Agrialgae_Sup

Actualidad

El proyecto de I+D para controlar la Xylella fastidiosa con termoterapia presenta los primeros resultados

El proyecto de I+D para controlar la Xylella fastidiosa con termoterapia presenta los primeros resultados

El proyecto de I+D Termoxyvid ha finalizado con éxito el primero de los tres hitos técnico-económicos que contempla su plan de trabajo.

En esta primera fase, se ha logrado la selección del microorganismo bioindicador con el que se espera controlar la bacteria Xylella fastidiosa en portainjertos de vid sin dañar el material vegetal. Asimismo, se ha diseñado, construido e implantado en las instalaciones del vivero el prototipo con el que efectuar el tratamiento. Esta innovadora iniciativa tiene por objetivo final validar, a nivel industrial, un método de tratamiento efectivo mediante termoterapia para combatir este patógeno. Los resultados de esta investigación podrán suponer una considerable aportación para el sector agrícola español, puesto que la Xylella fastidiosa representa una amenaza creciente para los cultivos de cítricos, olivo y vid, entre otros.

Viveros Enrique Bravo lidera este proyecto, cofinanciado por el Centro de Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) con fondos FEDER de la Unión Europea. En este proyecto también participa un grupo del  Instituto de Investigación de la Viña y del Vino de la Universidad de León. Precisamente, este grupo ha tenido que identificar previamente la población de bacterias endófitas que habitan en el xilema de portainjertos de vid para, finalmente, seleccionar el microorganismo bioindicador que servirá como modelo de estudio. Además, ha seleccionado la mejor metodología de inoculación para determinar la capacidad de colonización del interior del portainjerto de vid.

Gracias a estos avances, Viveros Enrique Bravo ya cuenta en sus instalaciones con un prototipo totalmente implementado con el que se realizará el tratamiento con agua caliente. Cabe destacar también que se han iniciado los análisis de termoterapia a nivel de laboratorio, a través de los cuales se espera poder obtener conclusiones más fehacientes en los próximos hitos. Por lo pronto, ya han comenzado los trabajos de aplicación de distintos tratamientos fitosanitarios en diferentes variedades y parcelas, esperando poder determinar la presencia o ausencia de enfermedades en las estacas y lograr así frenar el vector que transmite la enfermedad.