Comunidad

Crisolar responde a todas las necesidades del agricultor desde que implanta el primer árbol hasta que vende su almendra

Crisolar responde a todas las necesidades del agricultor desde que implanta el primer árbol hasta que vende su almendra

Con sede en Riudoms (Tarragona), Crisolar es uno de los referentes de los frutos secos en el área mediterránea, –resultado de la unión de las organizaciones de productores Crisol de Frutos Secos y Arboreto para comercializar las cosechas de sus socios agricultores–, ofreciendo desde 2016 servicios integrales para los cultivos de almendra, avellana, nueces, pistachos y algarroba.

Esta OPFH, que cuenta con unos 24.000 asociados y 135.000 hectáreas de cultivo de las que el 94% son de almendro, tiene una plantilla de 130 trabajadores y 22 centros entre almacenes y puntos de gestión. José Domingo Caballero, técnico, gestor y asesor agrícola del departamento técnico de Castilla-La Mancha de Crisolar nos cuenta más sobre su funcionamiento.

 

¿Qué volumen de producción mueven?

Durante la campaña 2017/18, Crisolar co­mercializó una producción total de 12.200 toneladas de frutos secos y facturó 82 millones de euros.

En Crisolar estamos totalmente convencidos de que el futuro pasa por la internacionalización y la exportación. Ac­tual­mente operamos en 37 paí­ses de la Unión Europea, Orien­te Próximo y norte de Áfri­ca, además de Estados Unidos y Canadá. Nuestro objetivo más próximo es llegar al mercado asiático, concretamente a Chi­na, aunque por motivos de le­gislación de este país, aún no pueden entrar directamente frutos secos de España. Se está trabajando y haciendo un gran esfuerzo por parte de la OPFH para que esto cambie y esperamos que en un espacio de tiempo no muy largo ya se pueda comercializar directamente.

Crisolar ha invertido creando sistemas de pasteurización, elemento fundamental para poder comercializar frutos secos en Estados Unidos y otros países, y sistemas de envasado al vacío que garantizan la conservación del producto hasta 18 meses.

 

¿Qué requisitos debe cumplir el agricultor para pertenecer a Crisolar?

Centro de Crisolar en Los Yébenes (Toledo).

La mayor parte de nuestros asociados se encuentran en las comunidades autónomas donde actualmente se cultivan frutos secos en ma­yor o menor medida, principalmente en el litoral mediterráneo, que es donde mayor tradición tiene este cultivo. Dis­po­nemos de centros en: An­da­lu­cía, Ara­gón, Castilla-La Man­cha, Co­munidad Valencia­na, Ca­taluña, Extremadura, Is­las Baleares y Región de Mur­cia.

En Crisolar tenemos las puertas abiertas a todos los agricultores productores de frutos secos o que estén interesados por estos cultivos. Es­ta­re­mos encantados de ayudar a producir más, mejor y de forma rentable, a cualquier agricultor experimentado o joven de nue­va incorporación que tenga un mínimo de interés por sumergirse en esta actividad, poniendo todas las herramientas a nuestro alcance para lograr tal fin.

 

¿Cuáles son las condiciones del acuerdo a efectos de cultivo y ventas del producto? ¿Qué coste tiene para el agricultor pertenecer a esta SAT?

Pertenecer a una OPFH te obliga a entregar toda la cosecha a esa organización, ya que ésta tiene como misión principal la agrupación, aglutinación o re­con­centración de producto, me­diante sus cooperativas o SAT asociadas,concentrando la ofer­ta, para poder comercializar el producto de forma más eficiente y rentable a sus asociados.

No obstante, mediante el cobro de una cuota anual que no puede superar los 600 € por explotación, damos un servicio integral al agricultor, donde in­tentamos cubrir todas sus necesidades.
Entre los servicios que ofrecemos al agricultor cabe destacar:

  • Un asesoramiento personalizado.
  • Información de interés para el agricultor, así como la organización de jornadas y actos tanto informativos como técnicos.
  • La comercialización de la cosecha, incluyendo la gestión de compra de la cosecha, el acondicionamiento de la misma para su comercialización, su almacenaje y conservación.
  • La solicitud y gestión de ayudas y subvenciones.
  • El asesoramiento en plantaciones de frutos secos.
  • Servicio de ingeniería técnica.
  • Mediación de seguros (con una auditoría gratuita de los seguros contratados y la contratación de seguros para explotaciones agrícolas, así como la declaración de siniestros y cualquier tramitación vinculada con el seguro).
  • Un servicio de asesora­mien­to ambiental y energético.
  • Servicios jurídicos en el área laboral, civil y de De­re­cho Administrativo.

