Recambio agrícola y accesorios MB 900*96 22-28/11

Comunidad

Sweet Palermo Chocolate, la nueva variedad de pimientos por la que ha apostado La Unión

Sweet Palermo Chocolate, la nueva variedad de pimientos por la que ha apostado La Unión

Francisco Miranda es agricultor y lleva más de 20 años trabajando como director técnico en empresas de producción agrícola de alta tecnología. Actualmente, es responsable de los cultivos en la finca experimental de La Unión, una organización comercializadora de frutas y hortalizas, ubicada en El Ejido, Almería. En ella tienen diferentes tipos de cultivo y diferentes variedades (pepinos y tomates) pero hay uno por el que han apostado fuerte y es el pimiento Sweet Palermo Chocolate.

Elena Martín Seseña. Redacción

“En La Unión estábamos buscando un producto que nos diferenciara del resto. Nos decantamos por el pimiento de la variedad Sweet Palermo Chocolate por su gran calidad”, ha destacado Francisco. Reconocido por su color marrón chocolate y de estructura alargada similar a una guindilla, “este pimiento sorprende a todo el que lo prueba tanto por sus propiedades organolépticas como por su sabor dulce, su textura y su olor”, ha afirmado el director técnico de La Unión.

Y es que, este producto es más dulce, o casi igual, que un melón (9-12ºBrix) ya que su concentración de azúcar es de 12ºBrix, muy por encima de otras variedades de pimiento en las que su promedio es 6ºBrix. La razón de que este producto sea tan dulce, en gran medida, es debido a la variedad, pero también es muy importante el manejo agronómico que el agricultor lleve a cabo durante el cultivo.

Por otra parte, para conseguir ese sabor característico de la variedad, el pimiento tiene que estar cosechado en su punto óptimo de maduración, ya que si se hace antes no habrá completado la concentración de los azúcares y tendrá las particularidades de un pimiento común.

 

Buenas prácticas agronómicas

La Unión ha diseñado un programa de manejo agronómico concreto para esta variedad resultado de tres años de ensayos. El objetivo es garantizar los mejores rendimientos de cultivo y la calidad del producto. Este plan se centra fundamentalmente en el equilibrio nutricional de la raíz de la planta, teniendo en cuenta métodos apropiados en el manejo de los recursos del suelo y del agua.

Este programa se ha diseñado durante tres campañas consecutivas en las que el objetivo, según ha destacado Francisco, era dar con las mejores prácticas posibles para esta variedad. El primer año probaron con un manejo estándar y observaron que la variedad tenía un buen comportamiento de crecimiento y de producción, y siguieron con ello.

El segundo año hicieron un manejo específico, ajustando la composición nutricional del suelo y del agua a las necesidades de la planta. Para ello, a través de análisis físico–químicos periódicos de la raíz podían ver el comportamiento de esta, en relación a la acumulación de sales y la absorción de nutrientes, entre otros parámetros.

El tercer año, teniendo ya más datos sobre el cultivo, establecieron unas prácticas más precisas y decidieron trasladar el cultivo de la finca experimental a un invernadero convencional de 18.000 m2 ubicado en la misma zona para empezar a obtener producciones y comercializar el producto. En la campaña de este año esperan obtener 180.000 kg de pimiento Sweet Palermo Chocolate.

“Con el diseño de este programa de manejo para el pimiento Sweet Palermo Chocolate ya podemos ofrecerles una opción más a los agricultores que forman parte de La Unión, para que ellos también puedan seguir cultivándolo”, ha apuntado Francisco, añadiendo que, para cubrir la demanda, ya hay varios agricultores interesados que empezarán muy pronto a cultivar esta variedad.

 

Un cultivo más sostenible

Un punto importante de este cultivo es que no se utilizan productos de síntesis, aunque no está certificado como cultivo ecológico. “Hemos demostrado que, utilizando prácticas de precisión dentro de un programa de manejo específico, se pueden conseguir cultivos más sostenibles”, ha subrayado el agricultor, añadiendo que han sustituido el aporte de sustancias químicas en la raíz de la planta por tratamientos preventivos compuestos de microorganismos beneficiosos (hongos, bacterias y protozoos).

“Como ejemplo destacable en cuanto a buen comportamiento en la cobertura de la planta, hemos seleccionado determinadas fitobacterias y determinados hongos como Trichoderma harzianum (Cepa T22) que se asocia a la raíz y ayuda al cultivo a combatir las enfermedades. Es una maravilla”, ha destacado Francisco.

De esta forma, cuando hay una biota adecuada en la rizosfera, la planta es capaz de asimilar nutrientes que de otra manera no podría hacerlo y esto repercute directamente en el producto. “Cuando hemos hecho análisis nutricionales del pimiento Sweet Palermo Chocolate, en su composición siempre destaca el contenido en vitaminas que no tienen otros cultivos la familia de las solanáceas, ha afirmado el director técnico de La Unión.

 

Agricultura de precisión en la gestión de recursos hídricos

En el cultivo de Sweet Palermo Chocolate, La Unión utiliza un sistema de riego por goteo asociado a un sensor de radiación solar que condiciona el inicio de riego en base a la concentración de radiación de luz solar que registre diariamente. Esta tecnología les permite controlar el drenaje de agua y hacer aportaciones cortas evitando que la planta experimente estrés hídrico y tratando de ahorrar recursos.

“Trabajamos con un drenaje corto y así aprovechamos más el agua, dada su escasez en la zona. Además, esta es la única manera de controlar el cultivo y que la planta tenga lo que necesita”, ha afirmado Francisco. De esta forma, los días soleados riegan más y los días nublados, como la radiación es menor (no hay concentración en el lector de radiación solar) el riego también lo es.

Entre los beneficios que puede aportar esta variedad al agricultor está el de la disminución de producto de segunda categoría, siendo la mayoría de la producción de primera categoría, lo que favorece su comercialización. “Normalmente, el 20% del producto que sale del invernadero es de segunda categoría. Si se lleva a cabo nuestro plan de manejo agronómico con esta variedad de pimiento aumentará el porcentaje de productos de primera categoría”, ha apuntado Francisco.