Trimble Tradeshow MB 18-24/1

Actualidad

Agritechnica 2019, cómo será la agricultura del futuro?

Agritechnica 2019, cómo será la agricultura del futuro?

La cita por excelencia de la maquinaria agrícola europea que cerraba sus puertas el pasado 16 de noviembre en la feria de Hannover (Alemania), y que ha reunido a más de 2.820 expositores y 450.000 visitantes, ha ofrecido una visión bastante reveladora de por dónde creen los fabricantes de maquinaria que pasa el futuro de la agricultura. Los combustibles alternativos, la autonomía, la digitalización y la conectividad se sitúan entre las grandes tendencias, incluso con algunos desarrollos que, como veremos, estarán disponibles en el mercado en la próxima campaña.

Arancha Martínez. Redacción VR.

Tractor autónomo de John Deere.

Con cerca de 40 hectáreas de superficie expositiva, Agritechnica es el escaparte de la industria mundial de la maquinaria agrícola y un foro para debatir sobre las cuestiones de futuro que afectan a la producción agraria”. En su intervención ante la prensa, Reinhard Grand­ke, director general de la Sociedad Alemana de Agricultura (DLG), que es la organizadora del salón, ponía de relieve el carácter internacional de una feria en la que el 62% de los expositores son extranjeros (en un ranking encabezado por Italia con 370 empresas; China, 163 y Países Bajos, 113), mientras que el número de visitantes de fuera de Alemania supera los 130.000 ve­nidos de 152 países.

Entre las novedades de este año, la feria ha celebrado el International Farmer´s Day, que se ha centrado en Francia y Reino Unido y que ha recibido más de 11.000 visitantes; ha acogido la primera edición del Systems & Components Tro­phy – Engineer´s Choice (un pre­­mio concedido por los ingenieros a los sistemas y componentes que han supuesto una contribución sustancial al desarrollo de productos) y ha celebrado la primera edición del DLG-AgrifutureLab, dando a las empresas la oportunidad de presentar sus nuevas ideas de negocio y encontrar inversores.

Steyr Koncept Tractor.

La industria europea fabricante de maquinaria se en­cuentra inmersa en un proyecto denominado EkoTech, que ha puesto el foco en la reducción del consumo de combustible, algo que es beneficioso tanto para el medio ambiente (si bien la industria asegura que la maquinaria agrícola y los tractores no son responsables de más del 0,7% de las emisiones totales de CO2 en Alemania), como para el bolsillo del agricultor (el consumo de combustible representa el 50% de los costes del ciclo de vida de un tractor).

Desde un punto de vista fí­si­co, se han alcanzado los me­jores resultados posibles en la optimización de los motores. Sin em­bargo quedan áreas de mejora. Pro­cesos combinados de trabajo, la digitalización, la fabricación de máquinas más ligeras, o una gestión del mo­tor más precisa pueden suponer ahorros de hasta el 40% en el consumo de combustible. Los fabricantes demandan ayudas a la Administración europea, tan­to en forma de subvenciones por la adquisición de ma­quinaria medioambientalmente más sostenible, como be­ne­ficios fiscales a los usuarios de esta tecnología, o políticas de comunicación para incentivar su consumo. Mu­chas de estas mejoras, como vamos a ver, ya están en desa­rrollo.

 

Híbridos, eléctricos o de metano

En esta edición de Agri­tech­nica se han presentado mu­chas máquinas que, aunque están lejos de entrar en producción, dan una idea de por dónde creen los fabricantes que apuntará el futuro.

En este contexto, Steyr ha sorprendido en Hannover con el Steyr Konzept, un tractor de accionamiento híbrido modular formado por un motor de combustión (un FPT de 4 cilindros diésel), un generador y va­rios motores eléctricos interconectados que se activan individualmente y suministran la energía necesaria en cada momento, a las ruedas (con un motor eléctrico cada una), al sistema hidráulico o a la toma de fuerza (que se accionan eléctricamente).

T6 Methane Power.

La potencia máxima en modo híbrido es de 250 kW. En modo totalmente eléctrico, generando cero emisiones (tanto de gases contaminantes como de ruido), dispone de una autonomía de 1 hora. Como equipamiento de agricultura de precisión, Steyr propone además un dron con sensores para ma­terial vegetal, que sobrevuele el campo por delante del tractor proporcionándole datos en tiempo real.

De entre los “combustibles” alternativos, la electricidad pa­rece ser uno de los que más se consolida. Así, Fendt ha me­jorado su tractor eléctrico e100 Vario que también se encuentra en fase de proyecto. La marca del grupo Agco ha reemplazado el enchufe de carga CCS por uno de tipo 2 y un cable de carga para tomas de 400 V con hasta 32 A, que permite cargar totalmente la batería en menos de 5 horas. El tractor conserva la función de carga rápida y monta un nuevo sistema de gestión térmica que permite precalentar la batería en invierno en pocos minutos hasta alcanzar la temperatura ideal. Este tractor desarrolla 50 kW de potencia y según la marca tiene una autonomía de hasta 5 horas en condiciones de uso reales en campo.

