Actualidad

El consorcio europeo EIT Food crea una incubadora de empresas innovadoras en Zamudio

El consorcio europeo EIT Food crea una incubadora de empresas innovadoras en Zamudio

La sede del consorcio europeo EIT Food en el Parque Científico y Tecnológico de Vizcaya se dispone esta semana a atraer talento dentro del ámbito agroalimentario.

Este centro ha recibido a un grupo de media docena de empresas innovadoras, seleccionadas entre un numeroso grupo de candidaturas en todo el continente que, durante cuatro meses, participarán en un programa intensivo cuyo fin es convertir esos proyectos en empresas viables y con futuro.

EIT Food es una de las seis Comunidades de Conocimiento e Innovación (KIC en inglés) que forman parte del Instituto Europeo de Innovación y Tecnología (EIT), un organismo independiente de la Unión Europea (UE). Cuenta con sede central en Lovaina (Bélgica), además de cinco subsedes, una de ellas compartida entre Madrid y Bilbao para el Sur de Europa. Su objetivo consiste en conectar entre sí a consumidores con empresas, ‘startups’, investigadores y estudiantes de toda Europa para apoyar iniciativas innovadoras sostenibles que mejoren nuestra salud, el medio ambiente, o permitan el acceso a unos alimentos de calidad.

Una de las primeras acciones que ha emprendido en Vizcaya es la creación de una incubadora de empresas innovadoras en el sector agroalimentario. De entre todas las solicitudes a nivel europeo, se han seleccionado seis proyectos para Zamudio. El origen de las jóvenes empresas es de lo más diverso: tres de Reino Unido, además de una de Ruanda, una de Portugal y otra de Alemania; y también se dedican a actividades dsitintas.

Sowbot (Bristol) fabrica robots para utilizarlos en granjas. Crover (Edimburgo) se propone ahorrar las pérdidas de grano mediante el mapeo de los graneros. SeeSleeves (Cambridge) desarrolla alternativas al plástico, biodegradables y aislantes. Njord Frey (Ruanda) aporta soluciones relacionadas con el agua para agricultores de países en desarrollo, que ayuden a combatir la desnutrición. 2BNanoFood (Braga) idea nanoestructuras biodegradables para aplicaciones alimentarias. Y por último, Vegshelf (Dusseldorf) es una plataforma B2B para productos alimenticios de origen vegetal.

Dentro de su intensa agenda para esta semana se incluyen encuentros con mentores, es decir, personas del mundo de la empresa que les ayudarán a guiar sus proyectos y a hacerlos viables. El semillero de EIT Food en Bilbao se ha puesto en marcha a la vez que otros dos en Europa: uno en Polonia y otro en Irlanda del Norte. “El objetivo fundamental es atraer talento”, explica la directora de EIT Food en el Sur de Europa, Begoña Pérez-Villarreal. “Buscamos a personas emprendedoras que tengan una idea o una empresa de reciente creación, y nosotros les acercamos al mercado y les facilitamos las condiciones para que puedan construir la base de un negocio escalable”, añade.

La incubadora creada por EIT Food apoya a los aspirantes a empresarios para determinar si existe un mercado para productos o servicios que utilicen tecnologías innovadoras agroalimentarias. En estos cuatro próximos meses, los seis proyectos seleccionados contarán con herramientas, conexiones y mentores que les ayudarán a comprender mejor las necesidades de sus clientes y validar su idea de negocio. Al final, tendrán la oportunidad de presentar su idea a un panel de un centenar de expertos de la industria, y podrán acceder a uno de los tres premios de hasta 20.000 euros. En el proyecto, denominado Seed bed, colaboran también entidades locales como Angulas Aguinaga, Azti y Grupo AN.

 

(Visited 1 times, 1 visits today)