Comunidad

Oleo Quirós apuesta por cultivar distintas variedades para elaborar sus aceites ecológicos monovarietales

Oleo Quirós apuesta por cultivar distintas variedades para elaborar sus aceites ecológicos monovarietales

Finca La Moncloa, propiedad de la familia García-Quirós, está ubicada en Toledo, concretamente, en el término municipal de Mascaraque, formando parte de la comarca de los Montes de Toledo. En ella se elaboran aceites monovarietales ecológicos enfocados al mercado de aceites virgen extra envasados ecológicos, para los que buscan un producto con sabores frutados conseguidos a través del adelanto de la recolección de los frutos.

Elena Martín. Redacción

Esta explotación de olivar de 300 hectáreas se encuentra en el término municipal de Mascaraque, formando parte de la comarca de los Montes de Toledo, la cual se caracteriza por tener un clima continental, básicamente seco, aunque no extremo ni en máximas ni en mínimas. Sus olivares vegetan sobre suelos franco arenosos y calizos, pobres en materia orgánica.

La economía de este territorio siempre ha estado basada fundamentalmente en la agricultura. De la misma manera, la finca siempre ha estado ligada a la producción de aceite de oliva y amparada por la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montes de Toledo.

La Moncloa cuenta con árboles de más de 60 años de antigüedad a los que han ido añadiendo diferentes plantaciones con marcos más modernos en función de la variedad de aceituna, hasta sumar en la actualidad un total de 300 hectáreas de olivar en cultivo ecológico.

En origen, la finca tenía solo plantaciones de la variedad Cornicabra pero en la actualidad, se compone además de Arbequina y Picual. Del total de la superficie plantada, 80 ha no están todavía en producción porque son de reciente plantación (tienen un año exactamente). Otras 80 ha se han plantado en secano a un marco de 8×8 m, es decir, con 150 árboles/ha.

En esta superficie se incluyen las variedades Picudo, Manzanilla Cacereña y Picual. De las 220 hectáreas restantes, 150 ha están en regadío (30 ha de Arbequina en seto, 80 ha de Picual en intensivo y 40 ha de Cornicabra). Además, cuentan con otras 70 ha de olivar en secano.

Para Ángel Miguel Gutiérrez, ingeniero técnico agrícola y responsable de la explotación de olivar en Finca La Moncloa, esta diversificación varietal está dirigida hacia el mercado de aceites virgen extra envasados ecológicos, para los que buscan un producto con sabores frutados.

 

Oleo Quirós busca el momento óptimo de recolección

Proceso de recolección de los cultivos intensivos y de secano con paraguas invertidos

En un artículo sobre mitos y realidades del momento óptimo de la recolección en olivo, expertos del IFAPA de Córdoba y Jaén, la Universidad de Huelva (UHU) y el CSIC Sevilla, en la revista Vida Rural (número VR470), avanzan que la situación en muchas zonas de España está cambiando considerablemente. La modernización de las almazaras, los nuevos sistemas de cultivo y el énfasis cada vez mayor en la calidad del aceite de oliva virgen extra (AOVE) han hecho que en los últimos años el inicio de la recolección se adelante considerablemente.

En Oleo Quirós han decidido apostar por el adelanto de la recolección de la aceituna para evitar, entre otras cosas, la vecería, y porque les sirve como método de lucha contra plagas como la mosca del olivo, ya que se encuentran en una zona endémica para este insecto. Además, al alargarse tanto últimamente el periodo de temperaturas altas en verano se suceden varias generaciones que hacen que los ataques de mosca cada día se alaguen más en el tiempo.

“Nuestra recolección se caracteriza por una obtención del fruto cuando su estado de maduración es el óptimo para obtener aceites de máxima calidad con aromas muy acentuados”, apunta el técnico de Oleo Quirós, añadiendo que se realiza mediante modernos procedimientos mecánicos asegurando la mínima incidencia sobre el estado del fruto en todas sus fases y evitando que el fruto se estropee entre el proceso de recolección y el procesado en la fábrica.

