Agricultura Moderna MB 900*96 1-14/8

Actualidad

Validan una alternativa de papel al acolchado agrícola de plástico convencional

Validan una alternativa de papel al acolchado agrícola de plástico convencional

En el marco del proyecto LIFE AgroPaper, financiado por la Comisión Europea (CE) e iniciativa del Grupo Smurfit Kappa, se han presentado los primeros resultados de la utilización del acolchado de papel AgroPaper en diferentes zonas climáticas y para diferentes cultivos. El objetivo de este estudio es validar una alternativa de papel al acolchado agrícola de plástico convencional.

Al evento de presentación, que tuvo lugar el pasado 17 de mayo, acudieron representantes del Gobierno de Navarra, entre ellos, el Consejero de Desarrollo Económico y Empresarial, Mikel Irujo, acompañado por técnicos de Medio Ambiente junto con la dirección general de Smurfit Kappa Kraft Especialidades, Rafael Sarrionandia, CEO Kraft Specialties, y Pedro Mendarozketa, director General de SK Sangüesa.

El proyecto LIFE AgroPaper ha sido reconocido con varios premios de innovación sostenible. Además, obtuvo la máxima calificación como proyecto de I+D por el Gobierno de Navarra en el año 2018 y fue galardonado con los Premios Europeos de Medio Ambiente en el año 2020.

Durante los últimos dos años desde que comenzó el proyecto, los socios que conforman el consorcio han aunado sus esfuerzo para conseguir validar una alternativa de papel 100% renovable y compostable para los agricultores que deseen cultivar de forma sostenible y medioambientalmente responsable.

“El Proyecto LIFE AgroPaper, además de contribuir al fomento del uso del acolchado de fibra vegetal en detrimento del uso de cubiertas plásticas, aportará a los/as productores/as información técnica fiable y comprobada sobre la viabilidad del uso del acolchado de papel en diferentes condiciones edafoclimáticas y sobre sus posibles impactos positivos en suelo y la sanidad de los cultivos”, han señalado desde el equipo del SEAE.

Según ha explicado Carlos García, investigador principal del proyecto desde CEBAS-CSIC, AgroPaper también pretende aprovechar la incorporación al suelo de carbono orgánico procedente de la celulosa, para favorecer uno de los servicios ecosistémicos más importantes: incrementar el secuestro de carbono en los mencionados suelos donde se incorpora el papel, contribuyendo a mitigar el cambio climático.

Durante el encuentro, los socios productores Florette, Grupo AN y Floréale han explicado los motivos de su compromiso con el desarrollo del acolchado de papel y la puesta en marcha de pruebas en sus cultivos.

“Hemos estado implementando este material en distintos tipos de cultivo en varios puntos geográficos de diferente climatología, como Navarra y Murcia. Observamos que el papel conserva gran parte de las ventajas del plástico convencional en su aplicación en la agricultura. También valoramos positivamente que sea respetuoso con el entorno y que no haya que retirarlo tras la recolección, ya que es totalmente compostable”, ha señado Hassen Merdassi, jefe de proyectos y desarrollo de Florette.

Sergio Menéndez, project manager de Grupo AN, ha apuntado que su equipo ha apostado por la innovación en su compromiso con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), para buscar alternativas que sean sostenibles de manera medioambiental, económica y social como esta de reducir el uso de plástico convencional.

Desde Floréale en Francia han explicado que se involucraron en el proyecto testando el papel en nuestras condiciones para lechuga, batata, cebollina o calabacín, porque saben que la cobertura de los cultivos es eficaz para controlar malas hierbas y calentar el suelo. “La solución nos parece muy interesante porque es una materia biodegradable, renovable y proveniente de una agricultura sostenible (FSC)”, han destacado desde Floréale.

En el evento también hubo espacio para explicar y debatir sobre la situación actual del mercado del acolchado agrícola, junto a los retos futuros en la legislación.