 

¿Se fija un precio de venta de producto cosechado? ¿De qué depende la variación de dicho precio?

El socio es totalmente libre para cobrar su almendra, desde el momento justo de entrega, si considera que en ese momento hay un buen precio, o la puede dejar en depósito para cobrarla cuando considere que el mercado sea más favorable. Para ello tenemos un servicio telefónico en el que el socio puede consultar diariamente el precio de la almendra y cobrarla cuando estime. Desde los diferentes centros receptores, el socio puede consultar por medio de nuestro personal, la evolución del mercado, y decidir cuándo es el mejor momento para co­brar su almendra.

Crisolar ayuda a los agricultores a obtener la máxima producción y la máxima rentabilidad, con la máxima calidad.

Hoy en España exis­ten tres lonjas de referencia para conocer cómo evolucionan los precios de los frutos secos –Reus, Murcia y Albacete–, con diferencias significativas entre ellas, lo cual hace que nuestra organización no pueda regirse es­tric­ta­mente en la mayoría de las ocasiones por nin­guna; co­gien­do como media, la evolución de nuestras propias ventas, lo cual no quita que mu­chas veces se acerque a una lonja u otra.

Siempre recomendamos an­­tes de cobrar cualquier fruto seco, consultar con nuestro personal especializado. Por desgracia el mercado de los frutos secos y concretamente el de la almendra puede fluctuar mucho de unos años a otros, todo de­pende de la oferta y la demanda y teniendo como base la producción de EE.UU (California) ya que cuentan prácticamente con el 80% de la producción mundial, mientras que España pro­ducimos entre 6-7%. En la campaña 2015/16 la almendra se vendía a 8-9 €/kg grano la comuna, mientras que hoy está en torno a los 5 €/kg grano.

 

¿Existe un técnico de campo que asesora a los agricultores? ¿Cuántas veces visita el campo?

Tenemos un servicio de información y asesoramiento que está a disposición de los agricultores asociados en todo el territorio nacional para ayudarles a ser más competitivos.

En todos nuestros centros disponemos de equipo altamente cualificado y especializado en frutos secos, con muchos años de experiencia en este sector, formado por ingenieros agrónomos, ingenieros técnicos y técnicos especialistas, que le ofrecerán al socio un trato personalizado y resolverán cualquier necesidad que requiera ya sea por teléfono o por e-mail.

También disponemos de un blog don­de se pueden consultar todas las noticias relacionadas con el sec­tor, la evolución fenológica del cultivo, plagas, enfermedades, ayudas, etc.

Las visitas de campo van en función de las necesidades de cada agricultor, intentando asistir la llamada de un socio en menos de una semana. Como pasa en muchos casos, habrá socios que has visitado tres veces porque así te lo han solicitado por diferentes motivos (plaga, enfermedad, poda, tratamientos, nueva plantación etc.) y socios que no han requerido una sola visita a lo largo del año. Lo que sí está claro es que ningún socio que requiera de nuestros servicios, se va a quedar sin visitar.

 

En cuanto a la fertilización, el control de plagas y enfermedades o el riego, ¿cuáles son las recomendaciones del cultivo del almendro?

Nos movemos por una extensión geográfica muy grande, con unas connotaciones climáticas, de suelo y agua muy diferentes, por eso no podemos dar unas recomendaciones generales para todos.

Lo que sí está claro es que si mantenemos nuestros cultivares con un buen estado fitosanitario, una fertilización adecuada a sus necesidades, y somos ca­paces de cubrir un mínimo de necesidades hídricas, tenemos un alto porcentaje de posibilidades de obtener una buena co­se­cha y en definitiva optimizar la rentabilidad de nuestra explotación. Hacemos planes de riego y fertilización muy personalizados, ya que disponemos de la­boratorio privado para realizar las analíticas tanto de suelo, como de hoja de cada parcela y en base a esos resultados, ha­cer un estudio y diseñar el plan más adecuado.

 

¿Tienen algún sistema de alertas para anticiparse a de­terminados estreses que pue­de sufrir el cultivo?

En la OPFH experimentan con nuevas formas de cultivo en seto.