VoloDrone.

Sin embargo, el metano tampoco se queda atrás y en esta edición de Agritechnica New Holland ha expuesto la primera unidad de producción del T6 Methane Power, el tractor de metano con el que la multinacional cierra el círculo de la explotación energéticamente independiente, dado que el ganadero puede producir su propio biometano a partir de estiércol. Este tractor, que ya está a la venta, ofrece el mismo rendimiento que su equivalente diésel –180 CV de potencia, par de 740 Nm y misma durabilidad– con la ventaja de reducir un 80% las emisiones.

 

Autónomos

El futuro, según John Deere, pasa en gran parte por la autonomía. La multinacional americana ha presentado un tractor eléctrico autónomo –con hasta 500 kW de potencia que puede ser equipado con ruedas u oru­gas–; un dron pulverizador autónomo equipado con un sistema que permite escanear las malas hierbas desde el aire y realizar una aplicación de precisión del herbicida –equipado con un tanque de 10,6 l que se rellena de forma automática en la estación de campo donde también se carga la batería–; y un pulverizador au­topropulsado con orugas que cuenta con un depósito de 560 l, tiene una luz libre de 1,9 m y monta cua­tro ruedas directrices que lo hacen extremadamente versátil.

Otro desarrollo de John Deere, en esta ocasión junto con la empresa Volocopter (pionera en la movilidad urbana aérea), es el VoloDrone, de 9,2 m de diámetro, que colgaba del techo del stand de la multinacional norteamericana.

Case IH Magnum CVX autónomo.

Este aparato, propulsado por 18 rotores, es totalmente eléctrico y monta baterías reemplazables de ión-litio. Con una autonomía de vuelo de 30 min y una capacidad de cobertura de 6 ha/h, el VoloDrone puede ser operado de forma remota o en automático con una ruta pre-programada, y los implementos (en este caso los dos tanques y la barra pulverizadora) pueden ser reemplazados por otros dependiendo del uso que se le vaya a dar.

Otras marcas que también apuestan por la autonomía son Case IH que exhibía en su stand su Magnum CVX autónomo sin cabina, o Massey Ferguson que ha presentado su visión propia de la agricultura del futuro con el MF Next Concept Tractor. Se trata de un tractor con un diseño neo retro, que puede funcionar total o parcialmente en autónomo, con tecnología integrada a bordo para facilitar el uso de herramientas de agricultura de precisión, cámaras y sensores integrados para la aplicación variable de inputs y sistemas para escanear el cultivo y disponer de datos esenciales para ajustes sobre la aplicación en tiempo real, cuatro ruedas directrices, un display de realidad aumentada en el parabrisas, telemetría para la transmisión de datos y diagnóstico remoto para la prevención de averías.

 

Digitales y conectados

Los fabricantes de maquinaria se han ido agrupando en los últimos años en torno a dos grandes proyectos para la gestión común de datos de flotas de maquinaria de distintas marcas.

MF Next Concept Tractor.

El más reciente de estos proyectos, DataConnect, cuyo lanzamiento oficial está previsto para el verano de 2020, garantiza una gestión de datos de nube a nube independientemente del fabricante. Así, los clientes con diferentes marcas de tractores (Claas, John Deere, Case IH, New Holland y Steyr, con la incorporación de CNH Industrial que se ha anunciado precisamente durante la feria de Hannover) pueden intercambiar fácilmente los datos de sus máquinas, incluyendo su ubicación actual e histórica, el nivel de depósito de combustible, el estado del trabajo y la velocidad de avance. También está prevista la transmisión de datos agronómicos en un futuro.

Al igual que funciona el sistema Isobus, el usuario puede intercambiar los datos de sus máquinas a través de una in­ter­faz común, controlar y monitorizar la flota utilizando para ello la plataforma de datos del fabricante original que prefiera. Esto significa que los datos están disponibles en cada plataforma –John Deere Ope­ra­tions Center, Claas Te­le­matics, AFS Connect de Case IH, MyPLM Connect de New Ho­lland y S-Fleet de Steyr o el portal de 365FarmNet– pu­dien­do intercambiar la información en tiempo real de una nube a otra.

El principal beneficio para el usuario es que todas las configuraciones de la máquina es­tán disponibles en un solo sis­tema. El principal objetivo de los fabricantes es hacer de este proyecto cloud-to-cloud, un estandar (como pasó con Isobus).

Por su parte, DKE Agri­router es una plataforma de transferencia de datos universal que incluye a las marcas del grupo Agco, Amazone, Deutz-Fahr, Grimme, Krone, Lemken o Pöttinger, las marcas de CNH Industrial (que también se ha sumado a este proyecto) y más de treinta proveedores de apps de datos conectados que garantizan un mayor crecimiento. Los clientes se beneficiarán de la capacidad del DKE Agrirouter de conectar vehículos con servicios, ofreciendo una plataforma de conectividad y envío de datos.