Agrialgae_Sup

Ayudas y PDRs

Ayudas a la primera instalación de jóvenes y a inversiones en explotaciones agrarias en Navarra

Ayudas a la primera instalación de jóvenes y a inversiones en explotaciones agrarias en Navarra

Dotadas con 13,5 millones de euros, estas convocatorias de ayudas que están incluidas en el Programa de Desarrollo Rural Navarra 2014-2020, permitirán la incorporación de jóvenes al sector agrario, el equipamiento de riego en la zona del Canal de Navarra y otras inversiones en explotaciones agrarias.

El servicio INTIA de Apoyo a la Creación de Empresas Agrarias ofrece asesoramiento en la tramitación de las ayudas para la primera instalación de jóvenes agricultores (Resolución 7E/2020) y para inversiones distintas a regadío en la zona del Canal de Navarra (Resolución 8E/2020).

A su vez, el servicio de Infraestructuras de Riego en Parcela y Energías Renovables de dicha sociedad pública, asesora en la tramitación de las ayudas para inversiones en equipamiento de riego para explotaciones agrarias en la zona del Canal de Navarra (Resolución 6E/2020) así como en la redacción de Proyectos y Direcciones de Obra. Ambos ofrecen un servicio de ventanilla única, con toda la información necesaria relativa a los pasos que se deben dar (incluyendo temas administrativos y de gestión, asuntos económicos, estudios de viabilidad), mediante un acompañamiento integral e individualizado.
 

Ayudas a la primera instalación de jóvenes

El plazo de presentación de solicitudes de estas ayudas finaliza el 11 de mayo y se deben presentar exclusivamente por internet, a través del catálogo de trámites del portal web del Gobierno de Navarra. Con esta convocatoria, dotada con 3,5 millones de euros, se apoya la incorporación al sector agrario de 93 jóvenes.

Podrán ser beneficiarias de estas ayudas las personas físicas con edades comprendidas entre 18 y 40 años que se instalen por primera vez en una explotación.

Junto con la solicitud, los jóvenes tienen que presentar un plan empresarial, que recoge el desarrollo de las actividades agrícolas o ganaderas que tiene previsto realizar.

El importe de la ayuda se establece en 37.276 euros que se abonará en dos pagos iguales (2021 y 2022) quedando el último pago supeditado a la correcta ejecución del plan empresarial. Se establece como fecha de finalización del plan empresarial el 1 de noviembre de 2022.

En todos estos pasos, el servicio de Apoyo a la Creación de Empresas de INTIA, permanece acompañando al o la joven que desee iniciar su andadura en el sector agrario con el objetivo de favorecer su incorporación a la actividad mediante explotaciones viables.
 

Ayudas a inversiones en explotaciones agrarias y a equipamiento de riego en la zona del Canal de Navarra

La línea de ayudas a equipamiento de riego en la zona del Canal de Navarra está dotada con 2 millones de euros y la del resto de inversiones en explotaciones agrarias con 8 millones de euros.

En ambos casos, el plazo de presentación de solicitudes finaliza el 8 de junio y se deben presentar exclusivamente por internet, a través del catálogo de trámites del portal web del Gobierno de Navarra.

Ambas ayudas tendrán la forma de subvención directa de capital, y se determinarán sobre los siguientes límites:

  • Volumen de inversión máximo auxiliable por persona beneficiaria y convocatoria: 100.000 euros por unidades de trabajo (UTA) de la explotación, determinadas tras la ejecución del plan de inversiones, con el límite de 800.000 euros en total
  • Volumen de inversión mínimo auxiliable por expediente: 7.500 euros; máximo de ayuda por persona beneficiaria y convocatoria: 300.000 euros; y máximo de ayuda por persona beneficiaria en el periodo de programación 2014-2020: 800.000 euros.

El abono se realizará en un único pago en 2021, previa verificación del plan de inversiones, cuya fecha limite se establece el 15 de septiembre de 2021.

Estas ayudas, orientadas a la modernización de explotaciones, buscan mejorar el rendimiento de las explotaciones agrícolas, favorecer su sostenibilidad y avanzar en la implementación de zonas de riego.

Como objetivos concretos destacan reducir los costes de producción, dotar a zonas de alta productividad agraria (Riego), adoptar técnicas innovadoras y mejoras medioambientales, mejorar las condiciones de higiene de las explotaciones y el bienestar animal, y el mantenimiento y creación de empleo en el sector, entre otros.