Confia en Michelin MB 900*96 5-11/12

Frutales

Ecofood 2023, una alianza para el desarrollo tecnológico en el sector agroalimentario

Ecofood 2023, una alianza para el desarrollo tecnológico en el sector agroalimentario

El proyecto Ecofood 2023 nace como alianza del sector agroalimentario para marcar una renovación completa en toda la cadena de valor, mediante la transformación ecológica y digital apostando por el desarrollo de proyectos de innovación. El objetivo fundamental con esta ‘renovación’ es impulsar la competitividad del sector agroalimentario español.

Dentro de esta iniciativa, se encuentran algunos retos tecnológicos generales (con perspectiva 2022-2030) que han identificado dentro del proyecto Ecofood. Entre ellos, está el salto a la economía circular con un incremento de la vida útil de los productos, reducción de recursos y residuos, y una reintroducción de los recursos utilizados (utilización de los subproductos). También una evolución cualitativa de la oferta como consumidores a la hora de demandar productos más saludables; una menor utilización del plástico; se trata de un sector que tiene un bajo grado de automatización a lo que, en paralelo, se encuentra la falta de mano de obra cualificada, con una falta de especialización y adaptación a las nuevas tecnologías; y uno de los ejes obligatorios de todo PERTE y, concretamente, del agroalimentario, la mejora de la trazabilidad y la seguridad alimentaria durante toda la cadena de valor.

Esta alianza, que se compone de cerca de 100 empresas, pretende desarrollar un modelo de producción sostenible, dar un salto definitivo a la transformación digital y la automatización de algunos trabajos realizados manualmente dentro de las empresas del sector agroalimentario. Además, se llevarán a cabo acciones de formación y transferencia de conocimiento para capacitar la mano de obra y conseguir un avance industrial dentro del sector manteniendo, a su vez, el valor añadido en los eslabones intermedios de la cadena de valor.

La propuesta de valor de Ecofood2023 implica abordar la I+D+i de las principales cadenas de valor del sector alimentario a través de 12 comunidades autónomas como la Comunidad Valenciana 36%, Cataluña 8%, Región de Murcia 21%, Galicia 3%, Castilla-La Mancha 6%, Madrid 14%, Castilla y León 3%, Andalucía 3%, La Rioja 2%, Asturias 2%, País Vasco y Extremadura.

Así, esta iniciativa propone trabajar en 41 proyectos coordinados, que cubren prácticamente la totalidad de avance tecnológico de nueve cadenas de valor estratégico para el sector como son el vitivinícola, las bebidas, las frutas y hortalizas, los productos cárnicos, los dulces, los lácteos, las panificadoras y la actividad de pesca.

El proyecto tractor EcoFood 2023 está liderado por dos consultoras especializadas una en la gestión de ayudas públicas a la I+D, AVS Consulting, y la otra, PONS IP, en la gestión de la tecnología y propiedad industrial respectivamente.  En una jornada celebrada el pasado 24 de octubre, ambas presentaron oficialmente los objetivos fundamentales de la iniciativa con la participación además de Miguel Garrido, presidente de CEIM, Luis Socías, jefe de la Oficina de Proyectos Europeos de CEOE, Ángel de Oteo de la DG de Agricultura, Ganadería y Alimentación, y Galo Gutiérrez, director General de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa del Ministerio de Industria.

 

EcoFood2023, convocatoria abierta

En la actualidad, el proyecto está en fase de captación de empresas españolas del sector agroalimentario que puedan estar interesadas en su incorporación, dado que el objetivo de los impulsores es lograr hasta 150 miembros antes de la presentación formal del proyecto al PERTE Agroalimentario dirigido al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, dentro del marco del Plan de Transformación, Recuperación y Resiliencia financiado por la Comisión Europea (CE), el cual cuenta con una propuesta que requerirá una inversión superior a los 100 millones de euros y supondrá la creación de cerca de 2.000 empleos directos y el mantenimiento de 4.500 existentes vinculados a las empresas que participan en dicho proyecto.

En este sentido, las empresas pueden participar con distintos grados de integración, con proyectos individuales, trasversales o coordinados, y siempre manteniendo la confidencialidad individual de su I+D+i y la reserva de su Propiedad Industrial. Gracias a Ecofood las empresas pueden definitivamente acceder a los fondos Next Generation, en una convocatoria que se publicará en noviembre 2022, y se resolverá el primer trimestre del 2023, según han informado representantes del proyecto.

Para cada uno de los sectores implicados, se desarrollarán proyectos de I+D+I que permitan incorporar nuevas tecnologías para áreas críticas como la trazabilidad alimentaria, la protección del medio ambiente o medidas de ahorro de energía con el objetivo de modernizar el sector a través de la innovación en la cadena de valor, la transición digital, la transición ecológica y acciones de formación hacia los empleados.

Nuria Marcos, directora general de PONS IP, apuntó que Ecofood es una gran oportunidad para acelerar la innovación de la industria agroalimentaria en su sentido más ampliando, impulsando aspectos como la trazabilidad alimentaria o la automatización de los procesos industriales hacia modelos más sostenibles. «En PONS IP trabajamos con empresas de este sector que ya están sensibilizadas con la gestión de la propiedad industrial como un factor fundamental dentro de sus sistemas de I+D+i. Ya están protegiendo sus marcas, su software, sus productos y procesos… Con esta iniciativa pretendemos ir un paso más allá y generalizar estas buenas prácticas”, afirmó Marcos.

Por otra parte, Raúl Natividad, CEO de AVS Consulting, incidió en que Ecofood es una oportunidad “sin precedentes” para las empresas industriales agroalimentarias de todo el país, y también para las empresas tecnológicas generalistas que desarrollan tecnológicas aplicables en el mundo agroalimentario. “Ecofood es, en definitiva, una plataforma flexible en la que la empresa podrá fácilmente emplazar sus avances en I+D+i, digitalización e inversiones en economía circular de los próximos tres años para alcanzar hasta un 70% de subvención”.

 

La importancia de la I+D en el sector agroalimentario

La inversión interna en investigación y desarrollo (I+D) en el ámbito agroalimentario en 2020 fue de 845 millones de euros, lo que supone un incremento del 3,6 % respecto al año anterior y del 13 % con relación a la media de los últimos cinco años. Esta cifra representa el 5,4 % del gasto total nacional en actividades de I+D interna en España en 2020, según el estudio “La Innovación en el Sector Agroalimentario”, que el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) ha publicado en su página web.

A escala europea, España está calificada en 2020 como un país “innovador moderado”, pues ocupa el puesto número 16 en el conjunto de la UE-27, tanto en el gasto público en I+D (0,54% s/PIB frente a media UE 0,73% s/PIB), como en el gasto en I+D del sector empresarial (0,70% s/PIB frente media UE 1,46% s/PIB).

En España hay 2.103 empresas en el sector agroalimentario que desarrollan innovación tecnológica, con un gasto de 959,4 millones de euros. Destaca el papel de la industria agroalimentaria, tanto en número de empresas (1.490, el 23% del total de empresas de la rama con más de 10 asalariados) como en gasto (799 M€, 4,7% del total del gasto en innovación), solo superadas en el sector industrial por las industrias farmacéutica y de vehículos de motor.

En España, el sector agroalimentario lo conforman 914.000 explotaciones agrarias y ganaderas, más de 30.200 industrias y 24.000 tiendas comerciales. En 2021 supuso el 9,2% del PIB total español y generó 2,3 millones de empleos directos e indirectos. Además, es el cuarto mayor valor de producción agraria de la Unión Europea, con más de 56.000 millones de euros.

Más información en: www.ecofood2023.com