Cripthum MB 900*96 22-29/9

Comunidad

Agrointelligent presenta una nueva plataforma para la gestión de los purines

Agrointelligent presenta una nueva plataforma para la gestión de los purines

Agroxcontrol es una plataforma para el control y la gestión de los purines. Permite a los profesionales de la ganadería y de la agricultura su valorización y optimización como fertilizante agrícola, evitando los problemas medioambientales que causa su gestión como un residuo. Roberto Sanz, ganadero y agricultor turolense, ha explicado su experiencia con esta novedosa tecnología, la cual ha sido seleccionada como finalista en los premios SIMA Innovation Awards 2021 en la Feria de Paris (SIMA), Francia.

Elena Martín Seseña. Redacción.

Agroxcontrol es una solución digital creada por la empresa Agrointelligent para mejorar el seguimiento y la divulgación de las aplicaciones de purines, facilitando así la relación entre el ganadero, el agricultor y las autoridades administrativas. Esta aplicación es compatible con cualquier sistema de esparcimiento del mercado y, por tanto, puede establecerse en cualquiera de ellos.

Roberto Sanz ha instalado esta aplicación en sus cubas de purín y está muy contento con los resultados. Es un agricultor cerealista y ganadero de porcino desde hace 23 años, junto con su hermano Miguel Ángel y su sobrino Miguel.

Los tres cuentan con dos explotaciones en intensivo de porcino con capacidad para 5.300 plazas en total que distribuye en cuatro naves. También tienen otra explotación de reciente construcción dirigida por su sobrino con 2.000 plazas. En las tres alberga animales desde 20 kg a 120 kg.

En cada explotación tiene una balsa grande donde recoge y almacena los purines que sus animales producen al año. Estas tres tienen una capacidad de 2.500 m3, 4.000 m3 y de 4.500 m3, respectivamente. La cantidad de purín que generan aproximadamente está entre 5.500 y 6.000 m3.

“El futuro del sector porcino depende de los ganaderos y somos nosotros quien tenemos que hacer las cosas mejor respecto al medio ambiente y confiar en las herramientas innovadoras. El purín no es un residuo, hay que tratarlo como un fertilizante. En mis campos, yo lo utilizo como fertilizante orgánico y siempre en su cantidad justa gracias a los datos que me ofrece Agroxcontrol”, afirma Roberto.

En su faceta como agricultor, en la que también realiza trabajos a terceros, Roberto se encarga de 560 hectáreas de cereales en secano (una parte propia de 90 ha y el resto en arrendamiento).

En estas superficies siembran cebada, centeno, trigo, triticale y leguminosas (guisantes y colza) y en cada cultivo se lleva a cabo un plan de abonado específico y preciso dependiendo de la calidad del purín, ya que es fundamental conocer el contenido de nutrientes que tiene para una correcta fertilización en campo y para aprovechar al máximo su capacidad.

“Cuando estás aplicando un fertilizante en campo y no sabes cuál es su composición puedes estar abonando en exceso, lo que implica que estés gestionando un residuo”, afirma Roberto, añadiendo que la diferencia entre lo que se está haciendo y lo que se va a hacer a partir de ahora gracias a esta aplicación está en el manejo del purín: de tratarlo como un residuo a manejarlo como un fertilizante.

 

Cómo saber la calidad del purín en tiempo real

Los purines contienen importantes nutrientes que usados como fertilizante mediante aplicación al suelo favorecen el crecimiento y rendimiento de los cultivos. No obstante, el contenido de nutrientes del purín es muy heterogéneo. Su composición de nitrógeno (N), fósforo (P) y potasio (K) varía principalmente según la especie animal, el tipo de alimentación, tipo y estado de las instalaciones, el régimen de estabulación, la época de aplicación y el tiempo de permanencia en la fosa o balsa, entre muchos otros factores. Fuente: Joana Parera Pous.

“Cada cultivo necesita una determinada cantidad de nitrógeno, pero normalmente en el caso del purín y sobre todo en las zonas vulnerables a nitratos hay una cantidad permitida por cada tonelada de cereal que se produce. Normalmente, para una producción de 3.000 kg/ha, se permiten aplicar 120 unidades fertilizantes de nitrógeno, aunque en la parcelas que ellos gestionan no se llega a esta cantidad (lo normal es no sobrepasar las 90 o 100 unidades fertilizantes de nitrógeno por hectárea en el abonado de fondo, aunque después si es necesario se aplica algo más en cobertera, decisión que depende también de otros factores)”, apunta Roberto.

Y es que, la solución Agroxcontrol gestiona todo el ciclo de vida de los purines, desde su recogida en las instalaciones del ganadero hasta su aplicación en la parcela del agricultor. De forma totalmente automatizada, permite: indicar el lugar de carga de los purines, así como su destino y difusión; calcular en tiempo real la composición del purín cargado y así validar la conformidad en relación con el Plan de Estiércol; modificar la cantidad de purín en tiempo real y la difusión en relación con las necesidades de la parcela; registrar automáticamente las transacciones realizadas en un cuaderno de difusión digital (dependiendo de la normativa local), y enviar automáticamente la declaración a las autoridades administrativas.

La aplicación mide la calidad del purín a través de un conductímetro que se pone en marcha al inicio de la carga de la cuba. Por otro lado, a través de unas tablas mide los niveles de fósforo y potasio. Cada vez que cargan una cuba, el sistema analiza el purín y ofrece una media de la calidad del mismo en unidades de fertilizante de nitrógeno por metro cúbico (UFN/m3).

Además, introduciendo los datos de la parcela en la que se va a aplicar el fertilizante (hectáreas y producción estimada real) el programa muestra la cantidad de purín que permite la Ley aplicar por hectárea en dicha parcela.

Todos los datos se almacenan en la nube. Con un código para cada agricultor y para cada ganadero, estos pueden acceder y descargarse los datos en tiempo real. El sistema acumula los datos, que sirven para analizar cada situación y, sobre todo, para que la aplicación del fertilizante orgánico sea más precisa.

Agrointelligent es una empresa fundada en 2019 por tres socios, los hermanos López Plumed (Félix, Miguel y Juan) y Ricardo Martínez Clerigué, este último fallecido lamentablemente el pasado mes de junio (2020). Se dedica al desarrollo y fabricación de soluciones tecnológicas para el sector primario, con especial interés en el medio ambiente y la economía circular.

La empresa tiene su sede en Monreal del Campo (Teruel) y un centro de I+D+i en Teruel capital, contando actualmente con ocho trabajadores. En su plantilla se encuentran ingenieros electrónicos, agrónomos, informáticos, etc. que son los encargados del desarrollo y fabricación de los productos de las empresas.

Esta tecnología ha sido seleccionada como finalista en los premios SIMA Innovation Awards 2021 en la Feria de Paris, Francia (SIMA), quedando entre los 40 preseleccionados de entre más de 100 aspirantes. El jurado fallará los premios el próximo 22 de abril 2021, después de un proceso de presentación más exhaustivo con demostraciones de producto, pruebas de campo, etc.