Vantage MB 900*96 11-24/10’21

Actualidad

El proyecto Life Resilience estudia nuevas prácticas sostenibles y productivas para la prevención de Xylella fastidiosa

El proyecto Life Resilience estudia nuevas prácticas sostenibles y productivas para la prevención de Xylella fastidiosa

Life Resilience, proyecto cofinanciado por el programa LIFE de la Unión Europea (UE), tiene como principal objetivo la prevención de la bacteria Xylella fastidiosa en explotaciones de alta densidad tanto de olivar como de almendro.

El proyecto Life Resilience está orientado, por un lado, a evaluar agronómicamente los genotipos de olivo que ha generado la UCO mediante cruzamientos entre variedades resistentes a Xylella y que están implantados en la finca demostrativa El Valenciano, en Carmona, Sevilla.

Por otra parte, Life Resilience lleva dos años implantando un modelo sostenible de buenas prácticas para darle una mayor resiliencia al olivo y al almendro, y que será replicado en otros cultivos. Este modelo ha sido implantado en las fincas demostrativas del proyecto en Italia, Portugal y España, y desde 2019 se están analizando los resultados.

Finca demostrativa El Valenciano

Según indica Teresa Carrillo, directora del proyecto LIFE Resilience, durante los dos primeros años del proyecto, se han aplicado bioestimulantes y microorganismos que otorgan a la planta resiliencia y mejoran la salud del suelo. También se ha implantado un riego deficitario controlado para reducir el consumo de agua, energía y emisiones de CO2 sin tener merma en la producción y obteniendo un beneficio en cuanto a la calidad del producto final.

Además, el proyecto está implantando y evaluando cuatro cubiertas vegetales para ver cómo actúan en cuanto a la atracción o repelencia al insecto vector de Xylella fastidiosa. Actualmente, los socios del proyecto se encuentran evaluando estas estrategias, de las cuales han obtenido resultados bastante esperanzadores, por lo que van a continuar evaluando los mismos en los próximos años.

 

Próximos pasos del proyecto

Con los datos obtenidos durante los años 2019 y 2020, los genotipos que destaquen por alto rendimiento graso y que tengan un porte adecuado y un vigor en relación a los objetivos que se han marcado, que son principalmente obtener variedades que se adapten a nuevos sistemas de cultivo superintensivo e intensivo; serán seleccionados y propagados mediante enraizamiento de estaquillas semileñosas durante el invierno de 2021.

Almendro en Portugal

Posteriormente, serán sometidos a crecimiento forzado en invernadero hasta alcanzar alrededor de 100 centímetros de altura. Estos genotipos seleccionados serán enviados a Italia tanto para su evaluación en un campo naturalmente infestado por la bacteria, como para la evaluación en condiciones controladas. Las plantas enviadas a Italia serán evaluadas en campo, al menos, durante cuatro años para ver la resistencia a la enfermedad y de nuevo se evaluarán sus características agronómicas ya con repeticiones.

Además, se va a seguir implantando este modelo de buenas prácticas para ver cómo continúa ofreciéndole resiliencia a las plantas. Pero no sólo en sus tres fincas demostrativas, sino que van a aplicar el modelo en una red de fincas réplica tanto en Italia, Portugal y España, donde tienen fincas de olivar, almendro y otros cultivos leñosos. En estas, van a evaluar el impacto que estas prácticas tienen sobre las mismas y qué cubierta vegetal es la más interesante a la hora de controlar el insecto vector de Xylella.

Como afirma la directora del proyecto, los resultados finales que esperan conseguir son entre tres o cuatro variedades que sean resistentes a la bacteria y que tengan características agronómicas interesantes para el sector. Además, quieren dejar definido el modelo de buenas prácticas sostenibles que otorguen a la planta fuerza ante la incidencia de distintas enfermedades y, particularmente, la de la bacteria Xylella fastidiosa.

 

Xylella fastidiosa en Europa

La enfermedad de Xylella fastidiosa está presente en países europeos como Francia, Italia, Portugal y España. Actualmente, la EFSA ha contabilizado 595 especies que hospedan a la bacteria Xylella fastidiosa.

En 2013 se notificó el primer brote detectado en campo en olivos en la provincia de Lecce, Apulia, en el sur de Italia, y, actualmente, se encuentra en el punto de mira de toda la comunidad científica debido a su rápido avance y dificultad para controlarlo.

Genotipos Life Resilence

Desde entonces, la bacteria se ha ido expandiendo progresivamente hasta la provincia de Bari. A pesar de los esfuerzos para la contención de la bacteria, las últimas detecciones se han realizado cercanas a Monopoli, en lo que se considera zona de amortiguación o “Buffer Zone”, en la cual cada planta infectada debe eliminarse, así como cada planta huésped que se detecte a 100 metros a la redonda.

Las otras dos zonas en Europa que se encuentran aplicando medidas de contención son las Isla de Córcega y las Islas Baleares. En Portugal se han detectado varios focos en los Concelhos de Santa Maria da Feira y en Vila Nova de Gaia, donde se han encontrado plantas de lavanda afectadas, en principio asintomáticas. Las autoridades han decretado estas zonas como áreas demarcadas y se aplican las mismas medidas que en la ‘Zona Buffer’ de Puglia.

En España, como indica Pedro Valverde, investigador de la Universidad de Córdoba (UCO), la situación actual de Xylella fastidiosa desde que se detectó en España hace unos años, principalmente se centra en la Comunidad Valenciana, afectando básicamente a almenados y sin detectarse en planta de olivo en campo; y en Baleares, donde, además de encontrarse en diversos huéspedes, se encuentra tanto en olivo silvestre como en olivo cultivado. En las islas se ha instaurado un plan de contingencia para contener la bacteria y evitar así su expansión.

Como explica Marisol Castillo, ingeniero agrónomo y técnico de campo de la Sociedad Agrícola de Herdade do Charqueirao (SAHC), la bacteria Xylella fastidiosa acaba por taponar los vasos del sistema de los árboles y acaba matándolo completamente. Es una enfermedad difícil de erradicar porque se transmite por insectos vectores, por lo que es una bacteria que hay que tomarse en serio y actuar en consecuencia.

Life Resilience ‘Prevention of Xylella fastidiosa in intensive olive & almond plantations applying productive green farming practices’ es un proyecto que tiene por objetivo buscar prácticas sostenibles y productivas para la prevención de Xylella fastidiosa en las plantaciones de olivar y almendro en intensivo y alta densidad.

Este está liderado por la empresa Galpagro, cuenta con la participación de la Universidad de Córdoba, Agrifood Comunicación, Greenfield by Agrodrone, ASAJA Nacional, Nutriprado, SAHC-Sociedad Agrícola de Herdade do Charqueirao, S.A.; GruppoSalov y el Istituto per la Valorizzazione del Legno e delle Specie Arboree (IVALSA), perteneciente al Consiglio Nazionale Delle Ricerche de Italia.