Confia en Michelin MB 900*96 5-11/12

Patrocinado

Avanzan los ensayos de Novaterra para reducir el uso de fitosanitarios en viñedo y olivar

Avanzan los ensayos de Novaterra para reducir el uso de fitosanitarios en viñedo y olivar

La preocupación en Europa sobre el uso indiscriminado de fitosanitarios químicos y su impacto negativo en el medio ambiente y en la salud del ser humano, es creciente. Por ello, reducir estos productos en agricultura sin incurrir en una disminución del rendimiento de los cultivos se ha convertido en un reto prioritario para todos los Estados miembro.

En este contexto nace Novaterra, un proyecto internacional de I+D+i cuyo objetivo es reducir significativamente el uso y el impacto negativo de los productos fitosanitarios para la gestión integrada de plagas y enfermedades en dos de los principales cultivos mediterráneos en Europa: la vid y el olivo. Todo ello, por medio de un conjunto de estrategias novedosas, integradas y sostenibles resultantes de tres enfoques diferentes: productos alternativos, agricultura inteligente y gestión del suelo.

El Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias es (IRTA) lidera esta interesante iniciativa que ha unido a un total d 23 entidades de seis países: España, Portugal, Francia, Italia, Grecia y Bélgica. Entre ellas se encuentra la Plataforma Tecnológica del Vino, que está al frente de la comunicación y difusión del proyecto en España para dar a conocer el trabajo del consorcio, así como transferir los resultados obtenidos a consumidores y productores.

Y es que, dado que los beneficios resultantes de este proyecto se dirigen tanto a consumidores como a productores, Novaterra permitirá dar respuesta a la demanda de productos más saludables y respetuosos con el medio ambiente, así como aumentar el nivel tecnológico, educativo y de implementación de los productores en términos de gestión integrada de plagas y uso sostenible de productos fitosanitarios.

Novaterra cuenta con un plazo de ejecución de cuatro años y un presupuesto de más de 5,5 millones de euros, habiendo recibido una ayuda de más de 4,8 millones de euros por parte de la Comisión Europea, a través de la subvención 101000554 del programa Horizon 2020.

 

Avances técnicos de Novaterra

Desde su inicio en 2020, se han desarrollado 36 ensayos de campo en cinco países: Grecia, Italia, Francia, España y Portugal, para probar productos alternativos a los fitosanitarios convencionales como biosoluciones, bioestimulantes, inductores de resistencia, productos a base de nanopartículas, agentes de biocontrol, confusión sexual, atrapamiento masivo o agua ozonizada.

Tras cerrar la temporada 2021, los resultados fueron muy prometedores en algunos de los ensayos y los protocolos se ajustaron para continuar validando los resultados durante la segunda anualidad del proyecto. Algunas desviaciones se sucedieron, no solo debido a la eficacia de los productos, sino también debido a la ubicación y las condiciones climáticas en relación con la presión de plagas y enfermedades.

En cuanto a las tecnologías de cultivo inteligente, Novaterra ha desarrollado varias innovaciones que se están probando en campo. Entre ellas, destaca un algoritmo de detección basado en el monitoreo espectral y el reconocimiento de patrones para el oídio en vides y el repilo en el olivo; y una plataforma holística para la detección precoz y predicción de plagas y enfermedades, así como para el manejo de la protección de cultivos para olivares y viñedos.

Además, el consorcio se encuentra trabajando en una metodología holística para una caracterización inteligente del dosel y un sistema basado en el aprendizaje automático para optimizar la pulverización de cultivos que estarán próximamente listos para integrarse en una plataforma inteligente.

El tercer pilar para reducir el impacto y el uso de los productos fitosanitarios se basa en la puesta en marcha de nuevas estrategias de gestión del suelo. Así, durante el primer periodo de ejecución de Novaterra, que ha abarcado un total de 18 meses, se ha publicado un informe sobre la elaboración de estrategias innovadoras de gestión del suelo para la reducción de insumos químicos.

Además, se han iniciado ocho ensayos en olivares situados en España, Portugal, Italia y Grecia, y ocho ensayos en viñedos italianos, españoles y portugueses para estudiar la combinación de cultivos de cobertura y control biológico con el fin de optimizar la fertilización para reducir el impacto de la cubierta vegetal en el rendimiento del cultivo, en el manejo de la madera de poda para aumentar la biodiversidad y mejorar el control de enfermedades en los viñedos, así como el uso de cultivos de cobertura y márgenes florales para mejorar el rendimiento biológico en ambos cultivos.

Por último, se ha diseñado el prototipo de un robot de siega modular rentable y se han validado sus especificaciones.

 

Próximos pasos e impactos esperados

Durante la siguiente fase de ejecución, Novaterra comenzará a trabajar en la integración de los resultados de los tres pilares en las herramientas que ayudarán a los agricultores a reducir el uso y el impacto de las aplicaciones de fitosanitarios. Además, se determinará la aceptación y disposición de los productores para adoptar estas innovaciones, y el impacto económico y ambiental de las mismas.

Los sistemas de apoyo a la toma de decisiones y las plataformas operativas, así como las estrategias mejoradas de manejo integral de plagas, se validarán finalmente en el campo y podrían estar disponibles durante la etapa final del proyecto.

La suma de todo ello permitirá, no solo la introducción de nuevos enfoques, herramientas, estrategias y para la prevención y control de plagas o enfermedades, sino también una mayor concienciación entre agricultores y consumidores sobre la confianza en los enfoques sanitarios mundiales relacionados con la producción agrícola.

En definitiva, una mejora de las prácticas agronómicas para aumentar la resiliencia de la producción agrícola y la cadena agroalimentaria con un impacto directo en la sostenibilidad económica, social y medioambiental.

Más información