Cripthum MB 900*96 25-31/10

Herbáceos

Identifican las 15 variedades de trigo español con mayor potencial

Identifican las 15 variedades de trigo español con mayor potencial

Investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) han analizado 189 variedades tradicionales de trigo, hasta llegar a esta selección que ofrece un gran potencial para el sector productivo agrícola y el mercado de elaboración de panes y otros productos tradicionales.

Uno de los principales desafíos de la mejora vegetal es desarrollar cultivos que respondan a los retos de la agricultura: seguir aumentando su producción de forma sostenible en un contexto desfavorable debido al cambio climático y a la reducción de la superficie cultivable.

Con este objetivo investigadores de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica, Alimentaria y de Biosistemas (ETSIAAB) de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) han analizado un total de 189 variedades tradicionales de trigo blando, constatando la gran variabilidad genética que presentan para caracteres agronómicos y de calidad, e identificando 15 de ellas que destacan por su potencial para ser utilizadas en la industria panadera.

“Desde la Revolución Verde, la base genética de las variedades se ha ido reduciendo, al emplearse un bajo número de variedades élite en los programas de mejora. En este sentido, las variedades locales de trigo, cultivadas durante siglos de forma tradicional a lo largo de la geografía española, muestran una alta adaptación a diversas condiciones ecoclimáticas y a sistemas agrícolas de bajos insumos, y representan una fuente de variabilidad genética muy valiosa aún por explotar en programas de mejora”, ha explicado Matilde López Fernández, del Grupo de Investigación “Mejora Genética de Plantas” de la ETSIAAB y la principal autora de este trabajo.

El reto, no obstante, es que para hacer un uso eficiente de la variabilidad descrita es necesaria una exhaustiva caracterización genotípica y fenotípica previa. Y eso es precisamente lo que hicieron los investigadores con el objetivo de identificar aquellas variedades que ofrecían un mayor potencial.

Para desarrollar este trabajo, los investigadores seleccionaron estas variedades tradicionales de trigo blando, provenientes de la colección del Centro de Recursos Fitogenéticos del INIA, que cubren toda la diversidad ecológica y geográfica de España, y que se estructuran en cuatro poblaciones genéticas diferenciadas.

Durante cuatro años realizaron ensayos de campo en los que se evaluaron caracteres relacionados con la calidad panadera medida a través de la fuerza del gluten y su contenido en proteína, y en cuanto a su rendimiento. Estos datos se compararon con los obtenidos en un grupo de 18 variedades comerciales modernas, también incluido en el trabajo.

“El estudio de la variabilidad de las gluteninas de alto peso molecular, las proteínas que más afectan a la calidad panadera, mostró la gran diversidad genética presente en la colección y permitió encontrar variabilidad anteriormente no descrita. Por otro lado, se evaluó el efecto de esa variabilidad en la fuerza del gluten”, ha explicado Patricia Giraldo, otra de las investigadoras de la ETSIAAB participantes en el trabajo.

 

Variedades que destacan poro su calidad, contenido en proteína y rendimiento

Los investigadores encontraron diferencias significativas en la calidad de las harinas debidas a la diferente composición en gluteninas. También constataron la buena calidad de algunas de las variantes específicas de la Península Ibérica.

Todo ello permitió seleccionar 15 variedades locales que destacaban por su buena calidad panadera, contenido en proteína y rendimiento, que van a analizarse en profundidad en ensayos de campo, para evaluar su uso directo en sistemas de cultivo en ecológico, basado en variedades tradicionales.

“La comparación entre las variedades locales y modernas, ofrece valores significativamente más altos para algunos componentes del rendimiento y para el contenido en proteína en las tradicionales. Todo ello, avala el gran potencial de esta colección para su uso en programas de mejora”, ha explicado Giraldo.

“La utilización de variedades locales en programas de mejora requiere de este tipo de caracterizaciones previas que valide el potencial de ese germoplasma. Este estudio ha puesto de manifiesto el gran valor de las variedades locales españolas de trigo como recurso fitogenético utilizable por los mejoradores para el desarrollo de nuevas variedades y también como recurso científico-técnico para la búsqueda de nuevos alelos relacionados con caracteres de interés”, ha añadido la investigadora de la ETSIAAB.

Para los autores, la importancia de estos resultados, publicados en la revista Plants y que forman parte de la tesis doctoral de Matilde López Fernández, contratada predoctoral del Programa Propio de la UPM, radica en las posibilidades que plantea de cara a mejorar la calidad de los panes y aumentar el rendimiento de los cultivos.

“Además de su aplicación en programas de mejora, tras la validación en ensayos de campo de las 15 líneas identificadas, estas podrán ser de gran interés para el sector productivo agrícola que opera con técnicas de manejo ecológico por su excelente adaptación a sistemas agrícolas tradicionales de bajos insumos, y ser destinadas al mercado de elaboración de panes y otros productos tradicionales”, han afirmado desde el grupo de trabajo.

López-Fernández, M.; Pascual, L.; Faci, I.; Fernández, M.; Ruiz, M.; Benavente, E.; Giraldo, P. Exploring the End-Use Quality Potential of a Collection of Spanish Bread Wheat Landraces. Plants 2021, 10, 620. https://doi.org/10.3390/plants10040620