Actualidad

Desarrollan un software para la toma de decisiones en nutrición porcina

Desarrollan un software para la toma de decisiones en nutrición porcina

Investigadores del programa de Nutrición Animal del IRTA han desarrollado un módulo de modelización dinámica en el marco del proyecto europeo Feed-a-Gene.

“Sabemos que la calidad de la canal, la carne y la grasa está directamente relacionada con la composición de ácidos grasos del tejido adiposo y que, a su vez, está fuertemente influenciada por el genotipo, el sexo, la edad, el peso vivo y el estado de engrasamiento del animal”, ha explicado Rosil Lizardo, investigador del IRTA.

Los resultados obtenidos permiten considerar la modelización del crecimiento lipídico como una herramienta útil para ayudar a los expertos en porcicultura a evaluar el impacto de la nutrición en la cualidad dietética, sensorial y de procesado de la carne, ayudando a elegir las estrategias de alimentación más rentables.

Actualmente ya se utiliza la modelización dinámica usando ecuaciones de predicción para ver qué sucede con las diferentes estrategias alimentarias y ayudar en la toma de decisiones.

Sin embargo, estos modelos matemáticos disponibles en el mercado o son poco accesibles, o no son de fácil utilización por los usuarios finales. Por lo que uno de los objetivos de esta investigación también ha sido facilitar su accesibilidad y uso. 

Feed-a-Gene ha sido un proyecto europeo que se ha llevado a cabo durante cuatro años, finalizando en 2020, que ha tenido muchas líneas y campos de investigación.

Además del módulo de ácidos grasos, también se han desarrollado módulos de simulación de la digestión o un modelo completo de crecimiento para avicultura.

Todos ellos con el objetivo de estudiar el impacto que pueden tener las estrategias nutricionales sobre los resultados zootécnicos.

Los 23 centros de investigación, de transferencia y empresas que han participado en el proyecto, se han implicado en el desarrollo de nuevos recursos y tecnologías de alimentación, la identificación y selección de animales robustos que se adapten mejor a las condiciones fluctuantes, y el desarrollo de técnicas de alimentación que permitan optimizar el potencial de la alimentación y del animal.