Proceso de recolección de los cultivos intensivos y de secano con paraguas invertidos

Con este sistema de recolección temprana el rendimiento graso de la aceituna recogida ha descendido, según afirma el técnico de Oleo Quirós. Aun así, se registran los siguientes rendimientos medios industriales: variedad Arbequina, aproximadamente,un 13%; Cornicabra, un 20%; y Picual, un 19%. A la vez, también ha disminuido la producción de aceituna en ecológico con respecto al convencional, entre un 15% y un 20%.

“En Oleo Quirós somos productores de aceituna y tenemos nuestra propia almazara para la elaboración de aceite ecológico. Por ello, no nos perjudica perder ese porcentaje de producción, ya que nuestro interés va más por la calidad”, apunta Ángel, añadiendo que si no tuvieran su propia almazara, quizá su modelo de negocio en ecológico sería más complicado de mantener.

 

Estrategias de producción

En Oleo Quirós hacen un manejo de los volúmenes de copa para que sean acordes con las dotaciones de agua, ya que es una zona escasa de recursos hídricos.

“Tenemos a nuestros olivares bien acostumbrados a la sequía”, afirma el técnico de Oleo Quirós. En este sentido, no tienen árboles con volúmenes de copa de 10.000 m3/ha porque no podrían mantenerlos. Son árboles en intensivo de un pie para favorecer, por un lado, la reducción del volumen de copa (200 árboles por hectárea) y, por otro, adecuarse a sus aportaciones hídricas.

Ángel destaca que para las plantaciones en regadío tienen unas balsas de 20.000 m3 cada una, que les permiten almacenar el agua para su utilización en la época de riego. Las dotaciones aproximadas son de 1.500 m3/ha y año en las plantaciones con marco superintensivo. Por su parte, para las plantaciones intensivas la aportación es de 900 m3/ha.

“Las aportaciones hídricas suelen dar aceites más picantes. Nosotros al aportar menos agua al árbol obtenemos aceites más equilibrados en el ámbito organoléptico”, destaca el técnico de la empresa.

Oleo Quirós cuenta además con una almazara propia en las que tienen dos batidoras, una de 2.400 kg de capacidad y otra de 6.000 kg. “Controlamos los tiempos de batido y las temperaturas muy exhaustivamente, y no hacemos repaso”, destaca Ángel. También cuentan con una separadora pulpa-hueso porque aprovechan este último como combustible.

Para el proceso de recolección de los cultivos intensivos y de secano tienen dos paraguas invertidos y para los olivares en seto, que no pasan de los 1.500 árboles por hectárea, una cabalgadora.

 

Escasa producción en la campaña 18-19

“La zona en la que estamos estuvo muy afectada por la sequía y por un mal cuajado que hubo en la época de floración la primavera pasada. Esta fue abundante pero no hubo una buena fecundación y, por consiguiente, no hubo un buen cuajado. Está influyendo y afectando mucho la llegada con un mes de antelación, con respecto a lo que era tradicionalmente, de las altas temperaturas”, destaca el técnico de Oleo Quirós.

Y es que, debido a estas elevadas temperaturas en el momento de apertura de la flor y polinización (durante la segunda quincena de mayo) los niveles de polen con poder germinativo de la flor del olivo en 2019 estaban casi en el 50% con respecto a los de la campaña anterior.

En Toledo, se espera una producción un 75% inferior a la de la campaña pasada. Por otro lado, también se estima un enlace de campaña complicado, con 750.000 toneladas de stock a las que hay que sumar las producidas en la presente. La consecuencia es clara, más aceite en el mercado, caen los precios.

 

Mercado del AOVE

“Nuestra localización geográfica, a apenas una hora de Madrid, nos permite tener una distribución muy fuerte de nuestros productos en el canal Horeca. Esto unido a la diversidad de formatos que ofrecemos bajo la marca Oleo Quirós, hace que nos situemos en un segmento muy competitivo”, destaca Ángel. Los aceites de Oleo Quirós cuentan ya con más de 60 premios internacionales y su objetivo es seguir acumulando reconocimientos que valoren el esfuerzo y trabajo diario que realizan en sus olivares.