias no habían sido estudiadas hasta ahora, se produjeron cambios en la estructura de la comunidad bacteriana, que se correlacionaron con un aumento en las concentraciones del nitrógeno total y el fósforo en el suelo y el rendimiento del cultivo de melón. Además, se encontró una mayor abundancia de microorganismos beneficiosos como Pseudomonas, Bacillus, Streptomyces y Sphingomonas.

De esta manera, en un primer año, la combinación de caupí con melón dio como resultado un sistema de cultivo sostenible que usa menos insumos externos y aumenta el rendimiento del melón, además de mejorar la calidad del suelo. Teniendo en cuenta que a partir del primer año, el uso de sistemas de cultivo diversificados proporciona un suministro regular de alimentos e ingresos, se necesitarán más análisis a largo plazo de estos sistemas de cultivo asociado para reforzar los hallazgos sobre la interacción positiva entre la microbiota del caupí y el melón, y sus funciones, y para estudiar más a fondo qué patrón de cultivo asociado sería el más beneficioso para el agricultor.

Con este estudio se avanza en el conocimiento de las ventajas de los sistemas de cultivos diversificados, una de las estrategias con las que el proyecto Diverfarming, financiado por la Comisión Europea (CE) dentro del programa H2020, busca un cambio de paradigma de la agricultura europea.

La asociación de cultivos es una práctica agrícola que implica cultivar dos o más especies vegetales en el mismo terreno y al mismo tiempo. Esta práctica permite no sólo incrementar la productividad de los cultivos, sino también aumentar la calidad del suelo. Además, trae consigo ventajas como la reducción de plagas y enfermedades, y la mejora de la diversidad microbiana y de insectos beneficiosos.

A pesar de que hay asociaciones de cultivos tradicionales que han demostrado altas tasas de éxito, como la del maíz con el frijol y la calabaza que se da en México, conocida como milpa, no todos los sistemas de cultivos asociados constituyen mejoras, ya que tiene que haber un equilibrio entre los cultivos utilizados.

Referencia

Cuartero, J., Pascual, J.A., Vivo, J., Özbolat, O., Sánchez-Navarro, V., Egea-Cortines, M., Zornoza, R., Martinez-Mena, M., Garcia, E., Ros, M., (2022) A first-year melon/cowpea intercropping system improves soil nutrients and changes the soil microbial community, Agriculture, Ecosystems & Environment, Vol. 328, 107856, ISSN 0167-8809, https://doi.org/10.1016/j.agee.2022.107856