Recibimos periódicamente el boletín fitosanitario que publica cada comunidad, estamos en contacto permanente con técnicos de las oficinas comarcales agrarias provinciales, comprobamos los da­tos meteorológicos casi a diario de las diferentes estaciones meteorológicas que entran dentro de nuestro ámbito de acción, y lo más importante, nuestros técnicos salen al campo todos los días, y son los que realmente conocen de primera mano, cómo van evolucionando las diferentes plagas, enfermedades, el estado fenológico del cultivo, muchas veces incluso an­tes que el propio agricultor.

Son capaces de predecir a corto plazo, el problema que se le avecina al socio en su parcela y disponer de los medios para que esto no ocurra. Tenemos cla­ro que cada parcela y cada so­cio son diferentes y en consecuencia tenemos que actuar de forma diferente.

 

Una vez recolectado, ¿en cuánto tiempo se hace efectivo el pago de la cosecha?

Como ya hemos mencionado, el socio es el que decide cuándo quiere cobrar su almendra. No­so­tros le ayudamos, informándole de la evolución o tendencias del mercado, para que pueda decidir y optimizar su co­secha año tras año. El tiempo que transcurre desde que decide liquidar su almendra hasta que se hace efectivo el cobro dependerá del sistema de pago que cada cooperativa asociada tenga establecido. No siempre es el mismo.

 

¿Es un cultivo rentable? ¿Pue­den aportar cifras de gastos e ingresos con una producción normal de almendra?

Por supuesto. Hay grandes diferencias en función de si el sistema de explotación es de secano o regadío. La media nacional para una hectárea de secano está en los 150 kg/ha de grano, aunque hoy con las nuevas variedades y el manejo adecuado llegamos fácilmente a los 500 kg/ha gra­no. Nada que ver con las parcelas donde se aplica riego, o simplemente riego deficitario donde oscilamos entre 1.500 y 3.500 kg/ha de grano. Solo con el dato de la producción ya vemos que las diferencias de rentabilidad son más que significativas.

Los datos de gastos e ingresos son muy relativos y diferentes para cada parcela. En este proceso intervienen varios factores determinantes como son: el clima, el suelo, el agua, el factor humano y el financiero. Pero si hacemos un esfuerzo y cogemos simplemente algunas me­dias que nos sirvan de referencia y sin querer o poder generalizar, los gastos de manejo medios para una hectárea de secano estarían en torno a los 382 €. Si cogemos una cosecha de unos 300 kg/ha de grano, al precio actual de 5 €, obtendríamos 1.500 €. Como se puede observar tenemos margen suficiente de beneficio para asumir cualquier contratiempo. En rie­go esta cantidad la podemos multiplicar por 10.

 

¿Qué nuevas iniciativas y proyectos de apoyo al agricultor tienen actualmente en marcha?

Grupo de técnicos de Crisolar visitando finca en California (EE.UU), como parte de su programa de formación.

Actualmente estamos mejorando, modernizando y ampliando nuestros centros, para facilitarle la recolección y post-recolección al agricultor, para que el producto nos llegue en las mejores condiciones po­sibles de calidad. Damos cursos y hacemos jornadas de poda, gestión de plagas y enfermedades, servicios de seguros agrícolas y gestión de ayudas.

A nivel industrial, nuestra marca Nectina elabora bebidas y cremas de frutos secos, como leche de almendra, leche de almendra “0” azúcares, leche de almendra ecológica, bebida de nuez, bebida de almendra con cacao y bebida de avellana con cacao. Ofrecemos al industrial una línea completa de productos a partir de los frutos secos de nuestros agricultores, con piel, repelada, semi-elaborados y elaborados. Estamos centrados en garantizar y mantener la máxima calidad en todos nuestros productos, desde el campo a la mesa.

 

¿Qué ventajas le aporta al agricultor tener un contrato con Crisolar?

Todo nuestro trabajo se centra en ayudar al agricultor para que pueda producir más y mejor, manteniendo unas normas de calidad que nos diferencien del resto y siendo muy respetuosos con el medio am­bien­te.

Intentamos cubrir todas las necesidades del agricultor, des­de el primer día que implanta su primer árbol, hasta que recoge y vende su almendra. Para ello intentamos dar un servicio integral, adaptándolo a cada uno de nuestros socios. Todo este trabajo genera un valor añadido, que repercutirá directamente en beneficio de nuestros asociados.

 

(Visited 1 times, 1 visits today)