GreenEnergy’21 1-7/3 MB 900*96

Actualidad

El Nodo Sur de EIT Food apoyará la transferencia de la innovación en el sector agroalimentario

El Nodo Sur de EIT Food apoyará la transferencia de la innovación en el sector agroalimentario

Madrid ha acogido esta mañana la presentación del Nodo Sur de EIT Food, la comunidad del conocimiento e innovación de la alimentación en Europa. Esta iniciativa, impulsada por el Instituto Europeo de Innovación y Tecnología (EIT), e integrada por empresas, start-ups, instituciones académicas y centros de investigación de toda la cadena de valor de la alimentación, tiene por objetivo transformar nuestro ecosistema de alimentos.

Formada por 50 empresas, universidades y centros de investigación europeos, EIT Food es una comunidad de conocimiento e innovación  que actúa de catalizador de la transformación del sistema alimentario mediante el apoyo a iniciativas innovadoras y económicamente sostenibles que favorecen el acceso a alimentos de calidad y mejoran la salud y el medio ambiente.

Luca Cocolin, Begoña Pérez, Filip Fontaine y Benoit Buntinx, durante la presentación.

El objetivo de EIT Food es desarrollar un sector alimentario altamente cualificado, que colabore con los consumidores para proporcionar productos, servicios y nuevas tecnologías que ofrezcan un estilo de vida más saludable para todos los ciudadanos europeos. Para ello, trabaja en cuatro pilares básicos para la organización: innovación, educación, comunicación y creación de negocio. EIT Food coloca al consumidor en el centro del proceso de cambio.

La estructura regional de EIT Food se extiende por toda Europa. Su sede central se ubica en Lovaina (Bélgica) y cuenta con cinco nodos. El Nodo Sur, que se ha presentado hoy en Madrid, integra socios de España, Italia e Israel, así como agentes de innovación locales (hubs de innovación) en Grecia, Italia, Portugal y Turquía. Con este consorcio se abren grandes posibilidades de colaboración y crecimiento.

En los próximos siete años, los 50 socios de EIT Food invertirán cerca de 1.200 millones de euros, a los que se sumarán otros 400 millones de euros financiados por el EIT.

EIT Food cuenta con seis objetivos estratégicos: aumentar la confianza del consumidor en el sistema alimentario, crear opciones de alimentación más saludables, conectar el sistema con el consumidor, mejorar la sostenibilidad, promover el emprendimiento y la innovación en el sector de la alimentación e impulsar la enseñanza en este ámbito a través de programas de capacitación avanzada.

 

El Nodo Sur de EIT Food

El Nodo Sur de EIT Food coordina las actividades de esta comunidad en España, Italia, Grecia, Israel, Portugal y Turquía, y tiene su sede en Madrid. La directora del Nodo Sur, Begoña Pérez, encargada de conducir el acto, ha explicado que Europa tiene ante sí el reto de hacer de la alimentación un eje estratégico de su desarrollo económico y empresarial.

La intervención de Pérez Villareal ha dado paso a las de otros altos cargos de EIT Food, Luca Cocolin, presidente de EIT Food CLC South y Filip Fontaine, CEO de EIT Food, quienes han insistido en la necesidad de incorporar nuevas ideas que hagan eclosionar la innovación en el sector alimentario, así como de la búsqueda de nuevos talentos para potenciar el ecosistema alimentario europeo.

Además, han enfatizado la necesidad de promover una profunda transformación, no solo de cómo se producen y consumen los alimentos, sino también de cómo las partes interesadas, incluidos los agricultores, las industrias y los consumidores, interactúan para dar forma e implementar nuevas ideas e innovaciones. “La complejidad y magnitud de los desafíos que enfrentamos es tal que solo una comunidad de socios confiables, que puedan trabajar juntos, podrá desarrollar y adoptar soluciones impactantes y disruptivas. La construcción de esta comunidad y ecosistema es la misión de EIT Food”.

Por su parte, Benoit Buntinx, director de Creación de Negocio de EIT Food,  ha llamado a aprovechar el territorio de oportunidad abierto para las empresas europeas en el campo de la alimentación. “El sector alimentario es muy atractivo en estos momentos para los nuevos emprendedores, así como para los fondos de inversión”, ha asegurado, al tiempo que ha explicado cómo desde EIT Food se apoya a los emprendedores con programas como EIT FAN (aceleradora de proyectos), el FoodSparks (fondo de inversión) o iniciativas como RisingFoodStars, la asociación de start-ups de EIT Food.

Maite Iriondo, estudiante predoctoral del Imidra, en el debate.

Por ejemplo, en el primer programa EIT Food de la aceleradora de start-ups, que se está desarrollando en este momento se han presentado 200 candidaturas, de las que se han seleccionado 40, que deberán competir entre sí durante los próximos cuatro meses y de entre las que finalmente 3 start-ups serán elegidas, cada una de las cuales recibirá 60.000 euros.

El evento ha concluido con un debate en el que han participado en la conversación Gemma Trigueros, coordinadora de alimentación de la OCU (que considera fundamental la labor de educar e informar al consumidor en un momento el que sobre todo impera la opinión); Pablo Gómez, director de I+D de Acesur, empresa socia de EIT Food; Antonio Vicente, CEO de Artificial Intelligence de AI Talentum, uno de los Rising Food Starts de EIT Food; Román Muñoz, gerente de la Asociación Empresarial de Industrias Alimentarias de la Comunidad de Madrid (Aseacam); y Maite Iriondo, estudiante predoctoral del Imidra, que trabaja actualmente en un proyecto para hacer más sanos los productos lácteos a partir de alperujo (en colaboración con Acesur) y fibras de frutas.