Care/Trimble MB 900*96 18-30/11

Actualidad

Lanzan una aplicación móvil para optimizar el fertirriego en olivar

Lanzan una aplicación móvil para optimizar el fertirriego en olivar

El grupo de investigación de Hidraúlica y Riegos de la Universidad de Córdoba acaba de lanzar una aplicación móvil, Reutivar App, que permite controlar y cuantificar la cantidad óptima de agua y fertilizantes en este tipo de sistemas de riego.

La finalidad de la herramienta es dotar de criterios científicos y objetivos el fertirriego, una práctica cada vez más común pero que a veces puede acabar en un uso excesivo de fertilizantes como el nitrógeno, que causan un impacto negativo en el medio ambiente.

El fertirriego permite aplicar de forma simultánea el agua y los fertilizantes necesarios a través de los propios sistemas de riego.

También, ofrece ventajas significativas con respecto a otros métodos tradicionales, pero su manejo requiere un cálculo preciso para que se realice de forma óptima y no se emplee más abono del que realmente necesita el cultivo.

La app, que será presentada para sistemas operativos Android el próximo mes de julio, forma parte del proyecto Reutivar (www.reutivar.eu), cofinanciado por la Junta de Andalucía y la Unión Europea, y tiene como objetivo desarrollar un modelo de riego sostenible basado en aguas regeneradas para combatir el déficit hídrico que sufren las cuencas andaluzas.

El Grupo Operativo está coordinado por Feragua (Asociación de Comunidades de Regantes de Andalucía) y cuenta como socios con la Fundación CENTA (Centro de las Nuevas Tecnologías del Agua), la Universidad de Córdoba y la Comunidad de Regantes Tintín (Montilla).

 

Referencias de las investigación

El trabajo, desarrollado a partir de la tesis doctoral de la investigadora Carmen Alcaide y en la que también han participado los investigadores Rafael González, Irene Fernández, Emilio Camacho y Juan Antonio Rodríguez, se centra en el olivar, clave en la economía del sur de España y el cultivo que más superficie de riego tiene y en total el que más volumen de agua demanda en la cuenca del Guadalquivir.

Además, la investigación se basa en el empleo de aguas residuales regeneradas para su uso en agricultura, aguas que ya incorporan cierto contenido de macronutrientes y cuya reutilización se ha convertido en una línea estratégica de la Unión Europea como es la bioeconomía, que permite, entre otros factores, hacer frente a la escasez hídrica.

La aplicación, que ha sido desarrollada con datos reales de calidad del agua de una planta piloto ubicada en Montilla (Córdoba), ofrece a las comunidades de regantes un calendario de riego y fertilización en tiempo real que incluye la cantidad óptima de abono recomendable. Para ello, realiza una serie de cálculos a partir de varios datos de partida como la evolución y estado nutricional del árbol, registros históricos e incluso pronósticos del tiempo.

“La herramienta permite reducir el empleo de fertilizantes, aplicar un riego controlado y una distribución adecuada a lo largo de la campaña, por lo que no solo supondrá un beneficio medioambiental sino también económico para las comunidades de regantes”, ha subrayado el profesor Juan Antonio Rodríguez.