Cripthum MB 900*96 22-29/9

Actualidad

Puritermia, la nueva energía limpia que reduce las emisiones y mejora el bienestar animal

Puritermia, la nueva energía limpia que reduce las emisiones y mejora el bienestar animal

La puritermia es un ejemplo de aplicación de la energía geotérmica en las explotaciones porcinas de las principales integradoras del sector ganadero, que facilitará un ahorro en el consumo energético y confortabilidad de las cerdas y los lechones proporcionando una menor dependencia energética y una gran ayuda en la descarbonización por el menor uso de energía.

La Comisión Europea (CE) ha establecido una lista de acciones en la futura PAC que permitirá a los agricultores y ganaderos ser compensados a través de los ecoesquemas para contribuir a una producción más sostenible. La puritermia es un ejemplo de prácticas sostenibles que está basada en el aprovechamiento de la temperatura del purín.

Concretamente, se trata de una instalación de calefacción con geotermia desarrollada por una empresa española especializada en energía geotérmica dedicada al sector porcino (Isbran), que consiste en extraer el calor de las fosas de purines, refrigerar el purín y, así, reducir las emisiones generando un ambiente mejor para trabajadores y proporcionando bienestar a los animales.

Responsables de la compañía han informado que “esta captación o aprovechamiento de calor revierte en la realidad en un descenso de temperatura del purín y el agua que retorna desde la bomba en el circuito lo hace a temperatura de menos de 0º, dando lugar a un suelo radiante bajo la losa de hormigón de la nave de la granja que refrigera los purines. La reducción de la temperatura del purín tiene un efecto directo en la reducción de emisión de gases como el amoníaco, el metano y el óxido nitroso, en consonancia con la MTD n.º 30 que propone como técnica para la reducción de emisiones la refrigeración de los purines”.

La refrigeración de purines es una de las técnicas propuestas para la reducción de emisiones (amoniaco, metano y oxido nitroso). Los proyectos de calefacción en granjas de maternidad y transición con bombas geotérmicas pueden captar en su circuito primario el calor de las fosas de purín en las diferentes naves. Al mismo tiempo, este circuito enfría los purines, bajando la temperatura hasta niveles donde las emisiones se reducen en más de un 70%.

 

Ventajas 

Los sistemas basados en la captación del calor del purín para calefacción y refrigeración de puritermia presentan un ahorro energético (un ahorro que representa casi un 80% de la factura energética en calefacción); reduce la huella de carbono (la disminución en la emisión de CO se traduce en una menor dependencia energética al tener que contratar menor potencia fija eléctrica; sostenibilidad ambiental (las emisiones del interior de las naves, donde se refrigera los alojamientos de purín, se reducen hasta un 70%; bienestar animal (en el interior de las naves, al reducir las emisiones en los alojamientos de purín, los animales respiran un aire de mayor calidad y tienen menos estrés ambiental); y, por último, la responsabilidad social corporativa mejora, las personas que trabajan en las instalaciones de la granja lo hacen en un mejor ambiente.

“Los beneficios resultan evidentes: una inversión reducida del circuito de captación, rapidez de montaje en el momento de la construcción de la nave, calor constante de los purines haciendo trabajar a la bomba con mayor eficiencia, menor dimensionamiento de potencia en la Bomba Geotérmica y mejora el bienestar animal y del ambiente de las salas de la granja”, han explicado responsables de la compañía, añadiendo que otra ventaja es que gracias al sistema hidráulico es posible acumular calor permitiendo seleccionar el horario donde el coste de la potencia sea más económico para generar calor.

“Estas instalaciones en las nuevas explotaciones requieren una menor inversión y obtienen un mejor resultado, además cumplen las normas europeas en materia de bienestar de los animales y reducción de emisiones”, han apuntado desde Isbran.